Ir al contenido principal

¡Pactad, pactad, malditos!



Como si se tratase de una maldición, o de un síndrome del Frente Popular, que la derecha ha impuesto al inconsciente colectivo como la causa de la guerra civil, cuando lo que la originó fue, precisamente, un frente de ultraderecha, inspirado por lo más reaccionario de la secta católica, los no menos reaccionarios militares africanistas y el caciquismo y las grandes fortunas de aquella época, con el banquero Juan March a la cabeza, la izquierda viene protagonizando en los últimos meses la ceremonia de una desunión y una constante pelea que posiblemente vuelva a llevar al Gobierno a la derecha que representa el PP.

El penoso espectáculo que está protagonizando IU en Madrid, pero no solo, es la ejemplificación de un desencuentro que solo beneficia a la derecha. Así, lo que en un principio pareció una promesa de unidad cuando Ada Colau puso en marcha en Barcelona Guanyem, una idea que pareció calar en los grandes municipios de España, se fue diluyendo en una pelea vergonzosa entre distintas formaciones, después, además, de que la derecha hurtase ese nombre con argucias legales tramposas, muy habituales en esa ideología.

La idea de una gran coalición, protagonizada por movimientos ciudadanos y partidos políticos de izquierdas, hubiese garantizado el triunfo electoral frente a la opción conservadora. Mas las peleas protagonizadas por IUCM, que comenzó por acabar con la carrera política de Tania Sánchez, y hasta el presente, consiguió desarbolar la unidad de Ganemos Madrid, al tiempo que Manuela Carmena, promesa de cambio de manera de hacer política en la capital del Estado, se distanció de Podemos, que apoyó su candidatura en Ahora Madrid, al alegar que ella solo representa a personas y no partidos políticos. Y así, cuatro opciones que podrían reunir la mayoría de votos en la Villa y Corte, IU, Los Verdes, Ahora Madrid y Podemos, en lugar de presentarse unidos lo hacen a la greña, sin aunar los intereses de los ciudadanos, a causa de batallas personalistas o de siglas.

¿Y el PSOE? El partido fundado por Pablo Iglesias Posse hace 135 años, camina a la deriva, con una ideología inconcreta a causa de unos dirigentes que, parapetados en unas siglas que no responden a su ideología, contribuye a la ceremonia de la confusión que hará fácil que la derecha se mantenga en el poder tras las elecciones municipales y autonómicas porque, al final, y digan ahora lo que digan, PP y Ciudadanos acabarán pactando porque son la misma cosa ideológica.

Y si ese es el panorama ante las municipales, el futuro no se presenta mejor de cara a las elecciones generales. Al hartazgo de la mayoría de los ciudadanos por las medidas de un PP que defraudó las expectativas de muchos de los que votaron a ese partido en 2011 se tendría que anteponer una monolítica unión de los partidos de izquierdas que pusieran coto a cuatro años de recortes sociales y de libertades, de corrupción y manipulación de la judicatura y los medios de comunicación públicos. Sin embargo, la izquierda no toma conciencia de la necesidad de responder a los anhelos de una ciudadanía cansada del bipartidismo, los recortes y la corrupción y marcada por el síndrome del frente popular, que viene explotando la derecha para impedirlo, y personalismos egoístas y torpes, el futuro de la unión de la izquierda parece imposible.

Habría que decirle a los partidos de izquierdas ¡¡pactad, pactad malditos!! Pactar para que este país recupere derechos y libertades, para acabar con una casta de políticos enquistados en el poder con el único propósito de enriquecerse y promover el enriquecimiento de la oligarquía, de los especuladores financieros y del clero avaricioso que, además, está copando la enseñanza, manipulando las moldeables mentalidades de los niños y de los jóvenes para crear una generación de dóciles y sumisos ciudadanos aborregados.

Tan solo con unos partidos de izquierdas unidos se podrá plantar cara a los abusos de la Reforma Laboral, de un sistema impositivo injusto que hace que paguen más quienes menos tienen, a una UE dirigida por los bancos alemanes y los defensores del TTIP, a unas leyes xenófobas y racistas, a una cultura mediocre, que reduce el IVA a la crueldad de los espectáculos taurinos a la vez que grava el cine, el teatro y los libros, en una maniobra estudiada de hacer del pueblo más inculto para dominarlo mejor.

Los partidos de izquierdas tendrían que superar el miedo al frente popular que la derecha viene criminalizando desde hace más de un siglo para seguir gobernando el país como si de su predio particular se tratase. Liberarse del miedo grabado a sangre y fuego en el inconsciente colectivo que parece pensar que un frente popular propiciaría de nuevo el golpismo de la derecha.

