Ir al contenido principal

Resaca electoral: Los pactos que quieren los ciudadanos y los que quiere la prensa de la caverna.



Escuchando a los políticos de derechas, a algunos sectores sociales, igualmente de derechas, y a la prensa sometida al PP se recuerda, al oír hablar de pactos, el viejo cuento del cura escondido en un baúl para evitar ser sorprendido in fraganti con una feligresa a la que atendía con más fervor que el de una simple confesión. El clérigo se hallaba escondido en el baúl cuando se declaró un incendio en la casa, y asustado clamaba desde su escondite “¡qué saquen este baúl a la calle!”. Los comentarios del Presidente del Gobierno, y el clamor de la prensa de la derecha recuerda la angustiada súplica del tonsurado, cuando hablan de pactos y de gobernabilidad. 
 
En su comparecencia de ayer ante los medios, un Mariano Raxoi más ‘plasmado’ que nunca, aunque no hubiese plasma, repitió en ‘nombre de la gobernabilidad’ que lo lógico, justo y necesario sería que se votase la lista más votada. Que en casi todos los lugares donde han perdido la mayoría es el PP. Si los partidos respaldasen la lista más votada Cospedal seguiría gobernando en Castilla-La Mancha, Aguirre accedería al Ayuntamiento de Madrid, y hasta Rita Barberá conservaría su sillón. Va a ser que no, y que los partidos de izquierdas, y el supuestamente de izquierdas PSOE, van a tomar el camino que les indicaron los ciudadanos, porque los dirigentes de este último saben que, o pactan con partidos progresistas, o se suicidan. 

Eso lo sabe el PSOE, y posiblemente también la derecha, aunque esta no perdiese nada, más bien al contrario, si se dieran esos pactos contra natura que reclamaba Rita Barberá la noche electoral, ayer el presidente de la asociación de empresarios valencianos, y a coro todos los tertulianos de la caverna y adyacentes. 

Al escuchar a los tertulianos de los medios cavernarios, y otros que se autoproclaman independientes sin serlo, como A3 o T5, se veía el berrinche que aqueja al poder ante los posibles pactos que permitirán que los ciudadanos se vean libres de gobernantes nefastos y en muchos casos corruptos y ladrones. 

El paradigma de esa situación es el País Valencià, donde un pacto PSPV,  Compromís y Podemos desalojará, tras más de veinte años en el poder, a un PPCV acosado por la corrupción, dictatorial, beato y arbitrario que dejó las arcas públicas con telarañas, aunque no solo. Lo que ocurre en el País Valencià es un paradigma de la situación que han dejado las urnas tras el 24M. La ausencia de democracia en las instituciones valencianas fue, durante los veinte años de gobierno popular, tan similar a la de una república bananera. Desde las imposiciones religiosas del presunto corrupto Juan Cotino a la persecución inmisericorde a medios y profesionales, pasando por el absoluto desprecio a los dependientes, a los desfavorecidos o las víctimas del mayor accidente de Metro en la Europa moderna, el Gobierno del PP solo gobernó, entre corrupción, prepotencia y amiguismo, para los suyos. 

Ha perdido el poder y la derecha, la política, la empresarial y la mediática, hacen patéticos llamamientos al ‘sentido de Estado’ para que el vapuleado PSV dé la espalada a Compromís y apoye ‘por responsabilidad’ a quienes irresponsablemente arruinaron al País Valencià. Resultaba risible oír anoche a los tertulianos de 13TV, la cadena de los obispos, y muy especialmente a Marhuenda clamar en contra del partido liderado por Ximo Puig que ‘¡va a pactar con los comunistas!’ ¡horror!... Los comunistas son los integrantes de Compromís, liderado por Mónica Oltra, la mujer que durante años hizo la más contundente oposición a los corruptos populares. 

Lo de ‘los comunistas’ se ha convertido en un mantra, del mismo modo que el de la ‘ingobernabilidad’ que argumentan a coro tertulianos y periodistas con la misma intención que el PP: que este se perpetúe en el poder aunque los ciudadanos hayan elegido mayoritariamente fuerzas de izquierdas, fragmentadas en la campaña pero que tendrán que pactar para responder a la voluntad de los electores. 

