Ir al contenido principal

Extraño asesor para un supuesto socialdemócrata: Pedro Sánchez y el reaccionario Summers.



Desde que accedió a la Secretaria General del PSOE, Pedro Sánchez y su gente intentan ‘vender’ a sus posibles electores su vuelta a principios socialdemócratas e, incluso, a las raíces ideológicas del partido fundado por Pablo Iglesias Posse. Se esfuerza el candidato supuestamente socialista en presentarse como alguien equidistante de Raxoi y de Pablo Iglesias, aunque sus furibundos ataques de hace unos meses hacia Podemos hayan cesado desde que la formación morada hizo posible los gobiernos socialistas de Castilla-La Mancha o Extremadura. 
 
Allí donde se hace oír, Sánchez, con su aspecto de maniquí hortera del Corte Inglés, intenta presentarse como una alternativa de izquierda moderada y ‘sensata’, paradigma de un centro izquierda que devolverá a la ciudadanía derechos y libertades hurtadas por el PP, desde la derogación de la Reforma Laboral a la desaparición de la Ley Mordaza. Hasta el presente ha hablado poco de su programa económico, aunque intenta hacer creer al electorado que asume parte del programa de Podemos, cuando habla de una posible renta básica para gente sin ingresos, tan imprescindible como necesaria para acabar con la pobreza de millones de ciudadanos. 

Queda la mar de bien, y puede ilusionar a algunos ingenuos Pedro Sánchez con esas propuestas, más basta rascar un poco en sus intenciones para constatar por dónde van las preferencias económicas del Secretario General del PSOE a tenor de los economistas elegidos para marcar la política económica de su partido. Primero ‘fichó’ a Ángel Ubide, licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Zaragoza y doctor por el Instituto Universitario Europeo de Florencia, e investigador del Peterson Institute for International Economics de Washington, think tank privado creado en los años noventa por Fred Bergsten, un economista asesor del fascista Henry Kissinger, y del que, dada su biografía, poca socialdemocracia puede esperarse de su pensamiento. 

El segundo de sus fichajes para asesorar al partido en materia económica fue Jordi Sevilla, aquel economista voluntarioso decidido a enseñar a Rodríguez Zapatero toda la economía que debía saber en un par de tardes. Así nos fue con el gobierno del leonés. Sevilla parece que fue elegido por Sánchez por su capacidad para ‘reconciliarle’ con los grandes empresarios del IBEX por sus pactos con Podemos y garantizarles el regreso del PSOE al centro económico, esto es a las mismas políticas que lleva a cabo el PP, abrasando a los trabajadores, machacando impositivamente a la clase media, si es que queda aún después de cuatro años de gobierno del PP, y asegurándoles la impunidad fiscal que mantienen con Montoro. 

Mas el fichaje más sorprendente de Pedro Sánchez en materia de asesores económicos ha sido Larry Summers, exjefe del temible Banco Mundial que abrasa las economías de los países vulnerables en favor de las grandes potencias, y que, entre sus brutalidades más destacadas, estuvo la de recomendar que los residuos tóxicos producidos en los países ricos se desviaran a los países pobres, argumentando que en esos países la contaminación era menor, al igual que la esperanza de vida, y por lo tanto no importaban las consecuencias de la contaminación porque “la lógica económica detrás del vertido de una carga de basura tóxica en el país de menor salario es impecable, y debemos hacernos cargo de eso” (sic). 

Este genio de la economía mundial, de origen judío, levantó las iras de millones de mujeres al afirmar que “las habilidades innatas de las mujeres -o, en este caso, la falta de ellas- explican por qué no triunfan como los hombres en carreras como Ingeniería o Matemáticas”. El autor de las anteriores recomendaciones, y de la estúpida frase machista, es el fichaje estrella de Pedro Sánchez, líder que se pretende socialdemócrata pero que, a la hora de recurrir a asesores para elaborar su programa económico, opta por verdaderos reaccionarios. 

Cabe preguntarse si Pedro Sánchez ha preferido a un personaje como Summers por inclinación ideológica o consejo de sus otros dos asesores económicos, convencido de por dónde ha de ir su programa en esa materia, con lo cual quedaría claro que votar al PSOE de Pedro Sánchez es votar por políticas económicas hechas a la medida de los poderosos banqueros y empresarios o si el fichaje se debió a una infantil pataleta porque Podemos vaya a contar con el asesoramiento de Thomas Piketty. Ese economista francés es especialista en desigualdad económica y distribución de la renta y autor del tratado “El Capital en el siglo XXI” en el que sostiene que cuando la tasa de acumulación de capital crece más rápido que la economía, la desigualdad aumenta. Y propone, para evitar lo que denomina ‘capitalismo patrimonial’, los impuestos progresivos y un impuesto mundial sobre la riqueza con el fin de ayudar a resolver el problema actual del aumento de la desigualdad.

No se sabe si Sánchez prefiere a Summers frente a Piketty porque las teorías del segundo le parecen peligrosamente progresistas, o si, recurrió al primero por total desconocimiento de su ideología, y por el berrinche de no poder contar con Piketty, aunque este haya brindado su asesoramiento tanto al Podemos como al PSOE.  

En cualquier caso, la elección de Sánchez le invalida como candidato progresista, porque, si sabía quién era Summers es un reaccionario y si no lo supo es un insubstancial. 

De lo que no debe caber duda es que, de votar al PSOE de Pedro Sánchez, la economía se seguirá haciendo a la medida de los bancos y las empresas del IBEX y no de las necesidades del pueblo. 

Ustedes mismos…


Comentarios

  1. Das en todo tu escrito las respuestas a lo que puede avecinarse si gana el PSOE en las generales que se avecinan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Pedrito no es de fiar, yo no sé si es un falsario o un estúpido, pero a las pruebas me remito con las personas que elige. Si son de derechas no se puede esperar que los programas salgan de izquierdas, o que su política vaya a ser lo que necesita este pueblo, no los banqueros ni los millonarios que son para los que trabajan sus asesores.
      Abrazo grande.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…