Ir al contenido principal

…Y el PP se compró unos cuantos socialistas.



Cuando Pedro Sánchez estaba a punto de conseguir los apoyos suficientes para formar un gobierno alternativo al de Raxoi, al del IBEX y los recortes que han llevado a casi catorce millones de ciudadanos a la miseria, a carecer de una Educación y una Sanidad verdaderamente efectivas y realmente públicas, al de una Reforma Laboral hecha a la medida de unos empresarios más parecidos a señores feudales que a patrones modernos, un grupo de ¿socialistas?, críticos con la dirección, han frustrado todas las esperanzas de millones de ciudadanos.

Cuando estaba a punto de cambiar un poco este país para mejorar las condiciones del pueblo y que fuésemos más libres y más dignos, una colla de barones y ejecutivos de ese partido, ¿socialistas?, encabezados por la impresentable Susana Díaz, han dado un Golpe de Estado sin precedentes en el seno del PSOE. Golpe de Estado que no lo es solo en la organización interna, si no en todo el país al que condenan a la vuelta de la opresión del partido corrupto, descendiente del franquismo fascista: El PP.

Los Golpes de Estado no son lo que eran, al menos en esta parte del planeta: no han salido los tanques a la calle, no se han disparado tiros, aunque si se vienen dando muchas virtuales puñaladas por la espalda. No se han llenado de presos los recintos deportivos ni se han cerrado medios de comunicación, ¿para qué por otra parte si todos ellos se afanan en criminalizar, o aún insultar a Sánchez, como hace el otrora progresista El País? El Golpe ha sido limpio, a pesar del inmundo comportamiento de los causantes de la traición a un Secretario General avalado por un alto número de militantes socialistas.

La dimisión de 17 miembros de la actual Ejecutiva, liderados por ese trasunto de Esperanza Aguirre, versión andaluza y torera -como la marquesa consorte- que es Susana Díaz, culmina una traición intolerable para los votantes y militantes socialistas que no comparten su ideología, si es que la señora Díaz y sus seguidores tienen alguna diferente de su ansia de poder, que no resulta soportable.

La explicación a tal traición, la intervención torticera de un Felipe González vendido años ha al capitalismo salvaje como asesor de millonarios y mediador con los gobiernos más abyectos y dictatoriales del planeta, negociante de terrenos con príncipes árabes y sátrapas marroquíes, el abandono irrazonable y estúpido de algunos varones que, con su actitud lo único que van a lograr es perder el poder en los territorios que gobiernan, al concitarse la lógica enemistad de los partidos de izquierdas que les dieron su apoyo al ver cómo destrozan cualesquiera posibilidades de alternativas al PP, solo la tiene en que esos barones impresentables que han frustrado las expectativas de millones de ciudadanos de verse libres del PP, la más corrupta de todas las formaciones europeas, se han dejado comprar por el poder del dinero y las promesas de ellos sabrán qué sinecuras.

Es de esperar que la militancia socialista, evidentemente a la izquierda de esos miserables traidores vendidos al IBEX y al PP, logren poner las cosas en su sitio y el PSOE vuelva a ser la formación de socialdemócrata de verdad, en la que todos soñamos un día.

Tal vez, después de este maremoto que está sufriendo el partido liderado, hasta el momento, por Pedro Sánchez, recobre su identidad librándose de todos esos barones y críticos que se afanan por hacerle el trabajo sucio al PP y la ciudadanía pueda contar con un PSOE fuerte y de izquierdas, como no lo ha sido nunca desde el Congreso de Suresnes, cuando Felipe González, entregó la formación liderada por Llopis a los alemanes y la CIA. 

Comentarios

  1. Un artículo superior, de los de antaño.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los de antaño? ¿me encontrabas más flojita ultimamente?
      Un abrazote

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…