Ir al contenido principal

Vagi a fer la mà!, señor Raxoi.



Dada la enemiga que tiene el PP en general, y Raxoi en particular, a las lenguas del Estado que no son el castellano espero que no entiendan el titular de este post y no me apliquen cualesquiera de los draconianos artículos de la Ley Mordaza que limitan la libertad de expresión.

La frase responde a la indignación causada tras haber oído al señor Raxoi –que es como se escribe su nombre en la lengua de sus ancestros, el galego- hablar de pensiones y Estado del Bienestar en la caja tonta. Es verdaderamente crispante regresar a casa cansada, deprimida y harta de buscar papelitos para poder cobrar una misérrima pensión no contributiva de 366 euros, porque una entró ya en ese triste episodio de la existencia de la jubilación y la tercera edad con carné, por mucho que se sienta mentalmente como si tuviese veinticinco años, y oír y ver a Raxoi en la televisión, congratulándose, con una infinita desvergüenza, de las pensiones que perciben los jubilados y del magnífico Estado del bienestar de este país en el que en la actualidad cerca de 28 millones de personas nos encontramos en el umbral de la pobreza.

Haciendo uso de ese sentido patrimonial que tiene el PP, que utiliza las instituciones como si de la sede –financiada con dinero negro- de su partido se tratase, organizó en La Moncloa, complejo que alberga el Gobierno de la  nación y de todos los españoles, incluidos los que no le votamos, un sarao electoralista de homenaje a los que cruzamos ya la línea de los 65 años que nos hace ancianos de carné, lo aceptemos o no. Aprovechando que el día 1 de octubre se celebra el Día Internacional de las personas mayores, Raxoi aprovechó la coyuntura para celebrar tal evento, en el que, dada su cortedad, da la impresión de que lo único que ha logrado ha sido cabrear más a los sufridos pensionistas.

Y es que Mariano Raxoi Brei elogió, con toda desvergüenza, a los más mayores por su papel durante la crisis económica, ayudando a familias enteras: "Ustedes nos han hecho salir antes de esta coyuntura”, dijo, dando por hecho que el papel auxiliador con hijos y nietos, a los que, millones de jubilados tienen que socorrer, dado las altas tasas de paro y los sueldos de miseria, fruto de su inicua Reforma Laboral y que viene dando lugar, en muchos casos, a que los jubilados perdiesen la salud, e incluso la vida, por no poder adquirir la medicación que necesitaban a causa del perverso repago de medicamentos inasequibles.  

Desde luego Raxoi no invitó al sarao de autocomplacencia electoral a ninguno de los miles de iaioflautas que protestan por recortes, repagos sanitarios, bajadas de pensiones y otras iniquidades con más ímpetu que muchos veinteañeros. De hacerlo, seguramente habrían abucheado al Presidente e incluso podrían haberle corrido a gorrazos, y razones no les hubiesen faltado. Desde la ridícula subida de las pensiones del 0.25%, la cuarta parte de lo que incrementó sus sueldos el Gobierno, al saqueo sistemático de la hucha de las pensiones, que Zapatero dejó bien repleta, y que este Gobierno ha ido dejando en los huesos, porque hizo un uso absolutamente ilícito de ese dinero, para comprar deuda pública y otras maniobras de dudosa legalidad.

Desde que el inicuo galego ocupó La Moncloa -tras unas elecciones tramposas, continuación de una campaña de falacias que hicieron de los comicios un golpe de Estado a través de las urnas, como se ha comprobado a lo largo de estos interminables cuatro años que parecen no tener fin-, viene siendo el azote de los más débiles, y nadie más débil en una sociedad que un jubilado o un pensionista que percibe una paga por enfermedad. El presidente, que desde su juventud reveló sus inclinaciones clasistas y casi nazis, cuando escribía en el Faro de Vigo sobre la superioridad intelectual de los ‘hijos de buena estirpe’, decidió castigar a la parte más débil de la sociedad, rebajando pensiones y derechos adquiridos a lo largo de ciento cincuenta años.

En estos mismos momentos, en una entrevista concedida a Gloria Lomana -la directora de informativos de Atresmedia, mujer de derechas y complaciente con el PP, como la práctica totalidad de las cadenas televisivas-, Raxoi sigue repitiendo la falacia de que hemos salido de la crisis. Han salido de la crisi los millonarios que han crecido un 13% en estos cuatro años, los banqueros, los empresarios del IBEX o sus correligionarios que se forraron y forran de modo muy poco legal y absolutamente carente de ética. Tiene Raxoi en su haber, entre muchas de las perversidades que ha cometido gobernando, el agrandar la brecha social a proporciones de sima, como advierten ONG’s nada sospechosas, como Cáritas u Oxfan Intermon y todos los organismos europeos.

Con esa realidad, oírle dar las gracias a los pensionistas por haberles machacado y mermado hasta el sadismo su poder adquisitivo y su derecho a la salud, amén del hurto de libertades, lo único que provoca es el deseo de gritarle hasta enronquecer.

Vagi a fer la mà! President Raxoi.  

Visto y oído por ahí. 

De corrupciones de peperos ilustres:



El caballo de Nietzsche habla en esta ocasión de veganismo y lenguaje sexista. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…