Ir al contenido principal

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?




Los políticos perdedores de las elecciones no quieren significarse, ni poner en duda la limpieza de una jornada electoral que dejó, además de un poso de amargura en toda la izquierda, la sospecha de si esos resultados que han dado 137 escaños al PP, con subida de votos en feudos en los que tradicionalmente era vapuleado por el electorado, se debe a que este es masoquista, o si hubo algo sospechoso en el recuento de votos, tan distante a las predicciones de las encuestas.  

Que con la que ha estado cayendo sobre el PP en las últimas semanas, con lo conocido en Catalunya de las conspiraciones del peor y más filofascista ministro del Interior padecido en los últimos treinta y ocho años, Jorge Fernández Díaz, el PP haya subido en votos y en escaños en esos territorios, resulta, como poco, surrealista. El electorado catalán ha sido, desde siempre, muy desafecto al PP, los de derechas votaban a Convergencia i Unió, y cuando la coalición se disgregó siguieron votando a esa formación en todas sus variantes del Jxsí, o, los más españolistas, a Cs. Que el resultado en la actual coyuntura haya dado al PP un escaño más, y casi 200.000 votos más que en el 20D parece increíble.

Similar situación se produjo en Andalucía, feudo histórico del PSOE, donde el PP fue la formación que más escaños y votos cosecha el 26J. En estos comicios el partido liderado por Mariano Raxoi sobrepasó al PSOE en tres escaños y casi cien mil votos más que los socialistas. Algo huele raro en estas elecciones.

En Internet se hizo viral la carta de un presidente de mesa, publicada en principio como una reflexión en Facebook, y recogida posteriormente por el diario digital Público, en la que afirma, entre otras cosas: "He alucinado con las enormes fallas del sistema, si hubiera querido, yo mismo hubiera alterado los resultados. A la hora de la verdad, el control es mínimo". Y añadía: "Pensad en un pueblo o ciudad pequeña de esas de la España profunda donde todos se conocen, se juntan los tres de la mesa y rellenan lo que les sale de los huevos porque no hay que entregar luego los votos para demostrar nada". Y su conclusión resultaba demoledora, tanto que ha hecho sospechar a muchos que tras los resultados inesperados del PP existe algo más que el castigo a la izquierda o la abstención que solo a ella perjudicó: "Vamos, que supongo que ahora entenderéis mejor porqué gana las elecciones un partido corrupto y por qué no quieren hacer que el voto sea electrónico (sería mucho más barato, sí, pero demasiado fiable)" concluía.

Otra anécdota, de las que seguramente se produjeron miles, sucedió en el Rincón de Ademúz, concretamente en la localidad de Castielfabib, donde votan muchos de los residentes en pedanías de ese enclave. Una votante preguntó, con aire despistado, cuántas casillas se marcaban en las papeletas del Senado. El interventor del PP -no los había de otras formaciones- afirmó, sin rubor alguno, “puedes marcar los tres, dos, uno o ninguno”. Y ya habría tenido el PP el voto nulo de una votante de Podemos que, a pesar de su pregunta retórica, sabía muy bien a quién iba a votar.

Que para muchos ciudadanos la limpieza de las elecciones de 26J no está del todo clara da una idea la iniciativa de la organización Avaaz.es que, bajo el epígrafe “Autoridades españolas y europeas: Auditoría Elecciones Generales 26-J”, consiguió cerca de 100.000 firmas en menos de 24 horas.

El estrepitoso fracaso de las encuesta, incluyendo las realizadas a pie de urna, hacen sospechar que algo no cuadra en los resultados de unas elecciones en las que el encargado político de su limpieza, Fernández Díaz, está comprobado por las conversaciones filtradas por Público, entre él y el jefe de la Oficina Antifraude catalana, su nulo sentido democrático -aparte de haber sido el factótum de la Ley Mordaza- y sus inclinaciones franquistas, dado que él mismo proclama que acude a meditar a la tumba del dictador genocida, y que la empresa encargada del recuento de votos está ligada a la trama Púnica, a lo que se puede sumar que, dentro de la Junta Electoral, suele haber mayoría de magistrados afines al PP e indiferentes a la corrupción de ese partido. Con esa confluencia de situaciones se puede sospechar cualquier cosa.

La otra alternativa, que realmente el pueblo español haya votado como reflejan los resultados, aumentando el número de electores afines al PP, y por el contrario desafectos a la izquierda, que deja, de nuevo, la posibilidad de gobernar a un partido que, además de corrupto, acabó con los derechos de los trabajadores, los sueldos dignos, las libertades formales y aumentó de un modo inhumano la brecha social, llevando a la pobreza al 28% de la población al tiempo que el número de millonarios crecía hasta el 40% en la legislatura 2011-2015, lleva a la triste conclusión de que este es un pueblo de borregos carentes de dignidad y hasta de sentido de la supervivencia.

Aún queda por ver si la izquierda es capaz de sumar los suficientes votos para, al menos, impedir que en esta nueva legislatura el PP no perpetre una política antisocial y represiva. Y aunque siga gobernando Mariano Raxoi, con su corte de corruptos, su financiación ilegal y todas las ilegalidades cometidas por esa formación, y por la que no le han hecho pagar unos ciudadanos con más rasgos de súbditos que de personas libres, no disponga de una mayoría apabullante que le permita gobernar a golpe de Real Decreto.

O de ucases, como los zares de la antigua Rusia.

http://www.publico.es/politica/carta-viral-presidente-mesa-demuestra.html
https://secure.avaaz.org/es/petition/AUTORIDADES_ESPANOLAS_Y_EUROPEAS_Auditoria_Elecciones_Generales_26J/?pv=0



 Si ayudas a otros medios ¿por qué no colaborar con este blog? Esta periodista no recibe retribución alguna por sus escritos y percibe una pensión no contributiva de miseria. Si quieres contribuir a la libertad de expresión, y echar una mano a una periodista en la miseria, puedes hacer una aportación a la cuenta del Banco de Santander
C/c 0049 1608 04 2790044982
IBAN ES36 0049 1608 0427 9004 4982




Comentarios

  1. Querida Luisa te pongo una reflexión que he puesto hoy en facebook
    Creo que nos lo tenemos que hacer mirar todos, incluídos esa espantosa cifra de 10.435.955 que no fueron a votar, amén de los 178.531 votos en blanco y los votos nulos que fueron 225.888.
    Esta ley electoral que tenemos es una trampa inaudita para un sistema llamado democrático. Y a propósito del Ministerio del Interior, eso es otro cantar de los cantares. Aquí no dimite nadie. Y otra cosita más sin importancia en esta ley electoral los votos cosechados que no han obtenido escaño han sido 592.757, que sumados a los votos nulos y en blanco arrojan la no desdeñable cifra de 997.166 que se han ido a la basura.
    Estoy muy cabreado con este sistema electoral que nadie quiere reformar desde tiempo inmemorial. ¿Para cuando las listas abiertas?¿Para cuando una única circunscripción? ¿Para cuando el voto electrónico? En Hacienda ya casi todo el mundo tiene que apoquinar por internet. ¿Por qué no se puede votar con un sistema análogo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre tus palabras están llenas de sensatez, al igual que esas preguntas que lanzas al viento, porque ningún político parece dispuesto a responderlas. Y así seguiremos, frustados, viendo como la derecha nos machaca gracias a una ley electoral injusta, las sospechas de fraude y la incuria de mucho cobarde con miedo a que 'los rojos' les quiten la pensión.

      Este país no parece tener arreglo, querido amigo.
      Me llevo a mi posteo tus cifras. Gracias por hacerme el trabajo ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…