Ir al contenido principal

Adiós Torrevieja, adiós

                                                                              Foto Luisa Sánchez
En 1955 el humorista y dramaturgo Friedrich Dürrenmatt escribió una tragicomedia titulada “La visita de la vieja dama”, que posteriormente sería llevada al cine por Bernhard Wicki y protagonizada por Ingrid Bergman y Anthony Quinn. El argumento gira en torno a una mujer que debe dejar la localidad en la que vive, humillada y derrotada, para regresar, muchos años después, siendo una potentada decidida a vengarse de todos cuantos le hicieron daño en el pasado.

Va a ser difícil que esta periodista devenida en bloguera tenga la oportunidad en un futuro de regresar a esta ciudad en la que en los últimos tiempos tanto se me ha humillado y hecho sufrir convertida en una potentada, o en periodista famosa y con poder, que es algo que los políticos temen mucho, para vengarme de aquellos que me hicieron daño, creo que más consciente que inconscientemente, porque de haberlo hecho sin darse cuenta lo único que puedo pensar es que han sido unos ineptos incapaces de ejercer el cargo que las urnas les proporcionaron.

Pedí ayuda a Bienestar Social, y la concejala de ese área se desentendió, arguyendo que eran los técnicos los que decidían. Ella, Africa Celdrán, está siempre muy ocupada con la concejalía de Festejos, que es más divertida...que decidiesen otros.Y decidieron. Pese a la promesa del Alcalde de que el Ayuntamiento abonaría los meses de alquiler atrasados, Bienestar Social solo abonó una parte de los cuatro meses adeudados. Tres meses y no la totalidad, lo que dio lugar a que mi casero se rebotase e iniciase un proceso de desahucio por sentirse engañado ya que yo le había dicho que le pagaría el Consistorio los cuatro meses que debía. La asistente social - de la que he de decir que muchas personas se han quejado de su trato humillante y despreciativo-, llegó a decirme que yo no entendía lo que leía, que carecía de comprensión lectora, cuando le quise mostrar un artículo que hablaba de las ayudas que iba a dar el consistorio. Es más, aseguró, rotunda y con delectación morbosa, que quien cobra una pensión, por muy precaria que esta, sea no tiene derecho a solicitar ningún tipo de ayuda. Falsedad que corroboré en la página de la Generalitat que afirma que ese tipo de ayudas se concede a personas cuya renta no supere la cuantía anual de 5.000,00 €.,“Se supone que con esa pensión -321euros- tienes que pagarte el alquiler, la luz, el agua y la comida”. Y nada de Internet ni escribir, que eso es para ricos...

Los concejales del Pentapartito con dedicación exclusiva, por cierto, ganan 3.250 euros al mes, aunque algunos no la totalidad de esa cantidad. El alcalde renunció a su sueldo. Pero es lo mismo, desde luego no están instalados en la miseria.. Cuando en alguna ocasión, superando el sentimiento de humillación, pedí ayuda nunca podrían hacerlo...o, magnánimos,  daban algo con la misma actitud de quienes dan limosna a la puerta de cualquier iglesia.Alguno hubo que tuvo la desfachatez de asegurarme que 'estaba pasandolo mal, igual que yo'. Concejales o asesores, cuyos salarios siempre superan las cuatro cifras. Insolidaridad o indiferencia. Ausencia de empatía en cualquier caso.

Desde diciembre, casi seis meses, estuve suplicando un alquiler social. Nadie me hizo caso “eso va muy despacio, Luisa, no hacemos privilegios con nadie”. Nunca lo pretendí. Pretendí que reconocieran que fui víctima de la censura, la persecución y la venganza contra quien se partió el pecho luchando por ser veraz y honesta haciendo un trabajo que, al fin y a la postre, en algo beneficiaría a quienes entonces eran oposición. Que proporcionasen una solución habitacional a la que cualquier ciudadano tiene derecho según la Constitución. Pero la Concejalía de Vivienda se dedica a otros menesteres...al Turismo, a promocionarse en la prensa, a ignorar las llamadas de auxilio. La concejala y su asesora, Silvia, no están para preocuparse por los problemas de una vieja periodista perseguida.

Daba igual. Tuve la ilusión de verme restituida en algún puesto de trabajo. Di la lata, supliqué, casi lloré pidiendo que me devolviesen la voz y la palabra. Inútil, a Don Alejandro Blanco, concejal, entre otras áreas, de Cultura, no le gusta buscarse problemas, está muy a gusto con Francisco Reyes, no sea que los patanegra del pueblo le censuren quitar de la dirección del Vista Alegre a ese peón sin formación alguna. Y, enfermo de arrogancia, no perdona que no se le cite como el mejor y más guapo de los ediles.

Me aislaron, me ignoran, me miraban cada vez que acudía al Ayuntamiento, la casa de todos en teoría, con la expresión de ‘ya está otra vez aquí esta pesada”. Un impresentable que hace las labores de secretario o cancerbero del Alcalde, José Manuel Dolón, me echó de la Alcaldía con las humillantes palabras “aquí no se viene a pedir ni a dar la lata”. Creo que se llama Israel y es un maleducado.

Fanny, África, Alejandro… sois los responsables de que tenga que irme de Torrevieja. Añoraré sus playas y sus atardeceres rojos, su Parque Natural y los escasos amigos que dejo aquí. -No estás entre ellos, Oscar, estuvo muy feo que me olvidaras a la hora de presentar tu libro- pero no os añoraré a vosotros. Sois unos malos gobernantes. Gobernar es ocuparse de los problemas de la gente, no como dijo otra concejal “nosotros no estamos para solucionar problemas personales” ¡Claro que estáis para eso! 
 Estáis para solucionar los problemas de las personas en riesgo de exclusión, no para haceros fotos enseñando las piernas o disfrazados de Elvis, o queriendo mucho, de boquilla, a los animales domésticos, o proclamando la igualdad de todos los ciudadanos y la honestidad de vuestro comportamiento. Alardeando de dar vuestro dinero a ONGs dejando desasistidas a las personas con nombres y apellidos.

Adios Torrevieja, adios. Ciudad inhóspita e insolidaria, poblada por ‘patas negras’ que se creen superiores y que miráis con desprecio a los que vinimos aquí a intentar trabajar e integrarnos en una sociedad cerrada, que no da oportunidades más que a sus amigos. 

Comentarios

  1. Hola Luisa, Pues metela una demanda por desprecio y fraude, mediante la ley natural, a ver si tiene huevos. slds.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…