Ir al contenido principal

Es el dinero estúpido, o la verdadera razón de la ira del PP.



Llamemos a las cosas por su nombre: detrás de la destemplada y casi histérica ira del PP por haber perdido las elecciones municipales y autonómicas en muchos lugares, es la merma de control de millones de euros en todo el Estado. Con los cambios de Gobierno en las Autonomías el PP pierde el control de casi 117.000 millones de euros de un total de casi 167.000 millones. Cifras que, todos lo sabemos, gestionó el PP de manera torticera y corrupta, desviando el dinero público a sus intereses y los de sus amigos. Ahí están para corroborarlo las tramas Gürtel, Brugal o Punica, aunque no solo.

Ante esa debacle para el PP de pérdida de control de los presupuestos autonómicos, y de los de miles de Ayuntamientos, y la perspectiva de ver malogrado el control de los Presupuestos Generales del Estado, el partido de Mariano Raxoi, el PP, implicado en asuntos tan turbios como la trama Gürtel, que permitió durante lustros, según la instrucción del juez Ruz, financiarse ilegalmente y pagar con dinero negro desde campañas electorales tramposas a sobresueldos de sus dirigentes o reformas y compras de sus sedes, se puede explicar, que no entender, la ira desmesurada, la caza del contrario, la difamación, la extorsión y la amenaza de ‘yo o el caos’ del Presidente del Gobierno.

Ayer en las Cortes un Mariano Raxoi histérico daba el espectáculo bramando contra el líder del PSOE, Pedro Sánchez: "El único cambio que no esperaban los españoles que usted, después de haber repetido en todos los foros en los que intervino, que no se juntaría con un partido de radicales y extremistas a las órdenes de Venezuela se ha aliado en toda España, saltándose la voluntad democrática de los españoles que votaron al PP en las grandes ciudades, para darles el poder y dar el espectáculo que ya están dando en el Ayuntamiento de Madrid. Los responsables no son ellos, es usted".

Lo más grave de la andanada de un Presidente que, si nunca tuvo mucho control sobre sus papeles, ya que ni entiende lo que él mismo escribe, los ha perdido totalmente, fue esa disparatada acusación de que el PSOE ‘se saltó la voluntad de los españoles que votaron al PP’. Que las listas de izquierdas hayan sido mayoritarias y que el PSOE haya recobrado, al menos a la hora de dar apoyos a candidaturas progresistas, su identidad de izquierdas es algo que el PP no puede soportar, y no porque los votantes del PP se sientan defraudados porque su opción no vaya a gobernar, sino porque él, Raxoi, y los suyos, ven como se esfuma el control de millones de euros de los que dispusieron con la desfachatez de los trileros.

Da ahí ese compulsivo buscar meteduras de pata en Twitter, o de reprochar irrazonablemente a la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, que participase en una protesta estudiantil que, elementos como el director de La Razón, o La Sinrazón si se llaman a las cosas por su nombre, ‘denuncie’ que la ahora edil ‘participó activamente en el asalto a la capilla de la Complutense’ lo que da risa y hasta vergüenza ajena al ver cuánto pseudoperiodista cavernario existe en este país.

Mas quienes tienen pánico a perder el control del dinero no cejarán en criminalizar a la izquierda, ya sea por participar en protestas ciudadanas, ya sea por acercarse a Podemos, o por buscar el recambio a un Gobierno que únicamente trabajó, y trabaja, para hacer dinero para él. La realidad es que el PP lo que hace, cuando favorece a las empresas del IBEX, a la banca, cuando privatiza servicios como la Sanidad y la Educación, es agrandar su negocio, favorecer a quienes le proporcionarán sobres y prebendas, dado que, con tanto imputado y tanto caso de corrupción, desde la cúpula al Ayuntamiento más humilde, más parece una asociación de malhechores que un partido político.

Cuenta con la ayuda de inmorales que, esos sí, se dedican a los negocios de forma intolerable, explotando a los trabajadores, abusando de los consumidores y poniendo la vista en tan solo su enriquecimiento pasando encima de los derechos de todo ser humano. Un paradigma de esos sinvergüenzas es el empresario Amancio Ortega, el hombre más rico de España, que se hizo de oro haciendo fabricar la ropa de sus tiendas en países del tercer mundo, donde, en varios, su empresa está acusada de explotación infantil.

Que el PP estuvo favoreciendo a los ricos a lo largo de su legislatura es algo que nadie podrá negar al conocerse el dato de que el número de ricos subió solo en 2014 un 10%, un 40% desde que comenzó la crisis. Son ya 50.000 las personas de este país que poseen más de un millón de dólares, contra el 27.3 de la población, casi trece millones de españoles que viven por debajo del umbral de la pobreza.

Una situación insoportable que la patronal quiere consagrar. Así lo afirma el Presidente de la CEOE, Joan Rossel, que cargó contra las políticas progresistas, augurando que gobiernos de esa ideología supondrían ‘el caos’ porque no tienen un ‘business plan’, como si las administraciones públicas tuviesen que ser empresas en busca de la rentabilidad, en lugar de servidores de lo público. Y es que la patronal y el PP tienen un concepto feudal del país, del que lo único que les interesa es sacar beneficios a costa de los ciudadanos, sus siervos.

De aquí a las elecciones generales esperan meses duros, el monstruo moribundo de la corrupción y la avaricia va a dar coletazos mortales para mantener sus privilegios. De la izquierda depende mantener la serenidad y la templanza. Porque ellos están histéricos.

Visto y leído por ahí. 


El caso de Alfon es la crónica de un abuso judicial y policial puestos al servicio de la represión facistoide de este Gobierno contra la protesta ciudadana.


Esta es una de las causas por las que la derecha está rabiosa. La legalidad va a empezar a hundirles sus chanchullos.


Un informe de Greenpeace, tan serio e ilustrativo como todos los que realiza esta organización.

Zas en la boca de la UE por parte de la Comisión de Estudio de la Deuda Griega.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…