Ir al contenido principal

El triunfo de Grecia ante la UE y por qué los medios y el gobierno español mienten.



“Grecia respira otros cuatro meses al arrancar in extremis al Eurogrupo una prórroga del rescate” titulaba el diario.es la información sobre el acuerdo del Gobierno de Syriza con el Eurogrupo, bendecido por el correoso ministro de economía alemán, Wolfgang Schäuble, al que sus socios comunitarios apretaron hasta conseguir el acuerdo. Sin embargo, la prensa y los políticos españoles dieron un mensaje muy diferente en los informativos y las portadas de los diarios. Según todos los medios de comunicación y los tertulianos de la televisión otrora pública TVE, en el presente ‘teleraxoi’, el acuerdo supuso la rendición de Grecia a las presiones de la UE, porque al aceptar la prórroga del rescate otros cuatro meses se somete a los dictados del Eurogrupo y no podrá llevar a cabo las reformas que Tsipras quiere aplicar para devolver derechos a los griegos y dignidad a todo el país.

Una vez más la prensa desinformaba, e incluso mentía, como tiene por costumbre hacer, obedeciendo las consignas del dinero y el PP. Ni unos ni otros pueden permitir que los ciudadanos sepan que pueda haber gobiernos que planten cara a los abusos impuestos hasta el presente por los bancos alemanes, a través del gobierno germano y sus mamporreros, como España, porque se pone en riesgo su capacidad para imponer toda clase de tropelías con el fin de seguir enriqueciéndose a base de robar a los pueblos con la complicidad de gobiernos que cifran el patriotismo en himnos y banderas.

La totalidad de medios españoles están en manos de corporaciones financieras, o con una alta participación de las mismas. Controlan de ese modo la información que llega a una sociedad manipulada y manipulable, que sigue creyendo que la letra escrita es como la biblia de los creyentes, o que los participantes en las numerosas tertulias televisivas son poco menos que oráculos.

La corporación Prisa, editora de El País, está en poder en un 40% en manos de Liberty Acquisitions LLC, que es propiedad entre otras entidades de Golman Sachs, el Deutsebank, la banca Paribas, Morgan Stanley, el Bank of América y el de Santander. El Mundo, que edita Unidad Editorial, es propiedad, entre otros, de Pirelli, Unit Color of Benetton, y la Fiat. Mediaset, el grupo que controla T5, Cuatro y Atlas es propiedad, en un 95%, del desprestigiado y corrupto empresario y político italiano Silvio Berlusconi. Atresmedia, la corporación de Antena3 y La Sexta, pertenece al Grupo Planeta, propiedad del recientemente fallecido José Manuel Lara, pero también tienen participación accionarial, e influyen en la línea editorial, el BBK, el banco de Sabadell, Morgan Stanley, la fundación Oppenheimer y el multimillonario Carlos Slim. No es de extrañar que con esos propietarios las líneas editoriales de sus medios, y sus complacientes periodistas, mientan respecto a las negociaciones de la UE con Grecia. Porque, de aceptar que el gobierno de Syriza se sale con la suya, estarían admitiendo lo que nunca querrán reconocer: que la economía se puede hacer de otra manera y que es injusto y malvado empobrecer a los pueblos para que unos pocos se enriquezcan exageradamente.

No sucede lo mismo con los medios de otros países, incluso en la cuna del capitalismo, EEUU, o en Alemania, origen de la impuesta austeridad de la Fhüreresa Merkel, que criticaron la postura de la UE con Grecia. “Los máximos responsables de la zona del euro y muchos medios de comunicación piensan que Grecia está cometiendo una tontería plantándose ante Alemania. Pero la tontería de verdad consistiría en rendirse”. La frase no aparecía en ningún medio griego o afín a Syriza, sino en un editorial de la revista estadounidense Foreign Policy, una de las publicaciones más leídas del mundo en materia de relaciones internacionales. El firmante era  Philippe Legrain, un académico que fue asesor económico de la propia Comisión Europea, hasta el pasado ejercicio, en la que se habla directamente del “bullying” protagonizado por un ministro de Finanzas, el alemán Wolfgang Schäuble, quien en opinión del autor parece “vivir en un universo paralelo”.

En el país germano, el portal Keep Talking Greece, se podían leer artículos en los que se acusaba a Schäuble de haber “perdido el sentido de la realidad” por intentar obligar a Tsipras a mantenerse bajo las condiciones del rescate financiero enviado por la Troika sin alterar un ápice las mismas. La pregunta era si esas opiniones, que aparecían en medios que deberían ser relativamente influyentes en Berlín, sirvieron de algo, y  juzgar por la sonrisa que lucía el viernes por la noche el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, sí: el economista afirmó en la rueda de prensa celebrada tras un tenso Eurogrupo que Grecia comenzaría a ser “coautora de su propio destino” tras conseguir que sus socios europeos aceptasen que Atenas presente una lista con ‘sus’ reformas para ser discutida el próximo lunes a cambio de prorrogar el rescate financiero durante cuatro meses.

