Ir al contenido principal

Pero ¿alguien puede pensar que este país es una democracia?

Leyendo medios como El País, el ABC, La (sin)Razón, etc., o al ver los informativos de la cadena supuestamente pública, y comparándolas con las que nos cuentan los medios digitales, se puede constatar, sin ser un genio del estudio de medios, o avezado sociólogo, que en este país periódicos y televisiones actúan como los de las repúblicas bananeras del pasado, siempre al servicio del poder y de políticos corruptos que pervierten todo cuanto tocan, incluido el antaño sagrado principio de la ética profesional que obligaba a los periodistas a contar la verdad y solo la  verdad. 

Que donde no hay libertad de prensa no hay democracia es algo que tendrían que saber todos los ciudadanos y rehusar las prácticas manipuladoras rechazando esos medios que, aunque no se sostengan con el dinero de ventas de periódicos o canon de pantalla, están muy pendientes de lectores y espectadores porque la Encuesta General de Medios señala a las grandes compañías que contratan la publicidad. De manera que, aunque no lo crean, lectores y espectadores podrían castigar a los medios falaces condenándoles al ostracismo de las audiencias. 

Así se les obligaría a que contasen con claridad noticias que dan de manera tergiversada, ya sea por falta de explicaciones, ya por ocultar parte de la verdad, que es una forma como otra cualquiera de mentir. Un ejemplo de esas prácticas de ocultar parte de la verdad, convirtiendo la noticia en una falacia es la del futuro nombramiento de Asunción Mosquera como Secretaria de Sala de la Audiencia Nacional. La señora Mosquera fue compañera de mesa de Mariano Raxoi en la Universidad de Compostela. El Gobierno maniobró hasta conseguir que fuese la única candidata a un puesto en la Audiencia Nacional que permite controlar sumarios y conocer por anticipado los registros e intervenciones de la policía judicial. Lo que no cuentan la mayoría de medios es que de ese modo el PP se garantiza la impunidad judicial en los casos Gürtel, Bárcenas y Punica. Casos que dicen les avergüenzan, pero no porque se produjesen sino porque se conocen. 

Con Mosquera controlando todo lo que pasa en los mencionados casos, y pudiendo avisar al PP de las medidas que pueden tomarse en contra de los implicados, les podría ser más fácil hacer desaparecer pruebas y ocultar delitos. Hasta ahora no les fue posible con el actual Secretario de Sala, Luis Martín Contreras, hombre de prestigio por el que apostaban todos los profesionales de la Audiencia Nacional, mas una vez más el PP, pasándose por el forro de las togas la independencia del Poder Judicial, maniobra para colocar en un puesto clave a una jurista a su servicio. Escasos son los medios que lo explican con claridad, y que, sobre todo, hacen entender a los lectores que, decisiones como esa, sitúan a este país a la misma altura de las repúblicas bananeras, o de las dictaduras más rancias. 

Y como la prensa oficial elige los asuntos que han de interesar a los ciudadanos ya no habla de Grecia, una vez laminadas por la UE sus ansias de libertad y justicia, y sometido Tsipras, para escarmiento de propios y extraños. Ahora, en estos calurosísimos días de julio en los que se padecen temperaturas que no se habían sufrido en todo el siglo, consecuencia de un cambio climático que negó aquel primo de Raxoi, que no se sabe si es el mismo que ahora está implicado en la Operación Punica, o es otro, porque la familia del Presidente es así, los medios hablan de la investigación de esa trama ocultando nombres y, sobre todo, ocultando las siglas del PP, para que los lectores no asocien tanta sinvergonzonería al partido en el Gobierno. Lo hace con descaro El País, otrora medio prestigioso, convertido, gracias a sus accionistas, y a Juan Luis Cebrián, en un tebeo cavernario que pierde lectores a chorros. 

Y siguiendo la máxima que de aquello de lo que no habla la prensa no existe, los medios apegados a la España del establishment oculta noticias que se conocen, escasamente, por medios digitales a los que tienen acceso pocos ciudadanos, por mucho que existan millones con acceso a la red, aunque no la utilicen para informarse en medios alternativos. Así, ayer se podía conocer, a través de una noticia publicada en la web del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que esa institución aprobaba a Venezuela en el asunto de los Derechos Humanos a la vez que suspendía a España en el mismo asunto debido a las expulsiones en caliente, el racismo policial, la desigualdad de género, la violencia machista, la trata de personas, la Ley Mordaza, la esterilización de discapacitados privados de sus derechos, el fomento del aborto ilegal a causa de la modificación del PP que obliga a mujeres menores de 18 años a pedir permisos a sus padres para abortar, o por los ignominiosos Centros de Internamiento de Extranjeros. Cuestiones que hacen de España, para la ONU, un país donde no se respetan los Derechos Humanos como se hace en las democracias europeas. 

Otra noticia que no dan los medios, y que facilitaba hoy el digital Iniciativa Debate, es la del descubrimiento en Venezuela de almacenes ilegales donde empresarios contrarios al régimen de Maduro atesoran ingentes cantidades de productos básicos para crispar a los ciudadanos. Es una noticia que los medios callaran, como en las dictaduras en las que se oculta aquello que no da la razón al poder, o como en esos regímenes, como el Chile de Pinochet, que impuso una dictadura siguiendo las mismas prácticas que ahora aplican esos abyectos comerciantes venezolanos de la derecha, que luego visitan nuestras redes sociales para llorar que en ese país no se encuentra papel higiénico en los supermercados. 

Ley Mordaza, manipulación mediática, injerencias del Gobierno en el Poder Judicial, ¿de verdad puede pensar alguien que este país vive en democracia?

Expulsiones en caliente, Racismo policial, Desigualdad de género, Violencia machista, Trata de personas, Ley Mordaza, Esterilización de discapacitados, Aborto ilegal, Centros de Internamiento de Extranjeros
- See more at: http://cosal.es/la-onu-aprueba-a-venezuela-y-suspende-a-espana-en-derechos-humanos/#sthash.ZxSK1NC2.dpuf

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…