Ir al contenido principal

Burocracia contra derechos sociales en Torrevieja.



En este país la burrocracia parece que puede con las políticas sociales de los más progresistas de los Alcaldes. Al menos esa es la impresión que he sacado de una conversación con la Concejal de Bienestar Social de mi ciudad, Torrevieja, después de exponer que el Alcalde, José Manuel Dolón, me aseguró que existen prestaciones para personas que están en mi situación, sin percibir ningún tipo de prestación, ni de paro ni de jubilación.

José Manuel Dolón, el Alcalde, aseguró, cuando expuse mi situación que una persona no puede estar en tal tesitura y que para eso él firma cada lunes montones de prestaciones para ciudadanos en similar estado al que yo sufro. Mas con la burrocracia hemos topado, y al dirigirme a la concejal de Servicios Sociales, esta dice que tiene que preguntar a la trabajadora social si puedo optar a tal ayuda, porque ‘aparte de la política está lo que opinen los técnicos’. De manera que en mi ciudad. Torrevieja, el criterio de prestaciones sociales no emanan de la decisión política de que ninguna persona esté en situación de precariedad extrema como la mía, sino que depende de la simpatía, buena voluntad y tiempo que tenga una trabajadora social para considerar si esa persona puede optar o no a una ayuda.

A eso hay que sumar la demora en conceder, si lo cree conveniente la trabajadora social, una entrevista. Solicitan hasta el color de las bragas, por ironizar, te lanzan admoniciones como que tener Internet es un lujo, igual que mantener a un perro anciano que es la única familia de quien solicita la prestación, así como el barrio en dónde debes residir.

Se supone que una corporación de izquierdas debe proporcionar ayudas sociales respetando la dignidad de quien solicita la prestación si no tiene ingresos, y cuando se proporciona, el receptor debiera tener derecho, en nombre de su dignidad, a emplearla como considerase oportuno. Mas los llamados técnicos de Bienestar Social de Torrevieja dan la impresión de que estiman que las prestaciones son ‘caridad’ con un criterio que recuerda a las señoronas con abrigo de visón que dejaban caer una mísera moneda de céntimo sobre el pobre que pedía a la puerta de la iglesia con la advertencia de que ‘no se lo gaste en vino’.

Que el pago de la luz haya causado un descubierto de sesenta y cinco euros que se convertirán en 95, que apenas disponga de dinero para comprar leche de soja para mañana –producto que según algunas caritativas personas creen que no debiera consumir porque es más cara que la leche de vaca, aunque cause una alergia de importancia- y pasado dios dirá… o que la perspectiva de no tener unos ingresos regulares y depender tan solo de la solidaridad de buena gente esté agravando mi depresión, no es razón suficiente para los ‘técnicos’ del Ayuntamiento de Torrevieja, que por lo visto son los que deciden las políticas sociales.

La burrocracia mata.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…