Ir al contenido principal

Mientras los partidos políticos se miran el ombligo la CEOE planea abusar aún más de los trabajadores.



El mismo día en el que los medios se dedicaban a hablar de las rastas de un diputado de Podemos, o del niño de Carolina Bescansa, de los olores y atuendos de los diputados de la formación morada, y de las salidas de tono de las ‘damas’ de la derecha, ya fuesen políticas como Villalobos y los piojos, o el delicado olfato de la caduca periodista Pilar Cernuda, que sin duda prefiere oler el Eau Sauvage de Dior, entre otros aromas masculinos en los caballeros, o cualesquiera perfumes que usen las señoronas diputadas del PP, desde el Opium a Carolina Herrera pasando por los aromas de Guerlain, la patronal CEOE se lanzaba, sin que la prensa le prestara la menor atención, a reclamar más esclavismo del que ahora existe, al pedir, con toda la desvergüenza de la  que son capaces los negreros, perdón, empresarios españoles, más recortes y maltratos a los trabajadores.

Así, el señor Rosell, don Joan, empresario y presidente de numerosas empresas, periodista frustrado y en la actualidad presidente de la CEOE -esa asociación de patronos presidida anteriormente por el delincuente Díaz Ferrán, que mientras saqueaba sus propias empresas recomendaba que los asalariados trabajasen más y cobrasen menos, con el propósito, sin duda, de desfalcar más de lo que lo hacía-, presentaba el mismo día en el que los medios aburrían, o pretendían distraer la atención de la ciudadanía, con olores, rastas indumentarias inadecuadas o bebés lactantes, un documento elaborado, dicen ellos que para el Ejecutivo, seguramente con la pretensión, o la futesa idea de que quien llegue a La Moncloa sea su querido Mariano Raxoi que, durante los pasados cuatro años gobernó a golpe de indicaciones de las empresas del IBEX o de la señora Merkel, servidora ella de la banca teutona.

La CEOE pretende que el nuevo Ejecutivo, que ellos quieren con olor a rancio por muchos perfumes caros con los que se adornen los políticos de la derecha, que este apruebe un contrato temporal sin causa, con una duración máxima de dos años, contratos formativos más flexibles y con salarios por debajo de los convenios, que aumente el componente variable de los salarios. Esto es, sueldos más miserables de los que se pagan en la actualidad. Y es que la patronal aspira a "potenciar abiertamente el contrato a tiempo parcial", como un contrato ordinario, pero con una jornada inferior a la habitual. O, dicho de otra manera, contratos de tiempo parcial que les permita a los desvergonzados empresarios contratar trabajadores por unas cuantas horas, pagar de acuerdo con las horas contratadas y obligar a los trabajadores a llevar a cabo una jornada laboral de doce o catorce horas, cobrando tan solo tres o cuatro y, además, con salarios por debajo de los escasos convenios colectivos que aún existen.

En resuman, lo que la patronal quiere es que el nuevo Ejecutivo bendiga y refuerce todos los abusos que vienen cometiendo desde que se aprobó la ignominiosa Reforma Laboral del PP. Y es que el empresariado español no tiene límites ni sentido de la democracia, piensa que el esclavismo es la mejor situación para el país, un país en el que los ricos son cada vez más ricos, y los pobres infinitamente más pobres.

Dado como están las cosas, las formaciones de izquierda, o de supuesta izquierda como el PSOE, tienen la obligación de ponerse de acuerdo por una cuestión de emergencia nacional. No pueden ni Podemos ni Compromís, ni ninguna de las otras formaciones que se presentaron en las listas de Pablo Iglesias torpedear un Gobierno de coalición entre PSOE y ellos, aparcando, si es preciso, la cuestión de los nacionalismos porque en estos momentos la emergencia está en la economía de todas y cada una de las autonomías, nacionalidades o regiones, y sobre todo de los habitantes de esos lugares, sometidos en el presente a leyes impuestas por organismos y elementos como Joan Rosell, o el encarcelado Díaz Ferrán y su obediente vasallo Mariano Raxoi Brei.

No pueden los partidos de izquierdas distraer sus esfuerzos en cuestiones procedimentales ni de grupos parlamentarios, ni de referendos, ni de nada que no sea librar a la ciudadanía de la esclavitud que intenta imponer una patronal que, durante cuatro años, campó a sus anchas convirtiendo a los trabajadores en auténticos y míseros siervos.  

Tampoco resulta baladí el hecho de que el actual Presidente en funciones, que pretende revalidar el mandato, haya manifestado que no cree que sea necesario derogar ni modificar leyes tan lesivas para la ciudadanía como la LOMCE o la Mordaza, exponente de una manera de concebir la forma de gobernar del mismo modo que lo hacían los padres putativos del PP, aquellos representantes del nacionalcatolicismo dictatorial del genocida Franco.

Al PSOE, a PODEMOS y a IU los votamos los españoles para que acabasen con la situación de desigualdad, abusos, corrupción y opresión que caracterizó los cuatro años de gobierno del PP. Que se pongan a ello de una puñetera vez.


Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…