Ir al contenido principal

Las reclamaciones de Tsipras deberíamos hacerlas nuestras ¿Cuánto nos debe Alemania por los bombardeos de la Legión Cóndor?



En su primer discurso parlamentario el presidente griego, Alexis Tsipras, planteó una espléndida agenda de decisiones solidarias para los griegos en situación más débil, como la de restablecer la energía eléctrica a los miles de ciudadanos que viven en un estado lamentable de pobreza energética, o la extensión del servicio de Sanidad Pública que el gobierno de derechas de Samaras les había hurtado, la prohibición de los desahucios de primera vivienda, entre otras medidas, como una reforma fiscal progresiva o la desaparición de los coches oficiales. A esas decisiones, que muchos españoles aspiran a tener en el futuro, si votan con sentido común, se suma una decisión que muchos griegos llevan años pensado, como expresaba hace meses un griego que respondió por carta a los reproches de un alemán por lo que le costaba a los teutones el rescate griego:  reclamar a la intolerante Alemania más de siete mil millones de euros de reparaciones por los daños de guerra causados por los nazis al país heleno, más el total de los créditos y sus intereses que los ocupantes alemanes pidieron en nombre de Grecia y en su beneficio.

Aparte de la envidia que muchos españoles sentirán, sin duda, por un Gobierno que se respeta a sí mismo y a los ciudadanos, y está decidido a plantar cara a los abusos impuestos por la UE, acuciada por la Fhüreresa Merkel, que es la que impone la austeridad y el bienestarcidio de los países del sur de Europa, España debería plantearse seriamente hacer otro tanto en un futuro. Obvio es que ni PP ni PSOE se plantearían semejantes reivindicaciones, prisioneros como son de ese estúpido convencimiento de que las cosas son como son y no pueden hacerse de otra manera más que la de obedecer los dictados de Alemania., y proteger únicamente los intereses de los poderosos banqueros a los que va muy bien con la abrasiva política económica de la UE dicada por el país teutón.

Mas con un escenario más favorable, con un gobierno de Podemos, este país podría, con pleno derecho, reivindicar que Alemania resarciese a este país por daños de guerra, además de recordarle que en 1953 firmó el tratado de Londres por el que diversos países europeos, entre ellos la empobrecida España, condonaron el 60% de su deuda, que entonces se elevaba a 35.000 millones de marcos. El Gobierno fascista de Franco vendió grandes cantidades de trigo y otros bienes alimentarios –que hurtaba a los españoles- al régimen nazi, así como ingentes toneladas de wolframio, con el que la industria armamentística de Hitler construía material bélico. De ahí que Alemania debiese elevadas sumas de dinero a este país, que por acuerdo de los aliados se le perdonó para que saliese del marasmo de la II Guerra Mundial. A nadie se le ocurrió entonces dejar de morir de hambre a los alemanes por los crímenes del régimen nazi, como ahora pretende la Fhüreresa Merkel que muramos griegos, portugueses, italianos y españoles por las erróneas políticas de endeudamiento de nuestros bancos.

Aunque hay mucho más que Alemania debería resarcir a España: los daños causados por la aviación alemana durante la guerra de 1936-1939, que ese país utilizó como campo de entrenamiento para su aviación. Así la Legión Cóndor, tristemente famosa por el bombardeo de Guernika, dejó caer sus mortíferas bombas por todo el territorio republicano, creando numerosísimas bajas entre militares y civiles, y una enorme devastación allí donde los Junkers 87A ponían su punto de mira.

Se habla poco de las brutalidades sufridas en territorio republicano por las tropas fascistas y sus aliados nazis, porque el régimen fascista de Franco y la vergonzosa transición pergeñada para que todo cambiase para que todo siguiese igual, hicieron caer el manto negro del olvido sobre los crímenes del fascismo y el nazismo durante una guerra que fue consecuencia del golpe fascista del genocida Franco. Pero a poco que se estudie la historia saltan los nombres de Guernica o Belchite como lugares literalmente arrasados por la aviación nazi.

Mas no fueron los únicos, Madrid, Levante o Andalucía sufrieron los terribles bombardeos de los Junkers de la Legión Cóndor –a la que algunos fascistas del PP y la secta católica siguen rindiendo homenajes-. Así el Alt Maestrat, en el País Valencià fue elegido por los nazis como campo de experimentación de bombas de 500 kilos portadas por los Junkers 87A en Ares, Albocàsser, Benassal y Vilar de Canes. Los bombarderos alemanes comprobaron en estas cuatro poblaciones del Maestrat la puntería y eficacia de unas bombas y unos aviones, los Junkers, que serían claves en la posterior Guerra Mundial.