Nerviosos y frustrados, ante la certeza de que las dos grandes ciudades del país, Madrid y Barcelona, tendrán como regidoras a dos mujeres muy alejadas de la imagen de poder tan caro a la derecha, además del repetitivo mantra de la ingobernabilidad, empiezan a atacar sus programas pronosticando elevadas subidas de impuestos. Lo hacía ayer entre otros, la periodista Cristina de la Hoz –despedida redactora de la sección de Política del diario ABC y tertuliana de Espejo Público, haciendo méritos para ser contratada por algún medio cavernario- al afirmar, muy segura, que ‘esos proyectos sociales obligarán a subir el IBI ¿porque de dónde van a sacar el dinero?’. No se le ocurre a la derecha ni a sus sometidos voceros que no hace falta subir impuestos si no dejar de tirar el dinero. como ha venido haciendo en los ayuntamientos el PP, con actos suntuarios, asesores sin más función que la de pasar la mano por el lomo a sus contratadores, coches oficiales para ir a peluquería con escoltas y demás derroches a los que está acostumbrada esa casta beaturrona y clasista que ha gobernado durante veinte años en comunidades y ayuntamientos. 

El PSOE podrá arrebatar el gobierno a Cospedal si pacta con Podemos, y esa posibilidad irrita e indigna a la derecha que recuerda constantemente todas las barbaridades que los dirigentes de esa formación lanzaron contra el partido de Pablo Iglesias “¿ya no son populistas?” preguntan algunos medios, a ver si el recuerdo encabrona a los podemitas y no dan su apoyo al PSOE. O le recuerdan, acremente que, de hacerlo, pactarán con ‘chavistas comunistas’. Muchas cosas tendrá que tragarse el PSOE para obtener el apoyo de Podemos, pero habrá de hacerlo si no quiere estrellarse para siempre. 

El mantra de la ingobernabilidad resulta una falacia más de la derecha y la prensa afín al PP ¿Resulta más gobernable un ayuntamiento con una minoría de once y una oposición de 16? Algo así pretendía ayer un militante del PP respecto a un ayuntamiento de la Vega Baja en el que, tras 28 años, ese partido ha perdido el poder en favor de una fragmentada izquierda que no tendrá más remedio que pactar si no quiere hundirse a causa de la irresponsabilidad y el egoísmo. 

Una nueva etapa da comienzo en este país, en el que la ciudadanía, la gente, está recuperando lo que nunca debió dejarse arrebatar. Los partidos habrán de hacer firmes ejercicios de responsabilidad. 

Y hacer oídos sordos a esos tertulianos que quieren, en contra de la voluntad de los electores, imponer sus criterios ultraderechistas apoyando al partido que, en solo cuatro años, ha empobrecido al país tanto como en la postguerra. 

Esquirlas de actualidad.


La Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el INE –Instituto Nacional de Estadística, dependiente de Presidencia del Gobierno- presenta un panorama demoledor de la situación económica de este país, que desmiente la euforia del PP sobre la misma. Entre los más llamativo de los datos se refleja que uno de cada tres menores de dieciséis años vive por debajo del nivel de la pobreza, o que nivel de pobreza del país aumentó tres puntos en el último año.
***
El Tribunal Constitucional, con mayoría conservadora entre sus magistrados, ha acabado con la Ley Antidesahucios andaluza con el argumento de que  la expropiación de determinadas viviendas vacías invade competencias estatales. De ese modo el TC y el PP le hacen el trabajo a los bancos y se ponen en contra de las necesidades de la gente. Que tomen nota los electores de cara a los comicios generales que se celebrarán dentro de unos meses.
***
Visto y leído por ahí. 


El impagable sentido del humor de Manuela Carmena:

Las denuncias sobre la barbarie contra los animales por parte de la secta católica son incesante. Aunque enquistados en sus irracionales creencias no cambian sus crueles comportamientos:


Comentarios

  1. Como siempre con enjundia y tronío dices las cosas como son.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ¿tronío? Eso me suena a folclórica, pod dioh....Gracias, Javier.

      Un enorme abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…