Ir al contenido principal

PODEMOS y la miserable doble vara de medir la corrupción de políticos y medios.



Resulta chocante, cuando no indignante, la doble vara de medir de los políticos y los medios de este sufrido país a la hora de hablar, o de no hablar, de casos de corrupción. Obsesionados con Podemos, la menor pequeñez es para el PP, el PSOE o los medios, un tremendo caso de corrupción que se substancia en no haber comunicado algo por escrito al rectorado de las universidades donde daban clase los líderes de la prometedora formación. Al tiempo, el caso de la financiación ilegal del PP, o el de los ERES de Andalucía, se ignoran o se sobrevuela sobre ellos a la hora de informar. 
 
Los dos partidos mayoritarios parecen haber decidido no ‘morderse’ en la precampaña de las municipales y sus fintas parecen escarceos de enamorados en lugar de las de partidos antagonistas: Tienen un enemigo común, Podemos. Y contra ese partido desatan todas sus invectivas y acusaciones. El PP se niega a que Raxoi dé explicaciones en el Congreso sobre las acusaciones de Bárcenas que le señalan como receptor de sobres y conocedor de casos como el del contrato de basura de Toledo, que sirvió, según se investiga, a financiar, en parte, la campaña de Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. El PSOE pide la celebración de un pleno en el Congreso con la boca pequeña y no eleva la voz cuando se lo niegan. 

Debe ser porque el PSOE también tiene mucho que callar, por ejemplo en Andalucía, donde a la señora Díaz le faltó tiempo para amparar en la Comisión Permanente de las cortes andaluzas a imputados por el caso de los ERES, para que solo pueda imputarlos el Tribunal Supremo en su calidad de aforados. Tampoco el PP ha hecho mucha sangre con ese asunto. 

Y es que, al fin y al cabo, ambos partidos, PP y PSOE, forman parte del mismo sistema. Ambos partidos, que se han turnado en el poder desde los años de la mal llamada transición, defienden idénticas políticas económicas, por mucho que ahora el partido liderado por Sánchez haga propuestas distintas en cuanto a impuestos o prestaciones. Aunque la realidad es que cuando gobernó nunca abordó una reforma fiscal progresiva, ni en el presente piense que existan alternativas para enfrentar el problema de la Deuda que alcanza ya el 100% del PIB. Y, no hay que olvidarlo, ambos, en contra de los intereses de los ciudadanos aprobaron el injusto art. 135 de la Constitución que antepuso los intereses del Bundesbank a los de los españoles. 

No pueden echarse mucho en cara los partidos del sistema, o de la casta, como tanto les molesta que se les llame, cuando asuntos tan sangrantes como el saqueo de Bankia –y no son solo los 15 millones de las tarjetas Black, sino los 24.000 millones del rescate- en el que participaron representantes de ambos partidos, junto con los sindicatos, fue responsabilidad de ambos. Seguramente esa fue la razón por la que el PSOE no quiso apoyar, como el resto de la oposición, cuando era secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, que se constituyese en el Congreso una comisión de investigación. La misma por lo que ahora, y según denuncia la acusación de UPyD, ni Fiscalía ni el FROP -la entidad destinada, presuntamente, a defender los derechos de los ciudadanos- exijan a los involucrados en el latrocinio que devuelvan los muchos millones que desaparecieron de Bankia; y de los que los quince millones de las tarjetas fantasmas son calderilla. 

Ante tanto latrocinio, tanta devastación del erario, que viene dejando con telarañas las arcas públicas del Estado y de las comunidades autonómicas, el problema no son los 24.000 millones del rescate de Bankia, o los 66.000 de todas las entidades rescatadas con el dinero de los ciudadanos, ni los millones defraudados a Hacienda por quienes atesoran sus dineros en paraísos fiscales, o las empresas que fijan sus sedes en ellos para no pagar impuestos. Lo grave, lo que parece haber hundido la economía del país, si se creen a los medios y a algunos políticos, es que el número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, crease una empresa para cobrar trabajos de asesoramiento de otros países. O que Íñigo Errejón no pidiese por escrito permiso a la UMA para hacer un trabajo para otra entidad. 

