Ir al contenido principal

Matar al mensajero: El ‘martilleo’ de Rajoy y la brutalidad de la ultraderecha contra la prensa libre.





Así quedo la cámara de Pablo Machuca del Huffington Post en la manifestación antiPodemos
“¡Os vamos a quemar vivos!”, ¡Así os pegaran un tiro!, "Hay que empujar a la prensa que apoya a Podemos, pero esta vez al río, o incluso dejarles en el fondo del mar" decía un hombre de unos cincuenta años mientras el resto de personas aplaudían. "LaSexta es la culpable de que haya ganado Podemos. Iros de aquí, sinvergüenzas". Esas, y otras frases parecidas, incluidas agresiones físicas y la rotura de una cámara fotográfica, fueron protagonizadas ayer por algo más de un par de centenares de ‘antipodemos’ que se manifestaron en la Plaza de Colón, sin duda enfervorizados por las acometidas de una Esperanza Aguirre que parece haber perdido el oremus, junto con su posibilidad de ocupar la Alcaldía de Madrid.

El odio a los medios libres, cada día más escasos tras cuatro años de ‘ocupación del PP’ de las televisiones públicas y la compra de no pocas cabeceras con jugosos contratos publicitarios y otras formas de chantajes económicos, cristalizó en la protesta de una serie de personas con poca formación y mucho fanatismo, y, evidentemente, sin respeto alguno por esa democracia que dicen defender. Una particular democracia que para los fanáticos del PP consiste en gobernar ellos en todas partes y que los medios solo informen de lo que sea conveniente para sus fines.

“Como sigas escribiendo de problemas de la ciudad te vas a arrepentir…Escribe de procesiones ¡coño!”. Tal frase se la dirigió, hace ya bastantes años, el ahora encarcelado excalcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, a la autora de estas líneas. Esa fue, y sigue siendo, la tónica del PP con los medios de comunicación que no son sumisos, igual da que sean locales, provinciales o nacionales.

El Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi Brei, se retrató en el Círculo de Economía de Barcelona, cuando, con toda la desfachatez y el cinismo del que puede hacer acopio un personaje público, expresó que la culpa del mal resultado electoral en los pasados comicios del día 24 lo tuvo “la corrupción y el martilleo continuado de todos los casos, sobre todo en las televisiones”. Dice el DRAE que martilleo es la acción y el efecto de martillear, pero también atormentar con una acción reiterada. Y para el Presidente del Gobierno, que los medios, sobre todo las televisiones, den cuenta de los casos de corrupción que se conocen a diario es un ‘martilleo’ insufrible.

No lo es para el mandatario el hecho de que su partido esté inmerso en miles de casos de corrupción, y que el juez De la Mata lo considere responsable civil subsidiario de una organización criminal, constituida para financiarse ilegalmente y defraudar al fisco, que permitió la realización ilegal de seis campañas electorales, entre otros ilícitos.

Para Raxoi, como para la mayoría de los dirigentes del PP, la escasa prensa capaz de sacar a la luz la corrupción que se registra en el seno de su partido, o dar voz a otras formaciones –también responsabilizó a LaSexta del auge de Podemos- es la culpable de su desprestigio, no ven la causa en todas las fechorías cometidas, sino en que estas se conozcan. Fue esa idea la que inspiró al ministro de Justicia, Rafael Catalá, para dejar caer la posibilidad de sancionar a los medios que dieran cuenta de los sumarios en los que se constatan los casos de corrupción de su partido. Como la prensa, hasta la más conservadora, puso el grito en el cielo, el ministro recogió velas, aunque la intención de poner la mordaza a la prensa, para evitar que la ciudadanía perciba el humo del incendio de corrupción que arrasa a la formación de Mariano Raxoi, era palmaria.

“En un país donde la prensa no es libre no hay democracia”, lo repiten los mismos integrantes del PP cuando aluden a países como Venezuela -a la que han hecho blanco de todas sus diatribas porque así creen que desprestigian a Podemos-, que olvidan ese principio cuando se trata de su propio país. Incitan a los fanáticos que, escuchando los lamentos de Raxoi sobre ‘el martilleo’ de la prensa sobre la corrupción, o las desmesuradas declaraciones de Aguirre diciendo que Carmena quiere acabar con la civilización occidental, muestran su odio a los informadores que, al dar cuenta de toda la podredumbre del PP, hacen que pierda los votos que les permita seguir gobernando como han hecho durante estos cuatro años, que a muchos españoles parecieran cuarenta.  