Y no solo el Alt Maestrat se convirtió en un campo experimental del sadismo de los bombarderos nazis, que dejaban caer sus bombas sobre la indefensa población civil. Otras poblaciones más al sur, como Torrevella, sufrieron la crueldad de los pilotos de la Legión Cóndor al regresar a sus bases, para no hacerlo cargados. Esa ciudad sufrió ocho bombardeos de la Legión Cóndor, a pesar de que en ella no había frente alguno y su puerto tan solo albergaba barcos de pesca. El más grave se produjo el 25 de Agosto de 1938, cuando la Legión Cóndor, de regreso de uno de sus raid, bombardeo la ciudad en día de mercado causando innumerables bajas entre la población civil.

Ahora que el gobierno alemán se pone tan estupendo reclamando deudas, porque estas hay que pagarlas sea cual sea la situación del país, bueno es que gobernantes con dignidad les recuerden que ese principio no se tiene que aplicar tan solo sobre quienes deben dinero a Alemania, sino que ésta también debe asumir sus deudas, e indemnizar los daños causados por un régimen que, aunque en la actualidad condena, dañó a otros países. Y del mismo modo que se niega a aceptar que Grecia no asuma las deudas adquiridas por el gobierno de Nueva Democracia porque ahora gobierne Syriza, tendrá que  asumir que ha de indemnizar a quienes sufrieron los bombardeos de la aviación nazi, aunque ahora no gobiernen los nazis.

Aunque, dada la intolerancia de la Fhüreresa Merkel y su ministro de economía, se parecen mucho.  

Esquirlas de actualidad. 

El Congreso aprobó hoy, con los votos de PP y PSOE, la nueva norma antiterrorista que consagra la cadena perpetua y criminaliza las protestas ciudadanas al convertirlas en actos de terrorismo. El resto de la oposición se manifestó contraria a unas normas que se dicen enfocadas a perseguir el terrorismo yihadista –que no se da en este país- y que en realidad lo que suponen es un recorte de libertades formales. Algunos miembros del PSOE se mostraron en desacuerdo con la firma del pacto rubricado entre Raxoi y Sánchez, aunque a la hora de votar respetaron la disciplina. Se puede decir que en el Congreso hoy firmaron dos cosas: la implantación de la cadena perpetua y el acta de defunción del PSOE.
***
La ausencia de sensibilidad ecológica viene siendo una constante entre los gobernantes del PP, que siempre consideraron que cualquier metro de terreno virgen es susceptible de ser urbanizado, y por lo tanto terreno propicio a la especulación con la que favorecer a sus amigos. Ese criterio de despreocupación por los espacios naturales llevó el pasado 2 de febrero, que se celebra el Día Mundial de las Zonas Húmedas, con motivo del aniversario de la firma del Convenio Ramsar sobre los humedales de importancia internacional, a que Ecologistas en Acción denunciara que, un año más, la degradación y falta de interés de las administraciones por la protección real de estos espacios de gran valor ecológico está causando graves daños. En Alicante, y después de muchos años de reivindicaciones, EA vuelve a denunciar, ante la Dirección General de Costas, la lamentable situación del Saladar de Agua Amarga y los incumplimientos establecidos para la protección de ese espacio, incluido en el Catálogo de Zonas Húmedas del País Valenciá.
***

A pesar del escándalo de la publicación de la Lista Falciani, que pone en evidencia no solo la desvergüenza de los defraudadores españoles, sino la laxitud de los gobiernos del PSOE y del PP en perseguir a los culpables, la prensa sigue terne que terne cargando contra Podemos e ignorando el latrocinio a las arcas públicas de los poderosos. Y es que las encuestas que reflejan la voluntad de cambio de los ciudadanos hacia un partido no contaminado por el sometimiento a los dictados del capitalismo salvaje tienen muy nerviosos a los accionistas de los medios y sus lacayos, los periodistas sin dignidad ni ética, que sirven a los amos con la mala baba de los estúpidos.
***

Comentarios

  1. Describes perfectamente, lo que yo suelo ser muy escueto, pero la ventaja de leerte es que se recuerda la verdadera historia de la verdad, esa verdad que los sinvergüenas no quieren reconocer. Enhorabuena por tu artículo.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá que andar predicando esa verdad que no quieren que se cuente hasta quedarnos afónicos. Gracias Javier. Un abrazo enorme.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…