Ir al contenido principal

De los falsos papeles de Inda a las cintas del juez Alba. Todo vale para desprestigiar a Podemos.



Existe un poema, atribuido errónea y frecuentemente a Bertolt Brecht, pero cuyo autor fue el clérigo protestante Friedrich Gustav Emil Martin Niemöller, que dijo no haberlo escrito como poema si no como parte de un sermón antinazi, dado que su posición fue siempre la de enfrentarse a las tiranías. El poema dice así: Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, /guardé silencio, /porque yo no era comunista, /Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, /guardé silencio, /porque yo no era socialdemócrata, /Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, /no protesté, /porque yo no era sindicalista, /Cuando vinieron a llevarse a los judíos, /no protesté, /porque yo no era judío, /Cuando vinieron a buscarme, /no había nadie más que pudiera protestar.

Recuerda ese poema de Niemöller la persecución sistemática a base de insidias, difamaciones, conspiraciones y descalificaciones desatadas contra los integrantes de Podemos por parte de la reacción, ya sea esta política, mediática o judicial. El camino emprendido por quienes consideran que todo vale para abatir al enemigo es el camino que lleva a las dictaduras y a los absolutismos.

Primero irán a por los miembros de Podemos, ahora también contra los de Izquierda Unida, en coalición con la formación morada. Pero mañana pueden ir a por los socialistas. De hecho, muchos tendrán memoria de las descalificaciones e insidias surgidas a raíz del 14 de mayo cuando Zapatero ganó las elecciones. Fueron años en los que Aznar proclamaba que los autores del 11M “no debían andar en desiertos muy remotos ni en montañas muy lejanas", y El Mundo, de José Pedro Ramírez, sacaba cada día una exclusiva en la que aseguraba que el atentado más sangriento sufrido en la capital del Estado tenía ramificaciones en ETA y en el propio Zapatero. Nadie estará libre de la persecución de un poder que no se resigna a cederlo y que emplea cualesquiera medios para mantenerlo.

Hace unos días, esa vergüenza para el oficio periodístico que es Eduardo Inda, fabricaba unos papeles falsos usando informaciones de YouTube con las declaraciones de una periodista exiliada en Miami y la colaboración de un alto cargo de la oposición a Maduro para implicar a Pablo Iglesias y su familia en un caso de cuentas en paraísos fiscales y de haber cobrado una astronómica cantidad de dinero de un ministerio venezolano cuyo nombre ni existe justamente el día que se daba de alta Podemos como partido político. 

Hoy, el diario.es, da cuenta de la sinvergonzonería de un juez, que tendría que estar ya expulsado de la carrera judicial, porque se han descubierto unas grabaciones en las que el juez Salvador Alba, además de insultar gravemente a la diputada y exjueza Victoria Rosell, a la que califica comouna cabrona, una hija de puta, pero que me da lo mismo” con el fin de involucrarla en un caso de prevaricación y persecución a un empresario cuyo caso sigue abierto, pero que desde el PP se pretendía procesar a Rosell por haber dilatado el proceso, cuestión que el CGPJ desestimó.

Aparte de eso la diputada Rosell fue criticada, insultada y amenazada con frecuencia por las fuerzas de seguridad del aeropuerto de Las Palmas, creando incidentes que luego eran difundidos por la prensa cavernaria, tergiversando y ridiculizando todo cuanto eran capaces, y lo son de mucho. 

La consigna de los poderes fáctico -que no son ya ni los militares ni los obispos-, si no los empresarios del IBEX, los defraudadores de dinero público, los que se acogen a amnistías fiscales y tienen empresas offshore en cualesquiera de esos países que permiten toda clase de ilegalidades económicas y fiscales, es la de criminalizar a Podemos, si no hay causas reales contra sus integrantes se inventan. Cualquier día alguien dirá que Pablo Iglesias desayuna niños crudos, o que tritura cachorritos por diversión, dependerá del grosor del sobre que cualquier político entregue al pseudoperiodista cavernario de turno.
  
Cualquier invención, cualquier difamación les resulta útil a un entramado de mafiosos que, según denuncia el juez Joaquín Bosch, Presidente de Jueces para la Democracia, y reverso de la moneda del impresentable Salvador Alba, puesto que Bosch es un hombre honrado y que no tiene nunca pelos en la lengua a la hora de denunciar las injusticias e ilegalidades que se producen en este país, emitía, en nombre de la asociación que preside, un comunicado en el que explica que hay informaciones que debe conocer la sociedad, esas que hurta la prensa cavernaria a los ciudadanos para dar cuenta de las maldades inventadas contra los dirigentes de Podemos.

“Una información que debe conocer la sociedad” decía Bosch: la OCDE y otros organismos internacionales han emitido diversos informes sobre las enormes cifras de blanqueo de capitales que se producen en nuestro país, sin equivalentes en el ámbito europeo. Ello se debe a la falta de investigaciones efectivas de los órganos del Ministerio de Economía y a unas normas penales muy benignas. Son numerosas las organizaciones criminales que vienen aquí para aprovechar esas condiciones favorables. El blanqueo también está vinculado a los delitos de corrupción. Esta realidad, unida a la existencia de paraísos fiscales, facilita una corrupción estructural. Desde Jueces para la Democracia rechazamos la dureza de las penas contra la marginación social y su levedad contra la alta delincuencia política y económica.”

Si en este país los jueces se ocupasen de los asuntos como los señalados por Bosch, que denuncia con frecuencia injusticias y situaciones insostenibles en una sociedad civilizada, y no existiesen tramposos como Salvador Alba, al que, seguramente, el CGPJ se piensa una temporada si sancionar o llevar a los tribunales, y al final la cosa quedará en nada, teniendo en cuenta que goza de la amistad del dimisionario offshore José Manuel Soria, recibido en tierras canarias por sus correligionarios con aplausos en lugar de con diatribas, esta sociedad sería más decente y más limpia. 

Los ciudadanos tenemos en nuestra mano echar del poder a esa asociación de malhechores que durante cuatro años ha beneficiado a sus amigos, ha manipulado la información, ha vulnerado las libertades y se ha reído de los ciudadanos.
Porque si tomamos la actitud que describe Niemöller en su poema, corremos el riesgo de que cuando la injusticia o la difamación nos roce, no exista ya nadie para defendernos.


Esta periodista en paro no recibe retribución alguna por sus escritos. Si quieres colaborar a que su vida sea un poco menos difícil puedes hacer una aportación a la cuenta del Banco de Santander
C/c 0049 1608 04 2790044982
IBAN ES36 0049 1608 0427 9004 4982


Comentarios

  1. .
    http://www.abc.es/espana/abci-ministro-chavez-dice-ceps-cobro-mas-fondos-venezuela-y-no-pago-impuestos-201605130540_noticia.html
    .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…