Ir al contenido principal

La lista Falciani, Montoro, la amnistía fiscal y la crisis: La gran mentira de los poderosos y la estafa al pueblo.



Como un mantra gobierno y medios repitieron, durante años, que la causa de la crisis estaba en que los ciudadanos habían vivido por encima de sus posibilidades y que, para salir de ella, había que hacer grandes sacrificios: purgar el pecado de la irresponsabilidad por haber intentado vivir como ricos, aun siendo pobres y clase trabajadora. 
 
El mensaje tenía mucho de trasfondo judeocristiano. Los pobres habían transgredido las leyes divinas que dicen que hay que aceptar el destino marcado por su Señor y que había por ello que purgar esa osadía con el sacrificio y el dolor. Que se tradujo en bajadas de sueldos y la pérdida de servicios públicos hasta entonces irrenunciables como la Sanidad, la Educación o las prestaciones sociales. 

Mas las falacias acaban por descubrirse, y aunque a los contemporáneos parecieran siglos los pasado en esa vorágine de falsedades y castigos, al final, en breve tiempo en términos  históricos, está quedando palmariamente claro que aquel ‘vivir por encima de nuestras posibilidades’ no fue sino un ‘ser robados por encima de nuestras posibilidades’. ¿Tiene la culpa el pueblo de haber sido estafado por los poderosos? Habrá quien proclame la inocencia de las masas en el abuso y el latrocinio. Aunque algo de culpa hay. Está en aquellos que se dejaron engañar por los mantras repetidos por el Gobierno y la prensa afín. En quienes dieron por bueno que de la crisis eran culpables los que con créditos que no eran sino el chocolate del loro del cuento, habían arruinado al país. 

Poco a poco tanta mentira está quedando al descubierto. Hoy, tras una investigación coordinada por  Le Monde y el  Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en la que participan 60 medios de todo el mundo –en España,  El Confidencial y La Sexta–, se dio a conocer la Lista Falciani que incluye los nombres de 106.000 personas físicas y jurídicas residentes en 203 países. Sus cuentas en la filial suiza sumaban entre 2006 y 2007, años a los que pertenece la filtración, más de 100.000 millones de dólares, 78.000 millones de euros. 

España figura en el número 12 de la lista. La rama suiza del banco británico HSBC ayudó a numerosos clientes europeos, entre ellos a 2.694 españoles, a evadir impuestos y esconder millones de dólares en bienes, asesorándoles sobre cómo evitar a las autoridades fiscales en cada país, según han revelado varios medios internacionales. El HSBC, banco en el que trabajaba Falciani es uno solo de los bancos suizos que oculta cuentas de evasores fiscales españoles ¿Cuál será el total de lo defraudado al fisco, esto es, a todos los ciudadanos, a esos millones de personas que se culpó de vivir por encima de sus posibilidades? 

El Gobierno de Zapatero, a través de la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, tuvo en su poder la lista Falciani y calló. Lo mismo hizo Montoro. Ambos ministros de economía avisaron a los defraudadores para que se pusieran en paz con Hacienda. No cabe duda de que esas personas avisadas por los gobiernos de turno tenían y tienen otras cuentas, otras empresas con las que defraudan al fisco y a todos los ciudadanos con la anuencia y complicidad del sistema bipartidista, que recibe la gratitud de los defraudadores a través de las puertas giratorias. Elena Salgado, nada más dejar el Gobierno de Zapatero, entró en Endesa como consejera. Felipe González está en Gas Natural, Rodrigo Rato estuvo o está en Telefónica, Banco de Santander, Banco Lazard y Bankia, donde, como el Tenorio, triste memoria de sí dejó. 

Emilio Botín, el poderoso banquero, no solo en España sino en todo el mundo, fue ‘pillado’ como defraudador de 2.000 millones de euros, que escondía en paraísos fiscales como Panamá, donde contaba con un entramado empresarial. A Botín le avisó Hacienda para que pagase una multa y aquí paz y después gloria. El juez Andreu desestimó procesarle por fuga de capitales. Poderos caballero es don dinero, y lo era Don (?) Emilio Botín.
Pero no fue el único descubierto por la lista Falciani que defraudó al Fisco sin más consecuencia que pagar una multa. Entre otros, Alfons Goodals, exvicepresidente del Barça con Joan Laporta o Ramón Gómez Vila, exmagistrado del Supremo - Premio Extraordinario de Licenciatura, catedrático de derecho civil, jefe del Gabinete de la Presidencia de las Cortes Constituyente, jefe del Gabinete del Presidente del Consejo de Estado, poseedor de la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort, Cruz de Alfonso X el Sabio, Cruz de Isabel la Católica y Cruz del Mérito Civil... y defensor de Villar Mir en el juicio por el voto por correo del Real Madrid- que acumuló tres millones de euros, según  reconoció a la Sexta. Aseguró que ya había saldado cuentas con el fisco. 

También el deportista Fernando Alonso, defraudador de una fortuna de 40 millones de euros, está en esa lista junto a nombres que los medios en poder del informe de lo que ya se conoce como Swissleaks anuncian que irá publicando a lo largo de la semana; tal vez para no dar todos los nombres y cifras de golpe y así evitar que los ciudadanos puedan dibujar bien claramente el volumen y personalidad de unos defraudadores que sí robaron por encima de las posibilidades del país. 

El Ministro Montoro, que desde que tomó posesión de la cartera de Hacienda no dejó de favorecer a los defraudadores con una amnistía fiscal hecha a la medida de sus amigos y donantes del PP y desmantelando la Agencia Tributaria, anunciaba hoy, tras conocerse la lista Falciani que  la inspección fiscal emprendida por su departamento ha permitido identificar a "decenas de miles" de contribuyentes que han regularizado deudas fiscales equivalentes "a muchos puntos del PIB”. Palabras que se pueden poner en tela de juicio teniendo en cuenta que el volumen de lo recaudado por Hacienda no hace subir substancialmente las arcas del Estado, en las que se deja de ingresar muchos miles de millones, por ejemplo, por esa sinrazón que son las SICAV. 

