Ir al contenido principal

Lo que nos jugamos los europeos del sur en el referéndum griego.



Estos días nos recordaban algunos medios digitales que el OXI de Tsipras no es nuevo en Grecia, que esa negativa tiene, incluso, un día en el país heleno, un conmemoración que celebra el OXI que dio Metaxas a las intenciones del fascista Mussolini de ocupar Grecia. Metaxas no era un demócrata ni mucho menos, era un dictador fascista admirador de Franco, que llegó al poder tras un golpe de Estado. A pesar de ello, en octubre de 1940 se opuso a la invasión italiana con un contundente Oxi que se celebra cada año como la mayor fiesta civil en Grecia. Mañana, día 5 de julio, los griegos se juegan, como en aquel 28 de octubre de 1940, su independencia, su libertad y su dignidad frente al fascismo financiero del Eurogrupo y el FMI. 

Mas no solo el pueblo heleno se juega su independencia, su dignidad y la posibilidad de salir de un infierno en el que le ha sumido unas instituciones europeas mamporreras de los especuladores financieros, dispuestos a hundir a cualquier país que no acepte sumisamente su descarado latrocinio. Porque la deuda griega, como la española, no es la consecuencia de lo que pidieron los gobernantes griegos anteriores a Tsipras, incapaces de luchar por los intereses de los ciudadanos, es la consecuencia, además, de la brutal subida de intereses que, a cuenta de los supuestos riesgos de impago, las entidades europeas fueron haciendo crecer brutalmente a través de lo que se conoce como ‘prima de riesgo’. Como también está sucediendo en nuestro país en el que la deuda alcanza ya la insostenible cifra del 100% del PIB. 

De la victoria del Oxi (No) del referéndum griego no depende solo el bienestar de los griegos, la continuidad del Gobierno de Tsipras, elegido democráticamente y que la UE quiere derrocar ahogándole con pretensiones económicas inadmisibles, depende el futuro de toda Europa, porque de triunfar el Sí, ganará el fascismo económico internacional que pretende hurtar sus derechos a la ciudadanía sometiéndola a los dictados de los especuladores financieros. Ganaría, además, el desprecio a la ciudadanía cuya opinión ignoran los actuales dirigentes europeos y sus valedores, como la ministra de Agricultura española, García Tejerina que tuvo la osadía de afirmar que ‘las urnas pueden ser peligrosas’ en una patada a la libertad y los derechos de los pueblos. 
Como hace 75 años, la Europa del sur se ve obligada a luchar contra el fascismo del norte, entonces invasor con cañones capitaneados por Hitler y, en el presente por avasalladores financieros capitaneados por Ángela Merkel, igual de dura y cruel que Hitler, pero que no precisa de cañones para hacerse dueña de la soberanía y la dignidad de la Europa del sur manejando, o dejándose manejar, por los avariciosos bancos alemanes. 

Todas las amenazas pronunciadas por ese corrupto que preside el Eurogrupo, el luxemburgués Jean Claude Juncker, al servicio de Merkel y de los intereses financieros de las grandes multinacionales y los especuladores financieros, tienen como propósito no solo llevar al pueblo griego a la extenuación, sino advertir a otros países, sobre todo al nuestro, de lo que les puede suceder si los ciudadanos votan libremente a partidos críticos con las políticas económicas de austeridad, por llamarlas de algún modo, aunque de hacerlo con precisión habría que decir las políticas europeas de latrocino sobre los países del sur. 

Porque las amenazas y la política del miedo que están utilizando contra Grecia estos días, contra el Oxi en el referéndum y contra la dignidad de los helenos, la hacen extensiva a nuestro país, que en unos meses tendrá que decidir por votar por un partido que luche por la dignidad, la independencia económica y los derechos de los ciudadanos, o por más de lo mismo de los partidos tradicionales que, durante décadas, bajaron la cerviz a las imposiciones de una moneda única que tan solo benéfica a los alemanes, porque se hizo en paridad con su marco, y las consecuencias de ello se han sufrido desde el primer momento. 

De manera que de lo que voten mañana los griegos no dependerá solo su futuro si no el nuestro, el de los países del sur de Europa que han de enfrentarse, como hace setenta y cinco años, a las aspiraciones invasoras de los teutones, decididos a dominar el continente ya sea con las armas o con los euros. 

Los ciudadanos españoles deberíamos también votar con los griegos, Un monumental OXI que pusiera, de una vez, un freno a los invasores del norte. 

Visto y leído por ahí: 

Interesante debate en La Tuerka

Varufakis dixit… y tiene razón:

Críticas al programa de explotación animal de T5 en El caballo de Nietzsche

Impresionante vídeo de Frank Cuesta sobre cómo maltratan a los animales salvajes para hacerlos espectáculo.






Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…