Y eso lo dicen quienes, presuntamente, andan haciendo extraños negocios con asuntos tan sensibles como el precio del Sovaldi –el específico que cura la Hepatitis C-, del que los afectados por su carencia sospechan hay extraños movimientos económicos porque no informan de su precio. O quienes, cuando gobernaban, perdonaron a las eléctricas la fruslería de 3.500 millones de euros.
  
A su vez la prensa le hace el trabajo sucio a los argumentos de los políticos. Así, El País, dirigido por Antonio Caño, no ha dejado de disparar a discreción contra el partido liderado por Pablo Iglesias, con titulares a cuatro columnas, como el publicado el pasado 13 de diciembre, en el que, en noticia de portada y con grandes caracteres, afirmaba: “El Bundesbank dice que las propuestas de Podemos amenazan la economía”. Hoy mismo publica un artículo sobre el número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, que bien podría servir como texto de análisis en las facultades de periodismo, para que los docentes explicasen qué no debe hacerse. 

“Monedero falseó la mayor parte de su currículo académico” titula a tres columnas y en portada el diario de Prisa, que subtitula: “Profesores a los que cita como referencia niegan conocerlo”. Aunque en el cuerpo de la noticia, esos profesores digan tan solo que no le recuerdan después de tantos años, y que “es posible que su memoria les juegue una mala pasada”. Es lo que afirma el profesor Claus Offe, del que El País dice que negó conocerle, falacia que queda en evidencia ante una foto de Monedero con Offe. Al profesor, de 75 años, le falla la memoria y lo reconoce. Mas El País, siguiendo esa abyecta máxima que dice “no dejes que la realidad te estropee un buen titular’, retorció las palabras del director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Humboldt de Berlín. 

La obsesión contra Podemos del diario dirigido por Antonio Caño lleva al autor del artículo a afirmar: “Esta es la segunda vez que la realidad no se ajusta con exactitud a su vida laboral, ya que también destaca que ‘fue el responsable del equipo español del Banco Central Europeo para el estudio y seguimiento de los efectos de la implantación del euro en España (Instituto Europeo de Florencia y Banco Central Europeo, 1998-2003)’. En realidad Monedero participó en la elaboración de un estudio de 80 páginas, denominado ‘Informe sobre la implantación del euro en España’, que fue cofinanciado por el BCE junto con otras instituciones”. En ese caso ¿trabajó para el BCE o no trabajó para el BCE?, y si no lo dirigió él ¿por qué no cita El País el nombre del director de ese programa del BCE que no era del BCE y no existió pero que se tituló ‘Informe sobre la implantación del euro en España’?

Desde que Podemos obtuvo cinco diputados en el Parlamento europeo, pero sobre todo, desde que encuestas del CIS y de Sigma2 le dieron como primera fuerza en intención de voto, los medios y los políticos desplegaron toda su artillería pesada contra Podemos, ya fuese con falacias malintencionadas, como relacionarle con ETA o con el chavismo bolivariano, o publicando artículos de opinión de estudiantes, elevándolos a la calidad de doctorandos, para pronosticar toda clase de males si llegase a gobernar Podemos, o a caer en el esperpento, como la falsa polémica creada hace unas semanas, con la idiota noticia de que Podemos quería suprimir la celebración de la Semana Santa de Sevilla.
Todo vale a los medios y a los políticos para descalificar, difamar y aterrorizar a los posibles votantes de Podemos con cualesquiera mentiras. Tienen los políticos del sistema pánico a que la ciudadanía española, tome las riendas de su destino como han hecho los griegos. 

Debieran tomar nota de lo sucedido en la cuna de la democracia. De nada les sirvió a los medios y a los corruptos políticos helenos las mentiras y la campaña del miedo para impedir que ganase Syriza las elecciones. Que tomen nota…

Comentarios

  1. Como muy dices que tomen nota, no ha transcurrido ni 24 horas desde que han empezado a gobernar y ya les están echando los perros.
    Tienen miedo estos sinvergüenzas de genocidas que están gobernando Europa. No hay que tener miedo, hay que actuar y contundentemente
    Un gran abrazo

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…