Ir al contenido principal

Los intereses ocultos de Alemania por mantener a Grecia sometida y endeudada.



El Gobierno alemán y el español, su mamporrero, están muy interesados en boicotear cualquier posibilidad de acuerdo entre el gobierno de Tsipras y la UE. Muchos medios coincidieron ayer en que fue el Ejecutivo de Merkel, o su ministro de economía, Wolfgang Schäuble, quienes estuvieron detrás de la negativa de la UE a negociar un pago de deuda que unos días atrás parecía iba a lograrse.

Hoy mismo el antipático, y bajo sospecha de corrupción desde hace veinte años, Schäuble, soltó una cantinela que a los españoles les suena mucho. El ministro de Finanzas dijo: ‘los griegos vivieron por encima de sus posibilidades y nadie quiere prestarle dinero sin garantías’. El ya viejo mantra de la derecha del ‘vivir por encima de las posibilidades suena mucho en España, donde después de años oyendo ese reproche, se está descubriendo que lo que sucedió es que políticos y banqueros robaron por encima de las posibilidades de las arcas públicas. A los griegos parece sucederles lo mismo con Alemania, porque si en este país nuestros políticos esquilmaron cuanto había con la corrupción, Alemania le debe a Grecia miles de millones; lo que los teutones esquilmaron a los griegos en el pasado.

Y es que si Alemania abonase a Grecia el principal y los intereses del crédito, por una cantidad equivalente a 3.000 millones de euros, que los nazis solicitaron en nombre del Estado Griego en 1944, y aplicando el interés medio de los bonos estadounidenses como punto de referencia, la cantidad que Alemania debería pagar a Grecia sería de 163.800 millones de dólares, según explicaba en pasados días al digital Público, Edmundo Fayanas Escuer, profesor y licenciado en Historia. Aunque hay más porque, además de arrasarla, asesinaron a miles de griegos y dejaron morir de hambre a 300.000. civiles. Grecia nunca fue indemnizada por Alemania que, de hacerlo, tendría que entregar a los helenos 557.000 millones de euros, según el cálculo hecho por el economista francés Jacques Depla, antiguo asesor de Nicolás Sarkozy.

Atendiendo a esas cifras, el Gobierno de Merkel tendría que abonar a Grecia más de 700.000 millones de euros, dinero más que suficiente para liquidar la deuda con la EU y para comprar, si se terciase, todas las empresas griegas que le ocurriese al Gobierno de Tsipras, dado que la deuda con la UE es ‘solo’ de 316.900 millones de euros.

El Gobierno alemán se niega a resarcir esas cantidades argumentando que no fue él quien pidió el crédito en 1944, ni es el responsable del genocidio nazi en Grecia. Aunque, siguiendo ese mismo argumento, Tsipras puede recurrir a similar razonamiento para negarse a pagar la deuda, porque no fue su gobierno, sino los dirigentes del PASOK y Nueva Democracia, quienes adquirieron los compromisos. El presidente griego ya apuntó hace unas semanas la voluntad de reclamar esas deudas nunca resarcidas, y que el Gobierno de Nueva Democracia intentó también cobrar, aunque con una cifra mucho más modesta, la de 162.000 millones de euros, sin tener en cuenta los intereses generados desde la ocupación.

El Gobierno alemán está instigando a la UE a que actúe de forma inflexible contra Grecia, como si aún fueran los ocupantes nazis que esquilmaron al país heleno. Aunque el Ejecutivo de Tsipras, apoyado por el pueblo griego, cuenta con la fuerza moral de la dignidad y la voluntad de no ceder a los chantajes de la UE,  ‘ni con una pistola en la sien’, como declaró el ministro de economía, Yanis Varoufakis.

Alemania tiene, además, razones ocultas para su obcecada cerrazón a negociar salida alguna que no pase por hundir económicamente a Grecia como lo está haciendo desde hace años, con la anuencia y servidumbre de los partidos de derecha griegos: El Gobierno germano, que utilizó a la Troika para imponer a Grecia un duro programa de privatizaciones de empresas públicas, parte de las que se aprestaban a adquirir empresas alemanas, se encontró con el Gobierno de Tsipras está decidido a revisar, entre otros, el acuerdo de 1.200 millones de euros por el que se otorgaba a la operadora aeroportuaria alemana Fraport la gestión de 14 aeropuertos regionales, en uno de los mayores acuerdos de privatización del país desde que comenzó su crisis de deuda en 2009. Fraport, en asociación con la compañía energética griega Copelouzos, acordaron con la agencia de privatización helena en 2014 gestionar los aeropuertos de populares destinos turísticos, como Corfú. Se esperaba que el acuerdo se cerrara con Atenas en octubre de 2015, sin embargo, el gobierno de Tsipras frenó las privatizaciones pactadas entre la Troika y la derecha que iban a suponer una enorme sangría del sector público heleno, que calificó como el “crimen de vender bienes nacionales estratégicos".

