Ir al contenido principal

Caja b del PP: Dieciocho años burlándose de la democracia.



El PSOE se está pensando pedir la imputación de Raxoi en el caso de los papeles de Bárcenas, que es realmente el de la financiación irregular del PP, durante dieciocho años. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, anunciaba el martes que el PSOE pedirá a la Audiencia Nacional la imputación de los últimos secretarios generales del PP, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal, en la citada causa. Mucho ha tardado el partido de la oposición en solicitar algo que debería haber abordado el instructor del caso, el juez Ruz, que no se sabe si no lo hizo por pusilanimidad o porque no existen instrumentos legales para ello. Hay que tener en cuenta que, tanto PP como PSOE, evitaron durante años legislar contra la financiación ilegal de los partidos, que solo hasta hace unos meses no fue considerada delito, y si se incluyó posteriormente fue por los reiterados escándalos de corrupción, que quedará impunes al no poderse aplicar la ley con efecto retroactivo.

El auto de Ruz es concluyente, y demuestra de forma incontestable, la existencia de una caja b que no era, como decía el PP, una caja b de Bárcenas, sino la del partido que gobierna en la actualidad, y que estuvo financiándose ilegalmente desde 1990 a 2008, que se sepa. El auto sobre los papeles de Bárcenas, que es el de la financiación ilegal del PP, por mucho que los dirigentes de ese partido -o asociación de malhechores si se demuestra cuánto defraudaron y robaron, no solo en dinero, sino en dignidad y democracia-, lo nieguen. Sobresueldos y compensaciones, compras de sedes, y, lo que es más grave democráticamente hablando, financiación ilegal de campañas electorales, en las que jugaron con ventaja con otros partidos cometiendo un fraude democrático que tendría que obligar a dimitir a todo el actual gobierno y los de las comunidades autonómicas que financiaron campañas electorales que les proporcionaron mayorías absolutas, como es el caso del esquilmado País Valenciá.

Hay que remontarse a abril de 1990, cuando Alianza Popular que, a partir de la celebración de un congreso celebrado en esas fechas, se llamaría Partido Popular, en cuyo transcurso entroniza como líder máximo a un antipático individuo llamado José María Aznar. A partir de esas fechas, el que llegaría a presidir el gobierno de la nación desde 1996 a 2004, emprende una dura campaña de oposición alzando la bandera de la honradez frente a la corrupción del PSOE. Corrupción real en ocasiones y en otras fabricada a mayor gloria del nuevo líder del PP, que levanta con fuerza la bandera de la dignidad, la honradez y la ética en la política, al tiempo que su partido creaba una red de financiación ilegal que, según el auto del juez Ruz, se extendería hasta 2008, y que hace sospechar que haya continuado hasta el presente.

Durante esos dieciocho años de financiación ilegal con dinero en b, procedente de donaciones de particulares, siempre grandes empresarios, el PP estuvo estafando a la democracia y a los ciudadanos. Y por mucho que Ruz no haya podido demostrar que las donaciones de los empresarios correspondían a la concesión de contratos públicos, o incluso leyes que les favoreciesen, haría falta ser de una ingenuidad infantil para pensar que los millones regalados al PP lo fueron por simple simpatía ideológica. Esos empresarios también se irán judicialmente de rositas por las mismas causas que los políticos corruptos: porque no era delito cuando perpetraron las inmoralidades.  

El dinero obtenido de forma fraudulenta –millones sin cuantificar- permitió una estafa democrática. Las elecciones que se celebraron en este país fueron una burla a los ciudadanos, y la constatación de que no vivimos en un régimen democrático, sino en una monumental farsa en la que los políticos de los dos grandes partidos, ya que el de la oposición transigió con ella, representaron una mala comedia, en la que hicieron creer a toda una nación que el voto que introducían en la urna servía de algo.

Con la caja b nutrida de dinero negro el PP pagaba sobresueldos, compensaciones a sus dirigentes si dejaban, de cara a la galería, sus trabajos o negocios, para dedicarse a la política, un oficio que, con tanta contabilidad en negro, resultaba sumamente rentable.

