Ir al contenido principal

RIP PSOE: No se ha suicidado, lo han apuñalado por la espalda.




“No gana Susana Díaz, gana Mariano Rajoy”, titula un artículo describiendo lo que pasó ayer, sábado 1 de octubre de 2016; una triste fecha para los socialistas, con carné o no, pero de corazón e ideas. Para Íñigo Sáenz de Ugarte, ayer fue el día en el que “El PSOE decidió suicidarse”, ambos en eldiario.es. En Público, otro de los referentes de la información digital no sometida a las mafias del sistema, Jorge Bezares, en su columna “Tiros de papel titula: “Suicidio socialista”. Por su parte, el exmilitar Luis Gonzalo Segura razona en su columna que “El régimen, 35 años después, a un paso de culminar otro golpe”.

El artículo de Segura tiene fecha de hoy, día 2, cuando el golpe del establishment ya se ha culminado, dejando al PSOE desarbolado a merced de una derecha que se fue infiltrando en su seno desde 1974, casi año y medio antes de que el dictador muriese en la cama de un hospital, pero cuando ya los poderes internacionales tenían muy claro que España tenía que homologarse, sin dar disgustos al capitalismo, a las libertades europeas. La socialdemocracia de Willy Brand, por una parte, y la CIA por la otra, o, tal vez conjuntadas, se pusieron a ello y eligieron para culminar su proyecto a un gris abogado sevillano, no excesivamente ideologizado dentro del Clan de los Sevillanos, donde personajes como Rodríguez de la Borbolla -al que Felipe y Guerra se cargarían años después políticamente hablando- o el ugetista Nicolás Redondo procedente de la federación vasca- tenían más peso en el PSOE del interior.

Mas, sin embargo, el elegido fue Felipe González, el cáncer que comenzó a destruir al PSOE hasta llegar al día de ayer, cuando una de sus más fieles incondicionales, carente, como González, de la menor ética socialista, Susana Díaz, la representante de esa formación a la que la prensa cavernaria y los poderes fácticos siempre han alabado porque es ‘de los suyos’ se hizo con el poder del PSOE para ponerlo de felpudo de los intereses del partido más corrupto que ha padecido este país en siglos, el PP, a los pies de los inicuos empresarios del IBEX y de la Conferencia Episcopal, de la derecha rancia y beata en suma, que viene enseñoreándose en el poder de este país, sin solución de continuidad desde la caída de la República y antes de la existencia de ella, siglos y siglos. Los mismos de atrasos, analfabetismo y resignación que muestra ahora un pueblo al que se le han arrancado las posibilidades de tener un gobierno que trabaje para la ciudadanía por mor de los intereses de los de siempre.

Lo sucedido en las últimas semanas el en PSOE, culminado ayer con la renuncia de un Pedro Sánchez a punto de formar un gobierno de progreso, que el negociador con millonarios y mediador con dictadores, Felipe González, no podía tolerar porque hubiese perjudicado a sus amigos poderosos del sistema y el capitalismo salvaje, condena al partido fundado por Pablo Iglesias Posse a la desaparición.

En los próximos comicios, se celebren en breve o no, su candidato, elegido a imagen y semejanza de los de la derecha, un Fernández Vara, chaquetero del PP, o una Susana Díaz, amiga de procesiones y toreros, tendrán los votos de tan solo los escasos militantes -una ínfima parte de seguidores de los traidores al socialismo- que apoyaron la maniobra para desalojar a Sánchez de la Secretaria General. El resto, el alto porcentaje de los que lo eligieron en primarias, y miles de votantes que creyeron que su gestión y capacidad de pactos con la izquierda de Podemos podría suponer un gobierno progresista se siente ahora tan frustrados y doloridos que, si la candidata del PSOE es en unas próximas elecciones Susana Díaz, es posible que cuente con el voto cautivo de los andaluces, como sucede en la región que preside. El resto de socialistas o se irán a Podemos o existirá una escisión.

El PSOE, manipulado por Felipe González, al que cabe preguntarse qué perjuicios le causo que Pedro Sánchez no se abstuviera para que gobernarse Raxoi, como lamentó dando el pistoletazo de salida para acabar con Sánchez, ya no será lo mismo nunca más.

Si los que ayer ganaron el Comité Federal y posiblemente se abstengan en la investidura de Raxoi, después de que, posiblemente, pacten que no se celebren elecciones para no culminar el descalabro total de esa formación, a cambio de que no lleve a cabo una oposición molesta y deje hacer al PP, mientras los líderes socialistas siguen gozando de los momios de las puertas giratorias y demás sinecuras e inmunidades, han hundido al PSOE para muchos decenios.

Y no, no es que se haya suicidad como dicen algunos artículos de opinión: lo que ha sucedido es que lo ha apuñalado por la espalda un grupo de traidores y emboscados de la derecha. RIP PSOE  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…