Ir al contenido principal

Diez días de silencio y algunas reflexiones sobre el futuro


Diez días de silencio sobre la actualidad de este país son mucho mutismo para hacer borrón y cuenta nueva y enfrentarme a la actualidad sin más, porque en esos días de mudez, por causas que serían largas y dolorosas de explicar, han pasado cosas que muestran que este país necesita urgentemente un cambio de rumbo porque el actual nos lleva al pasado, a un símil de la dictadura de aquel general inicuo que dimos por muerto y cuyo siniestro fantasma se pasea por nuestro país de la mano de unos gobernantes que son sus hijos putativos. 

En esos días de silencio se ha desarrollado lo que se da en llamar en este país de imposiciones religiosas, tan integristas y fuera de la laicidad de los Estados democráticos, la Semana Santa. Semana de regresión e imposiciones de la secta católica como hacía años que no se observaban, por ejemplo, en las programaciones televisivas que frieron a la audiencia con infumables películas religiosas, que alternaban con estúpidas informaciones de cómo algunos frecuentaban las playas. 

Nada de los trabajadores de la hostelería explotados al máximo gracias a la Reforma Laboral del PP, nada de la aprobación de la Ley Mordaza, de las peleas internas del PP o de la constante y dolorosa situación de miseria de las familias que no pueden, no ya pensar en vacaciones, sino en dar de comer a sus hijos los días en los que no se alimentan en los colegios. De eso nada contaron los medios durante los días de Semana Santa, que bien merecería llamarse, a nivel informativo, la semana de la estulticia y la propaganda religiosa.

A las películas de tema religioso se le agregaban las retrasmisiones de esos esperpentos llamados procesiones, en los que se aúna el mal gusto artístico con un sentimiento sadomasoquista del exaltación del morbo del dolor, tan caro a la secta católica, que lo lleva utilizando dos mil años para manipular las febles mentalidades que sienten emoción ante unas imágenes siniestras de torturas y ejecuciones que son la exaltación del sufrimiento y de un pésimo gusto estético, a la vez que ponen en evidencia la carencia de sentido del ridículo de muchos personajes afanados en disfrazarse del peor modo posible. 

Durante esos días de esperpento religioso, frivolidad y ocultación de lo que venía sucediendo a nuestro alrededor por parte de las cadenas televisivas, algunos medios contaron que el director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa fue apadrinado por el fundador de la facción gallega de Falange Española y participó en su juventud en acciones de las centurias de inspiración paramilitar que amedrentaban a sindicalistas y demócratas en Ferrol, cuando era "del Caudillo", El ahora director de ese cuerpo militarizado en contra de la legislación europea y cuya existencia cuesta al erario millones de euros en multas impuestas por la UE era, o es, miembro de Falange, el partido único de la dictadura que cuenta en su siniestro haber con las muertes de cientos de miles de españoles desde el golpe de Estado de los generales fascistas en 1936 hasta bastante después de la muerte del dictador.

Algunos nos enteramos, también, de que el rescate de Grecia se llevó a cabo, única y exclusivamente, en beneficio los intereses de bancos alemanes y franceses. Y lo hicimos por unas declaraciones de un alto cargo del FMI al rotativo británico The Guardian, que no reflejó ningún medio español, no fuese a ser que algunos más de los que ya lo sabemos, cayeran en la cuenta de que en este país, el cambio llevado a cabo por PSOE y PP del artículo 135 de la Constitución se debió a las mismas razones y nos sumieron en la miseria a la mayoría por las mismas razones que a los griegos, y acabemos reaccionando igual que ellos, enviando al ostracismos a los partidos traidores a los ciudadanos. 

En esos días de silencio, la lideresa de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre no se cansó de proclamar, falaz y cínica, que si ganase las elecciones Podemos la democracia tal como la conocemos desaparecería de nuestro país. Su aserto pretendía meter miedo mas, pensándolo bien, es una invitación a que se vote al partido liderado por Pablo Iglesias. 

La actual democracia, esa que defiende la señora Aguirre y sus correligionarios del PP, es la que permite que el Presidente de Repsol gane 42.000 euros al día, mientras la mayoría de los salarios de los trabajadores no superan los ochocientos euros. La que tanto valora la señora condesa consorte, es la misma que permitió que el pasado año fallecieran 4.400 personas a causa de la carencia el medicamento necesario para curar la hepatitis C, la que mira para otro lado cuando cincuenta mil hogares carecen de energía eléctrica porque sus moradores no pueden hacer frente a unas facturas imposibles de abonar para economías precarias, la misma que provocó que en este país hubiese más de doce millones de personas en la indigencia, al tiempo que crecía el número de millonarios. Una democracia en la que más pagan a Hacienda los que tienen menos, al tiempo que los que más ganan o cotizan miserias o directamente se llevan el dinero fuera del país. 

Una democracia en la que el trabajo no es un derecho sino una esclavitud, en la que se obliga a aceptar trabajos que no tienen nada que ver con la formación ni con la vocación, porque los empleadores solo buscan explotar. Una democracia que impide que la gente tenga viviendas dignas, o simplemente un techo para guarecerse, al tiempo que los especuladores siguen haciéndose de oro con los ladrillos, en la que los políticos no trabajan por el bien de la ciudadanía, sino en su propio beneficio, en la que una persona no es un voto, sino que los votos valen según los intereses del bipartidismo. Y en la que los medios de comunicación no cuentan la verdad sino lo que interesa a las empresas de los que los poseen y en la que los periodistas, o se venden al poder. o nos morimos de hambre. 

Si es la democracia que desaparecerá si gobierna Podemos es un magnífico argumento para votar a esa formación.

Esquirlas de actualidad.  
 El Gobierno del PP intenta vender a los ingenuos sus logros económicos asegurando que el paro ha comenzado a bajar gracias a sus políticas, que la crisis se ha vencido y que ellos son los artífices de esos logros. Pero la realidad es que si bien es verdad que las cifras de paro se redujeron en un 60. 214 personas tan solo un diez por ciento consiguieron contratos estables, aunque de salarios miserables y el resto son trabajos en precario, de días e incluso de horas. Al tiempo, la tasa de cobertura del paro se redujo del 60% al 55% en el último año y los gastos por prestaciones bajaron un 17,8% en el mismo período. Esos son los logros económicos del PP, que solo benefician a los empresarios y la oligarquía que, además, acumularon en las Sicav un patrimonio de 31.486 millones al finalizar 2014, cuyo número, utilizadas principalmente por las grandes fortunas para pagar menos impuestos, aumentaron hasta las 3.228.

Visto y leído por ahí.
Interesantes reflexiones sobre nuestro mundo.

El profesor Navarro siempre pone luz a los asuntos de actualidad.

Da miedo ver este vídeo, sobre todo si se piensa en la falta de conciencia del capitalismo con el cambio climático, que ignora a causa de su avaricia

Dos individuos inteligentes y honestos analizando la realidad: Ignacio Ramonet entrevista a Noam Chomsky:

El juez Silva habla sin tapujos de las carencias de una Justicia manipulada por el poder



Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…