Ir al contenido principal

La encuesta del CIS: Manipulación del Gobierno o estupidez ciudadana.



El CIS, Centro de Investigaciones Sociológicas, es un organismo dependiente de la Presidencia del Gobierno. Sentada esta premisa, sus resultados hay que tomárselos con cierta prevención. Si a ello se suma que ‘la cocina’ de las encuestas toma en cuenta el resultado electoral de los comicios anteriores, se puede deducir que con ese ítem siempre aparezca como primero el partido que ganó las elecciones anteriores. Hay mucho de manipulación en el modo como se elaboran las encuestas, que siempre dan el resultado que más favorece a quienes encargaron la consulta. En el caso del CIS el Gobierno del PP. 
 
Basándose en esos resultados la prensa los cuenta según su tendencia ideológica. Como paradigma de esa manipulación se pueden tomar los titulares de La (sin)Razón. El diario dirigido por Francisco Marhuenda, que ofreció en su portada un gráfico en el que la distancia de 3,3 puntos en estimación de voto que arrojó el  barómetro del CIS del mes de julio, se multiplicaba. De hecho, al mirar el gráfico que publicaba en su portada ese medio, sin observar las cifras que acompañaban al gráfico, se podría deducir que el PP lograría el doble de votos que los socialistas. En general los medios, en manos de financieras que controlan los consejos de dirección y líneas editoriales, se inclinaron por destacar la victoria del PP, según la encuesta del CIS. Tan solo el digital Público utilizaba el condicional, para, además, dar cuenta de la intención de voto directa, que el resto de periódicos y televisiones hurtaron a lectores o espectadores. 

Algunos analistas atribuyeron la subida del PP en intención de voto manipulada por la cocina, no se olvide, a la mejora de la economía. Dato sorprendente porque la realidad es que la economía no mejora en absoluto para los ciudadanos de a pie, como es fácil percibir viendo las colas de los bancos de alimentos o comedores sociales, los miserables salarios y el índice del paro. 

El Financial Times, un diario nada sospechoso de izquierdismo, señalaba en un reportaje publicado en pasadas fechas en el que analizaba cómo es la recuperación española, resumiéndolo en una frase: "El precio de la reactivación económica es más trabajadores con contratos precarios". Una realidad que tan solo el Gobierno, los medios sumisos a sus dictados o los más fanáticos de sus seguidores niegan. "Los trabajadores pobres son una realidad en España ahora", señalaba Marcel Jensen, profesor de Economía de la Universidad Autónoma de Madrid que habló con el Financial Times. "España está creando un montón de puestos de trabajo, pero sólo una pequeña fracción de ellos son para puestos estables", insiste el rotativo, que añade: "En junio, por ejemplo, casi uno de cada cuatro nuevos contratos duró una semana o menos. En 2007, el año antes del estallido de la burbuja inmobiliaria, era uno de cada seis. En el mismo período de tiempo, la duración media de los contratos cayó de 78 a 52 días".

Ante esa realidad, la de la miseria de doce millones de ciudadanos, según datos de Eurostat, resulta incomprensible que una ciudadanía sensata acepte lo que dice el Gobierno y los medios a su servicio y contemple la posibilidad de votar a un partido, el PP que, desde que llegó a La Moncloa no hizo otra cosa que arruinar a la clase media, convirtiéndola en proletariado explotado y empobrecido, al tiempo que impuso un modelo de sociedad reprimida, retrógrada, desigual e injusta. 

No se entiende que un partido que le regala a la Conferencia Episcopal más de 162 millones de euros que detrae de las arcas públicas, más otras prebendas como el pago de sueldos de clérigos, profesores de religión o la exime del pago de impuestos, que derrocha miles de millones en armamento y artilugios bélicos –la última ocurrencia del Gobierno de Raxoi es la compra de unos mega drones por un importe de 171 millones de euros en los próximos PGE, al tiempo que racanea o recorta en Sanidad, Educación, o prestaciones sociales pueda ser el contemplado por la mayoría de los ciudadanos como el partido que sería más votado por los electores. 

Tampoco resulta comprensible que con las noticias que a diario ilustran la corrupción de la llamada trama Púnica que, qué casualidad, surge en el tiempo a continuación de que se destapase la Gürtel, por mucho que algunos medios oculten los datos, o trasmitan el mendaz argumento de que no es algo del PP si no una mafia de sinvergüenzas ajenos a ese partido, los electores perdonen a una formación que más que partido político pareciera asociación de malhechores y que viene desbaratando el Estado del Bienestar poniendo el dinero del Estado en manos de bancos y grandes corporaciones. 

Cierto es que cuentan para convencer a mentes febles con los medios de comunicación mayoritarios, y con esas empresas que ahora afloran con la investigación de la operación Púnica, dedicadas a intoxicar con comentarios en periódicos y redes sociales, blanqueando conductas y decisiones abusivas para el pueblo. 

La conclusión a la que se llega ante el barómetro del CIS de julio es que, o bien ese organismo manipula y falsea los resultados, o el electorado, mediatizado por falsas noticias, manipulado por periódicos y televisiones, ajeno a su propia realidad, es enemigo de sí mismo y claramente estúpido. 

Habrá que confiar en que esas encuestas sean, como los comentarios y loas que publicaban en los medios las empresas de la Púnica, fruto de la manipulación.
Porque en caso contrario habría que pensar que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen.

Visto y leído por ahí: 

 Un buen análisis de lo mismo que trata este post

Como hiciera el conseller Rafael Blasco, del Govern valencià de Carlos Fabra (PP), los integrantes de la Operación Púnica tampoco dudaron en enriquecerse a costa de los más débiles de la sociedad

Una noticia que confirma la recuperación económica…de los poderosos únicamente


Comentarios

  1. Los seres d poca conciencia siempre seran idiotas sin poder...que haran cualquier cosa para tener poder...alos seres d conciencia alta ya poseemos ese poder y lo que queremos es paz..amor..bien comun...SI SE PUEDE!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…