La connivencia entre PP y PSOE hizo posible que los delitos perpetrados por el PP –por dirigentes que tienen nombre y apellidos, se llaman José María Aznar, Mariano Raxoi, Ángel Acebes y Mª Dolores Cospedal, entre otros- vayan a quedar impunes, ya sea por prescripción de delitos como la financiación ilegal de campañas electorales o la falsedad contable, o, porque durante lustros, que un partido político se financiase ilegalmente no era delito, porque ambos estuvieron de acuerdo en protegerse las espaldas.

Hoy mismo de nuevo, PP y PSOE, se pusieron de acuerdo para paralizar una propuesta de reprobación contra Aznar por sus negocios en Libia, presentada por  la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA). Y es que, como se dice en frecuencia en el argot periodístico, ‘perro no come carne de perro’.

Aunque el PSOE anuncie que se está pensado pedir la imputación de Raxoi ¿por qué no la de Aznar?, en el caso de la financiación ilegal, es posible que se lo piensen mejor y no pidan nada. Habrá llamadas telefónicas cambalaches y cambio de cromos. Y una vez más los dos grandes partidos se reirán del pueblo que, ingenua o torpemente, los vota comicios tras comicios.

Aunque, como dice una frase colgada en las redes sociales ‘quienes votan a corruptos no son víctimas sino cómplices’.
Esquirlas de actualidad.  

Los medios de comunicación llevan todo el día centrando su atención en la tragedia aérea sucedida en los Alpes franceses por un avión que realizaba un vuelo entre Barcelona y  Düsseldorf (Alemania). Resulta patético que los medios no es que informen del suceso, sino que se regodean en la tragedia con informaciones que rozan el mal gusto, como especular con el estado de los cadáveres de las víctimas o la insistencia en mostrar las imágenes de los compungidos familiares. Informar es una cosa, recrearse con el dolor y el morbo otra muy diferente. Y parece que los medios de este país no lo tienen muy claro.
***
Miles de manifestantes y profesores se manifestaron hoy en Madrid, por segunda vez, contra la reforma del Ministerio de Educación 3+2, que reduce los años de las carreras universitarias para obligar a los estudiantes a sufragarse dos años de costosos masters que harán que muchos jóvenes se vean obligados a abandonar sus estudios, al dejar la formación universitaria solo para los miembros de familias pudientes. La marcha, que se desarrolló  durante más de dos horas, en un recorrido entre la Plaza de Neptuno al Ministerio de Educación, transcurrió sin incidentes, aunque con una fuerte presencia policial que intentaba intimidar a los manifestantes que dirigieron sus pancartas y eslóganes contra el partido en el Gobierno: "PPeor: falso, recortes; incapaz, paro; corrupto, puro sobre; tirano: ley mordaza"
***
A la recién elegida presidenta de Andalucía, Susana Díaz, debió atragantársele el desayuno hoy, al conocer que la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, dictó una macrooperación policial en las ocho provincias de Andalucía contra el fraude en la formación subvencionada por la Junta de Andalucía. Según confirmaron distintos jueces, la operación, que se llama Barredo, está dirigida por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y apunta a exaltos cargos de la Consejería de Empleo entre los años 2002 y 2011. Dos de los detenidos en la operación fueron los delegados de Empleo en Huelva y Sevilla, Eduardo Muñoz y Aurora Cosano, que Díaz cesó fulminantemente tras conocer su detención.
Leído y visto por ahí.

“España: Pedro Morenés ministro de Defensa pagará 40 millones de euros a Pedro Morenés fabricante de bombas de racimo…con el dinero de los impuestos que pagamos los que pagamos impuestos…” palabras de la entrada de una interesante web que da cuenta de algunas cosas del Ministro de Defensa

Leer a José María Izquierdo siempre es un placer:

Amnistía Internacional nos invita a que nos defendamos de la vigilancia masiva en las redes, firmando esta petición

Una madre pide apoyo para que el Ministerio de Educación no robe la posibilidad de jugar y ser niños a los alumnos de primaria a los que sepultan bajo toneladas de deberes. Por si la queréis ayudar.

Buenas ideas de Javier Marcos Angulo que nuestros políticos no escucharán







Comentarios

  1. Querida Luisa, me temo que estos sinvergüenzas, se acabarán yéndose de rositas.
    Tendría que haber muchos más jueces con sentido común.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto. Ya se encargaron unos y otros de garantizarse la impunidad. Los jueces pueden hacer poco si no hay leyes que los amparen, e independencia judicial que también se encargaron los partidos políticos en eliminarla.
    Abrazo grandote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…