Porque si sigue enrocándose en miedos absurdos y personalismos estúpidos estará propiciando la perpetuación de la derecha en el poder, y no solo se perjudicarán ellos. Perjudicarán a todo un país que, mayoritariamente, vota a una izquierda atomizada que, por esa causa. no llega al poder.
Esquirlas de actualidad. 
 Mariano Raxoi pidió, en la convención celebrada por el PP para presentar su programa electoral para las elecciones autonómicas y municipales “el voto de la gente normal”. Por lo visto quienes votamos otras opciones somos, para el filofascista presidente del Gobierno ‘anormales’. La normalidad parece que es para el mandatario popular aceptar la corrupción y los recortes, las falacias y los abusos. Convencido de que sacando a pasear el miedo a nuevas formaciones, presentándose como el único que tiene experiencia –la de recortar, manipular, mentir y explotar- para gobernar, Raxoi se sigue agarrando a la falsa recuperación económica para lograr el voto de lo que él considera ‘seres humanos normales’, esto es, gente sin criterio, capaz de ser manipulada y engañada por un discurso que movería a risa si no causase indignación, al asegurar que el PP representa "España, la igualdad, la libertad, la economía y la estabilidad". Y hay que ser subnormal para aceptar, sin reírse o indignarse, tales asertos.
***
El paso de los años no siempre pone a los sinvergüenzas, asesinos o manipuladores en su sitio. Hace ya doce años que José Couso fuera asesinado por las tropas norteamericanas en Iraq, que bombardearon, en una acción contra la libertad de información, el Hotel Palestina donde se alojaban los corresponsables en la guerra iniciada por el loco de Bush contra Sadam Hussein. Pese al auto de juez Pedraz, que culpabilizó a una serie de mandos militares yanquis, aunque no responsabilizó a los verdaderos culpables, los responsables de la Casa Blanca que acordaron, como estrategia, callar las voces  de la prensa para perpetrar impunemente toda clase de barbaridades, nada se ha movido. El Gobierno USA se niega a entregar a los culpables, y el español mira para otro lado, bajándose los pantalones de la dignidad ante el poderoso gobierno de USA, colaborando así con los asesinos de José Couso, a los que miles de profesionales de la información no olvidamos y para los que se convirtió en un símbolo de honestidad profesional, valentía y decencia.
***
Mal día para las letras universales. Hoy, 13 de abril, fallecía el novelista uruguayo Eduardo Galeano, a los 74 años, en su ciudad natal Montevideo. Galeano, autor entre otras obras de “Las venas abiertas de América Latina” sufrió la persecución de la dictadura de su país en los años 70. También se fue, a los 87 años, el escritor alemán y Premio Nobel de Literatura en 1999, Günter Grass. El autor de El tambor de hojalata o El rodaballo, entre otras obras, fue un escritor comprometido políticamente y considerado un referente en su país, siempre involucrado en la denuncia de los errores en la historia reciente de su país. Se definía como un “socialdemócrata convencido” y nunca dudó en defender sus punto de vista sobre cualquier situación política, ya fuera actual o histórica. En 2006 fue protagonista de una agria polémica, tras la publicación de su novela autobiográfica Pelando la Cebolla, obra que recogía sus memorias en las que sacó a la luz que sirvió en las tropas hitlerianas de las SS Waffer, y por sus críticas a Israel, país al que acusó, hace dos años, de poner en peligro la paz mundial, tema que en Alemania está considerado tabú. Con la desaparición de ambos escritores, el mundo de la literatura, tan escaso en el presente de grandes firmas, sufre irreparables pérdidas.
***
Visto y leído por ahí.

El 14 de Abril se cumplen 84 años del nacimiento de la II República. El diario Público, aprovechando esa efeméride da a conocer algunos detalles sobre la Constitución de 1931, una de las más modernas de su época y que el régimen de la transición no se atrevió a copiar en su totalidad.

El “demócrata” Felipe González colaboró con la dictadura de Videla para que pudiese ocultar sus crímenes. Un nuevo detalle en la biografía del falsario personaje que hizo creer a millones de personas que era socialista cuando realmente fue, y sigue siendo, un siniestro servidor del más abyecto capitalismo.
Debate en La Tuerka sobre la desfragmentación de la derecha, a ver cuándo hace un programa sobre la desfragmentación de la izquierda
Intervención esta mañana de Pablo Iglesias en un desayuno informativo del Fórum de Economía.

En 'No has visto sus caras' el fotógrafo Daniel Mayrit cataloga un centenar de retratos de grandes 'capos' de la política, la banca, la industria y los mercados de valores.







Comentarios

  1. Estoy desanimado con Podemos, la verdad es que quizá yo pedía demasiado, pero me temo que ya están asentados en la casta, y eso me cabrea y mucho.
    En fin demos tiempo al tiempo.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…