El Gobierno alemán lleva años intentando, a través de la UE, de hacerse la dueña de los países del sur de Europa con el pretexto de la crisis, y parecía haberlo logrado, como no lo logró Hitler con sus cañones, a través de la deuda. Aunque la reacción del pueblo griego, eligiendo un Gobierno decidido a plantar cara a un nuevo IV Reich, parece que va a detener sus ansias expansionistas, esta vez a través de empresas y no de fusiles, aunque igualmente letales por sus imposiciones sobre salarios infames y anulación de derechos laborales.

Si el Ejecutivo español secunda inquebrantablemente los deseos de Alemania no es solo por el temor a que los españoles vean en Podemos un calco de la Syriza griega, capaz de impedir los abusos colonialistas de los teutones, es que, como en los años 30 y 40 del pasado siglo, se siente identificado ideológicamente con la prepotencia alemana, aunque, en el fondo, estos observen a los políticos españoles con el mismo desprecio que miraba Hitler a Franco.
Esquirlas de actualidad. 

En uno de sus habituales ejercicios de cinismo a los que el PP tiene acostumbrados a los ciudadanos, el grupo popular en el Congreso rechazó una proposición de la Izquierda Plural para bajar el IVA de los suministros de agua y luz, argumentando que la bajada no sería equitativa. Y es que los integrantes del PP no tienen la menor consideración con los problemas de los económicamente débiles, pero son capaces de una desmesurada imaginación a la hora de justificar su genocidio silencioso.
***
¿Les suena la frase ‘el profe me ha suspendido porque me tiene manía’? Pues ese reiterado aserto de los malos estudiantes ha pasado al olvido: Ahora los alumnos vagos podrán justificar los merecidos suspensos alegando manía de sus profesores por sus adornos. Así lo ha puesto de moda una alcaldesa del PP, María de las Mercedes Pérez González, regidora del pequeño pueblo de Redueña en la sierra madrileña que, en el diario ABC, ‘denunció’ el martirio que sufrió cuando era alumna de Pablo Iglesias en la Complutense y la suspendió “tres veces por llevar perlitas”, además de “ser correcta en las formas y vestir normal”.… la estúpida acusación de la que se hizo eco el diario de Vocento acabó en mofa en las redes sociales, en las que pusieron en evidencia las reiteradas faltas de ortografía de la entonces estudiante suspensa…no porque Iglesias la tuviese manía, sino porque, al parecer, era un zote.
***
La Fiscalía Anticorrupción estrecha el cerco al contradíos de la Formúla1 que tanto tuvo que ver con la ruina de las arcas valencianas, al solicitar  al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat que testifiquen unas 60 personas, entre ellas el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y la alcaldesa de València, Rita Barberá.  La causa investiga presuntas irregularidades en la organización de la Fórmula 1 y la posterior compra de Valmor Sports por un euro. La Justicia valenciana lleva semanas investigando si Camps, Lola Johnson y Jorge Martínez 'Aspar' malversaron y prevaricaron en la gestión de los grandes premios de la Fórmula1. Son muchos ciudadanos valencianos los que contienen el aliento deseando ver sentado en el banquillo al exhonorable Camps que tanto tuvo que ver con el saqueo del erario del País Valenciá.
***
María Coronado Galdós, directiva de Gilead, el laboratorio farmacéutico que comercializa el Sovaldi y que, según su currículum, es responsable directa de los medicamentos para tratar la hepatitis C. es una de las españolas que figura en la Lista Falciani como titular de una cuenta en el HSBC con más de 2.600.000 euros. La cuenta está a nombre de la empresa Fielding Enterprises, con sede en Panamá. Junto a ella aparecen los nombres de sus dos hermanos, Joaquín y Javier Miguel, y el de su padre, Joaquín Coronado Arteaga, propietario de una empresa química. Está visto que comerciar con la salud, aunque sea dando lugar a un genocidio, es muy rentable para quienes lo perpetran.





Comentarios

  1. Con que te leyeran atentamente, la mayoría de los ciudadanos estarían en condiciones de votar en conciencia, es decir votar con el sentido común que empleas en todo lo que dices.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que no me leen, ni atentamente ni de nigún modo. Si lo hubieran hecho antes de las elecciones de 2011 no habrían votado al PP, porque aunque parezca arrogancia, clavé lo que iban a hacer los peperos. Mil gracias Javier,

      Abrazo enorme

      Eliminar
  2. Cuando los Aqueos construyeron el Caballo de Troya simulando, después, retirarse, una vidente -Casandra- advidrtió a los troyanos que, si no era destruido, traería la muerte la la ciudad. Ningún troyano la creyó......

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…