Cuánto hubiese aumentado el haber de las arcas públicas de no promulgar una amnistía fiscal inmoral, o si se persiguiese con efectividad el fraude, en lugar de perdonar los impuestos a grandes empresas, como en ocasiones denunciaron los técnicos del Gestha –Sindicato de los inspectores de Hacienda- no se sabe. O hasta qué punto estarían las arcas del Estado repletas si los delincuentes que saquearon las Cajas de Ahorros –especialmente las integradas en Bankia- hubiesen sido controlados y vigilados por el Banco de España. 

La realidad es que todo ese latrocinio que ahora se desvela como el causante de la crisis, y no que los ciudadanos vivieran por encima de sus posibilidades, estuvo protegido, consentido y tolerado por PP y PSOE o PSOE y PP, como gusten; los dos grandes partidos que ahora claman en contra de Podemos –con la colaboración de una prensa mendaz- porque su número tres cobró dinero de países sudamericanos por su trabajo y lo ingresó en bancos españoles. Están aterrorizados ante la posibilidad, cada día más real, de que Podemos gane las elecciones y ellos se queden con las posaderas a la intemperie, que el pueblo constate quienes fueron los reales causantes de la crisis y se les pida responsabilidades. 

El anuncio de que Falciani colaborará con Podemos ha debido desquiciarles aún más. De manera que habrá que estar preparados para todas las insidias, mentiras y episodios de la guerra sucia que tienen preparada los santones del bipartidismo, para evitar perder un poder que les permitió, durante cerca de cuarenta años de pseudodemocracia, esquilmar las arcas públicas en su propio beneficio.

Y que cuando sus latrocinios las dejaron exhaustas, culparon al pueblo.

Esquirlas de actualidad 
 "Hay mucha inquietud en la redacción", manifiestan fuentes del Consejo de Informativos de TVE: "No estamos de acuerdo con esta deriva que nos lleva a ser un órgano de propaganda del poder. Queremos ser periodistas, no escribanos". Las palabras del portavoz de los periodistas de la televisión pública responden a la contratación de lo que consideran una “redacción paralela” formada por ¿profesionales? de ideología ultraconservadora, procedentes de Intereconomía, la cadena reaccionaria señera de la caverna mediática. Desde la llegada de José Antonio Álvarez Gundín a la dirección de los servicios informativos de TVE, puesto a dedo por decisión del PP, los sindicatos afirman que se ha incrementado el control de los informativos, llegando incluso a cambiar de puesto a responsables de área con el fin de manipular la información en este año electoral. Así entiende el PP la libertad de expresión y el derecho a ser informados por el que clamó hipócritamente en París tras el atentado contra el Charli Hebdo.

***

El Ministro del Interior –el peor y más reaccionario que tiene esa cartera desde los comienzos de la pseudodemocracia- Jorge Fernández, avisa, incumpliendo una vez más la legislación internacional sobre inmigración y Derechos Humanos, que los inmigrantes que lleguen a las vallas de Ceuta y Melilla no podrán solicitar el derecho de asilo. La Ley de Asilo y la normativa europea establecen que toda persona tiene derecho a pedirlo, independientemente de su modo de entrada en el país, siempre que exista un "miedo fundado de persecución" en su lugar de origen. Según Acnur, el 60% de las personas que saltan las vallas de Ceuta y Melilla son potenciales refugiados. Mas al filofascista Ministro del Interior no le importan ni las leyes de asilo ni la legislación europea, a él le pueden su racismo y xenofobia de beato que ora al lado de la tumba del dictador.

***

En el país de los dislates, la impunidad de los ladrones y la persecución de los ciudadanos, se dio hoy un nuevo episodio de abuso de poder, de autoridad y de fuerza. La PAH denuncia que en el desalojo por desahucio de un ciudadano madrileño de nombre Humberto, la policía cargó con inusitada violencia contra los activistas a los que causó lesiones que la Plataforma ya ha denunciado en un juzgado. Lo significativo de ese desahucio es que lo solicitó un prestamista denunciado por estafa, que cobró al desahuciado 32.000 mil euros en menos de un mes por un crédito de cuatro mil euros. El prestamista y estafador Antonio Arroyo está siendo investigado por ese y otros varios casos en los que cobró intereses de más del 29%. Aunque, a pesar de la denuncia por estafa, los hechos probados de usura por las muchas causas abiertas contra el estafador prestamista, el juez del caso ignoró tales circunstancias y se negó a paralizar el lanzamiento hasta que la causa contra Arroyo quede resulta totalmente. Hay decisiones judiciales que huelen a chamusquina y que el CGPJ haría bien en investigar, en lugar de ocuparse de obedecer las consignas del Gobierno. Tan sospechoso como la actitud de ese juez está siendo la actitud de los fiscales, que en casos de corrupción como el de Bankia, actúan como defensores de los acusados. 
 ***


Comentarios

  1. Es un artículo para enmarcar y sobre todo para enviar a toda esta sinvergonzonería que nos han engañado miserablemente a los ciudadanos de bien. Solo se merecen el desprecio total.
    Y que no vengan ahora en decirnos que no sabíamos que las posibilidades solo han sido de ellos. Ladrones, sinvergüenzas....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre he dicho que mucha parte de la crisis está en los paraísos fiscales. Y ahora lo compruebo: ellos (los de la lista Falciani) son los que viven por encima de nuestras posibilidades. :-(

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…