Ir al contenido principal

Las cuentas de Panamá, las mentiras sobre Podemos y los necios crédulos.




Resulta mucha casualidad que al día siguiente de conocerse las cuentas offshore que facilitan unos abogados panameños, desvelada por un colectivo de periodistas que se dedican a investigar este tipo de iniquidades y trampas de los poderosos del mundo que, parafraseando a Carlos Marx, al que detestan, se dijeron para sí “defraudadores del mundo, uníos”, se pusieron a ello, los medios de la caverna resuciten una vieja falacia sobre la financiación de Podemos.

Los implicados en el sucio negocio de sacar dinero de sus países para evadir impuestos toca a muchos sinvergüenzas de infinidad de países. De momento el único que ha dimitido ha sido el primer ministro islandés porque en ese país no se andan con remilgos, y después de que abandonase las cámaras cuando estaba siendo entrevistado y a pesar de que anunció en un primer momento que no presentaría la dimisión, la ciudadanía le ha obligado, del mismo modo que en el pasado se negó a rescatar bancos y metió a los banqueros en la cárcel.  

En nuestro país, sobre el que el diario alemán Der Spiegel decía hace meses que no dimite ni dios, los nombres que han surgido, hasta el momento, no afectan a políticos, excepto a la mujer de Arias Cañete, lo que viene a ser lo mismo que el propio Cañete, individuo vinculado a negocios sospechosos de todo tipo como denunciaron en el pasado algunos medios y la organización ecologista Greenpeace. Aunque el escándalo vino de la mano de la realeza, porque en esas listas aparece el de la hermana del rey emérito que, curiosamente, cerró su empresa el mismo día que dimitió Juan Carlos I, tras mantenerla abierta casi el mismo tiempo que duró el reinado de su egregio hermano.  

Ante tamaño escándalo, que demuestra que en general en los países capitalistas donde se recortan derechos a los ciudadanos, como en el Reino Unido, con la presencia del padre de Cameron en esos negocios ominosos, o de un amigo cercano al presidente ruso Putin, los mismos políticos que exigen sacrificios a sus pueblos se montan en el dólar, el euro o el balboa -moneda panameña, aunque para sus transacciones financieras ese país opere con el dólar- para robar a los ciudadanos lo que de los ciudadanos es.

Esa gentuza, y quienes los justifican a veces por gozar ellos mismos de esos privilegios, o simplemente porque se dejaron manipular por la prensa al servicio de los intereses financieros de los poderosos, son los que, en momentos de descaro, y cuando creen que nadie les oye, argumentan que se llevan el dinero porque no tienen por qué, con lo que es suyo, solucionar los problemas de los desfavorecidos que, según esos monstruos, están en la situación que sufren porque no saben ni se esfuerzan para salir de ella. Convencidos de que con su dinero no han de contribuir al bienestar de los desarrapados a los que desprecian, sin asumir que el pago de sus impuestos también revierte en su propio beneficio, no solo en la sanidad pública, que solo utilizan cuando tienen un muy grave problema de salud que no es capaz de solucionar la medicina privada, sino en las infraestructuras que utilizan, aeropuertos, autopistas, puertos deportivos y un sinfín de estructuras que usan en mayor medida que los desfavorecidos que no pueden pagarlas, como, por ejemplo, un billete de primera clase en el AVE que pagamos todos y de los que solo se benefician ellos. Mas les da lo mismo, imbuidos como están de que el dinero público ha de ser suyo por mucho que lo aporten los desfavorecidos.

Ante esta situación de avasallamiento y latrocinio que lleva a cabo el poder, la prensa, toda ella al servicio de esos clanes de poderosos que todo lo compran, incluido el pensamiento de mucho necio, desvían sistemáticamente la atención de tanto crimen económico, de tanta insidia financiera, de tanto manejo fiduciario acusando sin pruebas e irrazonablemente a Podemos de financiarse con dinero del malvado Hugo Chávez. Dan por cierta una información encargada ad hoc por el PP, acusando a esa formación de financiarse ilegalmente -la sartén dijo al caldero- curiosamente en unas fechas en las que ni por asomo se pensaba que iba a existir Podemos. El argumento que utilizan los detractores pagados por los evasores de impuestos, ladrones de toda laya y lameculos a su servicio, como Marhuenda o el impresentable Eduardo Inda, es que Chávez dio el dinero para que Podemos convirtiese a España en otra Venezuela, por a saber qué arcano el fallecido mandatario tenía interés para tal cosa.

Mas la capacidad de manipulación solo es comparable con la necedad de quienes se dejan manipular con tales falacias. Lo curioso, y lo triste, no es que los manipulados sean personas proclives a aceptar tales insidias por su antipatía ideológica por lo que supone la búsqueda de la justicia social, la desaparición de la corrupción o la necesidad de un Estado menos desequilibrado. Son personas -se las puede leer con frecuencia en Facebook- que a pesar de su supuesta inteligencia y formación, que se reputan de socialistas, creen a pies juntillas las burdas mentiras de la prensa, cuyos hilos manejan aquellos que se verían perjudicados por la existencia de un Gobierno progresista, los evasores de impuestos, los propietarios de dinero offshore y cuentas en Suiza, vía Panamá, e incomprensiblemente, como si fuesen beneficiarios de esos momios, y no sufrieran las carencias de la sanidad y la escuela pública, pensiones de miseria y otras injusticias sociales, hacen oído, con su escasa inteligencia, a las mentiras que urden quienes les roban y quienes les sirven. 

Hace años se decía que no había nadie más tonto que un obrero de derechas, ahora va a haber que decir que no hay nadie más necio, de mente más feble e inteligencia limitada a la de un pollito recién salido del cascarón, que aquellos que hacen oídos a las falacias contra el único partido que podría sacarles de su miseria.

O tal vez no son tan necios, sino unos redomados hipócritas que se presentan como gente normal y tienen millones de euros en cuentas en paraíso fiscales. En caso contrario tendrían que hacérselo mirar por un buen psiquiatra.

Si queréis colaborar económicamente a la supervivencia de esta bloguera podéis hacer una aportación a la
C/c 0049 1608 04 2790044982
IBAN ES36 0049 1608 0427 9004 4982

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…