Ir al contenido principal

La falsa igualdad los españoles que invocan quienes no creen en ella o una breve lección de historia.




                                                                                             Foto L.S
PP, Ciudadanos, algunos representantes del PSOE se oponen a un pacto con Podemos con el argumento de que la formación de Pablo Iglesias quiere ‘romper España’, monumental falacia que vienen utilizando, desde hace años, los que quieren una España desigual y absolutamente asimétrica.

Pablo Iglesias, que es un Estadista, sabe bien que empecinándose en la prohibición de referendos en los que las nacionalidades del Estado se pronuncien se mantendrá en enconamiento enquistado desde la mal llamada Transición, o como bien la define mi amigo Javier Marcos Angulo, la transición no transitada. 

Invoca la derecha centralista y de derechas, incluida Susana Díaz, que escuchar las pretensiones territoriales de los catalanes supondría bendecir la desigualdad entre los españoles. Argumentos que no emplean, ni rechazan a la hora de dar por buenos el Concierto vasco o los fueros navarros. 

La historia de este país, que los políticos y periodistas manipuladores ignoran y con la que intentan manipular, aprovechando que los planes de estudios a lo largo de la democracia fue una asignatura que se impartió malamente, y muchas veces pasando por periodos históricos de importancia capital para entender el presente por encima, no instruyendo a los educandos sobre uno de los capítulos más negativos de nuestra historia, pese a que algunos pseudoperiodistas de la caverna bendigan un acontecimiento que dio lugar a la pérdida de derechos por parte de muchas regiones o nacionalidades de este país e hizo verter mucha sangre. 

Aludo al ‘Decreto de Nueva Planta’ promulgado por el nefasto primer Borbón, Felipe V, puesto en el trono de las Españas tras la guerra de Sucesión española que enfrentó a toda Europa y en la que vencieron las fuerzas del Rey Sol, Luis XIV, del que era nieto Felipe de Anjou, que reinaría como Felipe V. De la debilidad mental de ese monarca da idea su fin: enfermó de erisipela porque sentado ante una chimenea que daba demasiado calor fue incapaz de moverse hasta que el cortesano encargado de ella apareció al cabo de horas, actitud muy propia del ser enfermo de debilidad mental y abulia que fue el francés.  

El nefasto primer Borbón fue el promulgador del Decreto de Nueva Planta, que supuso para la Monarquía Hispánica la pérdida de sus posesiones europeas y la desaparición de la Corona de Aragón, y poniendo fin al modelo «federal» de monarquía, o «monarquía compuesta», de los Habsburgo españoles, en las que se respetaban las peculiaridades legales de fueros y lenguas de los distintos territorios que formaban parte de la riqueza y peculiaridades de un país de países.

Ante ese exiguo conocimiento de la historia de España, que tendría que explicarse con paciencia a quienes hablan de la desigualdad de los españoles que desean que sean respetadas sus leyes y sus lenguas, habría que recordarles que la desigualdad que se sufre en este país no está en que todos los territorios tengan las mismas peculiaridades legales o la misma lengua que, dicho sea de paso, algunos malintencionados ignorantes, siguen definiendo como ‘dialectos’.

Habría que exigirles a quienes invocan esa ‘igualdad entre españoles’ para oponerse a un partido de coalición entre PSOE y Podemos, que se enterasen de que la desigualdad que existe en este país no tiene nada que ver con que los navarros tengan sus propios fueros, o los vascos gocen de un Concierto Económico, al que no ponen peros, ni que los catalanes se pronuncien sobre si quieren independizarse o, sencillamente, lo que reclaman es hacer oír su voz. 

La desigualdad no está en esas peculiaridades si no en la tremenda brecha social que denuncian organizaciones tan poco sospechosas de izquierdismo como Cáritas o Intermón OXFAN, que informan en serios estudios de que el número de pobres actualmente en nuestro país alcanza cifras cercanas a los veintiocho millones de españoles, por cierto, de todas las autonomías, tengan fueros o idiomas propios, o peculiaridades legales. 

Al tiempo, esa desigualdad que se viene profundizando desde 2008, aunque brutalmente en los años de gobierno del PP, propició que el número de millonarios aumentase en los últimos años en un 40%, y existen 178.000 personas que cuentan con rentas superiores a los 50.000 millones de euros, en tanto los sueldos de los trabajadores españoles no suelen superar los seiscientos o setecientos euros, si tienen mucha suerte, pues existen miles de trabajadores que no llegan ni a la mitad del salario mínimo interprofesional que se cifra en 655,20 euros y que la mayoría de empresarios critica por encontrarlo excesivamente elevado. 

Esa, señores defensores de la unidad patria, es la verdadera desigualdad entre españoles, no las peculiaridades territoriales de las nacionalidades o regiones, y de esas serían de las que tendrían que preocuparse a la hora de pensar en pactos y poner líneas rojas a aquellos partidos responsables de la dramática situación de millones de españoles a los que la cacareada unidad patria, y la supuesta igualdad territorial de los territorios de este país de países les trae al fresco porque, lo que esperan de un Gobierno, es que les saque de la real desigualdad, la del dinero del que carecen millones en tanto 178.000 personas atesoran a manos llenas para sus caprichos, lujos y obscenas conductas en tanto miles de personas mueren a causa de la pobreza energética, de la desesperación ante la pobreza que conlleva desahucios o imposibilidad de adquirir los medicamentos inasequibles que necesitan y que el actual Gobierno en funciones estuvo negando durante cuatro años. 

Esa es la desigualdad contra la que tendría que lucharse. Porque al 28% de españoles en el umbral de la pobreza le importa un ardite que se rompa España o que venga Maduro o el mismísimo diablo, con tal de que solucionen su drama.

Pido ayuda a mis amigos y lectores. Este mes, por un error de la SS he cobrado tan solo 311 euros de pensión, el banco me quitó 40 de un descubierto, y el teléfono fueron 85 euros. No he podido pagar el alquiler. No tengo dinero ni para comer y medicar a Jaimito que está enfermito de anemia y del corazón.
Ayudarme por favor.
C/c 0049 1608 04 2790044982
IBAN ES36 0049 1608 0427 9004 4982




Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…