Y es que en ningún país occidental la servidumbre de la prensa al capitalismo más salvaje y a las consignas gubernamentales son tan intensas como en España, donde su gobierno lucha denodadamente para que el gobierno de Tsipras fracase. Y no es por lo que puedan deber los griegos a este país, sino, como muy bien expresó el propio Tsipras, por los problemas internos del Ejecutivo de Raxoi que se enfrenta al peligro de que, si la posición de Tsipras triunfa en la UE,  estará en un claro aprieto electoral, al demostrar que otras políticas distintas al sometimiento del PP son posibles. Lo que supondrá un espaldarazo a las tesis de Podemos.

Por esa razón el PP y los medios a su servicio, que son prácticamente todos, nos vendieron la idea de que Grecia tuvo que someterse al ultimátum de la UE. La realidad es que Grecia no se ha rendido, y que, además, ha ganado unos meses preciosos para poder salir de la situación. Se baraja la idea de que podrían negociar con China o con Rusia ayudas económicas que le salvaran de las imposiciones de la UE. Y, además, intentar, a través del Tribunal de la Haya, la devolución de todos los miles de millones que Alemania debe a Grecia en concepto de reparaciones de guerra y la devolución del crédito que los nazis cargaron al Estado griego.

Alemania se niega a la devolución de ese dinero, argumentando que desde 1990, año en que los gobiernos de la República Federal de Alemania, la extinta República Democrática Alemana, la Unión Soviética, EEUU, Francia y el Reino Unidos acordaron empezar las negociaciones en el tratado llamado 2+4, por el que se daba carpetazo definitivo a las consecuencias de la II Guerra Mundial tras la unificación de Alemania. Mas el tratado fue firmado sin la presencia de países que sufrieron las salvajadas del nazismo, gracias a las maniobras del canciller Helmut Kohl, que hizo todo lo posible para que Grecia y otros países víctimas de la barbarie del régimen de Hitler, estuvieran alejados de la mesa de la negociaciones. Ante esa situación Grecia podrá alegar que el tratado 2+4 contiene acuerdos a costa de terceros que son ilegítimos.

De momento ha conseguido cuatro meses para negociar, sin rendirse ante la UE, pese a las presiones de Alemania, apoyada por España, no solo por su vocación de servidumbre con el gobierno de Merkel, sino por intereses propios, en contra de los del pueblo griego… y de los propios españoles.
Esquirlas de actualidad.


Hay palabras y conceptos que tienen muchas lecturas. Ayer se vio claramente en la infame tertulia de La Sexta noche, cuando se dedicaban todos a una a criticar el viaje de Pablo Iglesias a USA. En un momento dado, el conductor del programa aludió a las palabras del dirigente de Podemos sobre los que toleran, e incluso invitan, a los jóvenes a trabajar en otros países porque en el suyo no hay trabajo. Para Iglesias esa actitud, como la de privar a los ciudadanos de sus derechos, es una traición a la patria. En esos momentos, Pablo Casado, del PP, interrumpió a la presentadora de la noticia para exclamar “y habla de patriotismo quien dice que no le gusta el himno y no respeta la bandera”. Y es que el concepto de patria es bien distinto para unos que para otros. Para Iglesias la patria es el conjunto de sus ciudadanos y los derechos que estos tienen, para los integrantes del PP es una idea abstracta, que se concreta en una charanga militar y un trapo de colorines.

***

La Fiscalía Anticorrupción parece empeñada en hacer el papel de la defensa en los casos relativos a la corrupción del PP o las tropelías de los implicados en casos de latrocinio de las Cajas de Ahorro. Así, en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid, se inclina por mantener a los directivos fuera de la imputación por su uso. De los 85 usuarios, 27 eran miembros del Consejo de Administración y el resto directivos. Para el Ministerio Público, son penalmente responsables tanto los expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato como los consejeros, al ser éstos los encargados de aprobar las políticas retributivas de la entidad, en tanto que los directivos de la entidad, a pesar de utilizar una tarjeta que estaba fuera del circuito legal, no son los administradores de la caja. Anticorrupción considera por tanto que no se les puede imputar, y menos acusar, de un delito de administración desleal y solo tendrían que devolver el dinero. Mientras tanto, Rodrigo Rato se revuelve contra la fianza impuesta por el juez Andreu y señala que la decisión puede provocar un 'mal' muy superior. No se sabe si el mal del que habla Rato se relaciona con el de sus finanzas o si es una amenaza velada al magistrado, dado el estilo mafioso de esa gentola. 

***

Los insaciables patronos españoles no cesan en sus exigencias para poder explotar a los trabajadores cada vez de manera más implacable. El Presidente de la CEOE, Joan Rosell, pide al Gobierno potenciar los contratos temporales y los formativos con salarios por debajo de convenio. Ya se sabe lo que dijo en su día el hoy encarcelado expresidente de esa asociación de empresarios, Gerardo Díaz Ferrán: “trabajar más y cobrar menos”, para que ellos puedan ganar más y llevárselo a paraísos fiscales. Y es que los empresarios españoles más que tales parecen negreros o piratas.  

***





Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…