El odio visceral por la prensa que demostraron los fanáticos de la manifestación antipodemos, la extrema derecha incura, antidemocrática y cerril no es un hecho aislado, sino la consecuencia de esos mensajes que lanzan los dirigentes del PP, entre ellos su propio presidente.

El martilleo no está, obviamente, en la información sobre la corrupción, sino en la corrupción misma. Mas eso no quiere, o no le conviene, verlo al PP. Negar las evidencias, ocultar lo que sucede, engañar a la gente es práctica habitual en esa formación que, desde los años noventa, hacía encendidas proclamas de honradez al tiempo que se financiaba ilegalmente y repartía sobresueldos a quienes no podían percibir más ingresos que los marcados por la Ley de Incompatibilidades.

Durante veinte años hicieron de la honradez su supuesta seña de identidad, y en los últimos años negaron irritados los casos de corrupción, al atribuir su divulgación a  la maldad de los opositores, y de algunos medios, de lo que en el presente se descubre como un largo rosario de procesos judiciales. Era la prensa canallesca la que inventaba sobornos, regalos de rifles, trasiego de billetes, contratos ilegales y sobres de sueldos.

La realidad se impone, la realidad de un partido corroído por la corrupción se pone en evidencia. Es el “martilleo” que tanto tortura al Presidente, y que, afortunadamente, lo sacará del poder.

Esquirlas de actualidad. 
Horas de tertulias y ríos de tinta. Es lo que dedica la prensa a un hecho tan irrelevante como la pitada al himno y al rey en el campo del Barça el pasado sábado en los minutos previos a la final de la Copa del Rey. Como si en este país, en el que miles de ciudadanos nos mordemos las uñas pensando si los pactos permitirán librarnos de políticos corruptos, y queremos detalles de los muchos casos que han supuesto el saqueo de nuestras arcas públicas, los medios dedican su atención a rasgarse las vestiduras por una supuesta ‘ofensa’ al Estado. El Estado se supone que somos todos los españoles, de los que una mayoría se siente mucho más ofendida por todo lo robado y todas las mentiras del Gobierno que por la pitada a un himno que, por haber hecho suyo, como la idea de patria, los que la han esquilmado, no nos dice nada.
***
Hoy hace un año que nos cambiaron un Borbón por otro. Para los republicanos fue algo irrelevante. Felipe de Borbón representa lo mismo que su padre, la continuidad del régimen franquista, porque fue el dictador el que colocó en la Jefatura del Estado a Juan Carlos. Nada cambia en los borbones, que sigue mofándose de la Constitución al no respetar la aconfesionalidad, e incluso da premios a congregaciones religiosas como las Monjas Adoratrices, vinculada al Patronato de Protección a la Mujer, institución dependiente del Ministerio de Justicia e implicada en la trama de robo de bebés durante los años de la dictadura, en los que los llamados ‘reformatorios de mujeres’ fueron cárceles fascistas de represión de las mujeres de izquierdas. A esa congregación, tan activa en la represión del fascismo franquista le entregó el pasado mes abril el premio a los Derechos Humanos el Borbón, que, tan preparado como dicen está, debería conocer mejor la historia de su país para no ofender a la mitad de sus pobladores. No tienen remedio estos Borbones.
***
Algo está cambiando en Europa, no solo en Grecia con Syriza, y en España con Podemos con la llave de numerosos gobiernos regionales y municipales, también en Italia, donde el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo se consolidó en las elecciones regionales del pasado domingo. La formación de Grillo se convirtió en el segundo partido en todas las regiones como demuestra el 19% en Las Marcas o el 18% en Campania. Además fue el primer partido en Liguria, con el 22% conseguido por Alice Salvatore, en la que por primera vez el movimiento se presentaba en esa región. El centro izquierda de Renzi se mantiene en cinco de las seis regiones y el payaso de Berlusconi sigue perdiendo apoyos.
Visto y leído por ahí: 

Prólogo del libro El Derecho de los animales, que analiza las claves de un cambio de sensibilidad social, cultural, política y jurídica sobre nuestros compañeros en el planeta. Lo publica “El caballo de Nietzsche”, el blog de defensa de los animales de eldiario.es.

Esperanza Aguirre, erre que erre. Lo cuenta ‘El rastreador’ del diaro.es

Javier Marcos Angulo expresa con contundencia lo que nos pasa y cómo nos hacen sentir los políticos.



Comentarios

  1. Luisa, no tengo ningún sonrojo al decir que tengo vergüenza de vivir en este país.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Secreto por secreto ;) A mí, en estos momentos también. A ver si se consigue arreglarlo y Podemos vivir en un país decente.

      Un abrazo inconmensurable.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…