Ir al contenido principal

La victoria de Syriza, Podemos y la manipulación mediática.



Estos días, particularmente esta noche, se oye y se lee hasta el aburrimiento que ‘la democracia nació en Grecia’, para, a continuación, hablarnos de la victoria de Syriza como un cambio en la economía del continente, un haberse empezado a poner en pie la Europa de los Pueblos, para acabar con la Europa de los mercados. O los especuladores. Bienvenida sea la victoria de Syriza y ojalá que sea un prolegómeno de la victoria de Podemos en nuestro país. 
 
 A estas horas la Troika, el BCE, el Bundesbank, Ángela Merkerl y, por supuesto, el PP, deben estar temblando. Esta vez los poderes económicos europeos no pudieron, con la campaña del miedo, vencer la ilusión y el deseo de librarse de un monstruo ávido de la sangre, el sudor y el dinero de los ciudadanos. Contando con la colaboración de los medios serviles al sistema se dedicaron, durante la campaña griega, a predecir toda clase de calamidades para el país heleno si ganaba Syriza las elecciones. Como si todas las posibles, y hasta las imposibles no hubiesen caído ya sobre las tierras de Pericles con los gobiernos de Kostas Karamanlis, Yorgos Papandréu, y sobre todo, de Antonis Samáras, utilizaron el discurso del miedo para chantajear a la población con negros fantasmas. No les valió de nada. El pueblo griego se ha sacudido, de un urnazo, a los políticos serviles con la Troika, con Merkel y con los mercados.
 
Es imposible no extrapolar la victoria de Syriza a Podemos, por mucho que el secretario general de ese partido no quiera hacerlo. Ambos tienen muchas cosas en común, la principal, que las dos formaciones han logrado que el pueblo tenga la esperanza de poder salir de una situación de empobrecimiento y opresión por parte de los poderes económicos, y no solo. 

Porque, aquí, el Gobierno del PP está actuando como los herederos directos de la dictadura franquista, con leyes como la Mordaza que, pese a las multitudinarias manifestaciones su contra –hoy, miles de personas de veinte ciudades volvieron a salir a protestar contra esa ley- está dispuesto a imponer. A pesar de esas medidas coactivas y reaccionarias de un gobierno filofascista, el pueblo parece haber perdido el miedo, como en Grecia, y es posible que este año pueda desalojar de las instituciones a un Gobierno que, desde que llegó al poder, no hace otra cosa que mentir, manipular, recortar y engañar a la ciudadanía. Y que está inmerso en un lodazal irrespirable de corrupción. 

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, tiene mucho parecido con Andoni Tsipras, ambos son jóvenes, valientes, y no parecen estar dispuestos a dejarse asustar por los negros augures del catastrofismo y la reacción de una oligarquía creadora de la crisis económica para hurtar toda clase de derechos. 

Y como el poder lo sabe, hasta ahora, y mucho más a partir de ahora, tras constatar que los pueblos se levantan contra los políticos que imponen recortes y sacrificios, en contra de sus pueblos y de la soberanía de estos para satisfacer la avidez de los amos del dinero y sus mamporreros, la batalla va a ser durísima. Con el apoyo mediático, el poder del dinero representado por el PP y por un PSOE que, torpemente, le hace el juego y se dirige a una debacle similar a la sufrida por el Pasok griego, van a lanzar toda clase de insidias, descalificaciones, mentiras y mensajes catastrofistas. 

Ayer se pudo ver claramente en el programa de La Sextanoche, cuando entrevistaron a Pablo Iglesias. De la hora larga que duró la entrevista, la mayoría del tiempo la dedicaron a preguntar al líder de Podemos por los escándalos ficticios e inventados por la prensa sobre sus correligionarios Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero. De haber estado presente esta bloguera en esa entrevista, que veía y escuchaba mordiéndose las uñas de rabia e impotencia, habría preguntado a Iglesias sobre qué hará con la Ley Mordaza, si acabará con el Concordato, qué prestaciones destinará a los parados, si acabará con repago sanitario y otras muchas cuestiones que afectan a la ciudadanía. 

Mas es obvio que quienes le entrevistaban, sobre todo Eduardo Inda –alias Don Pantuflo-, recibieron de la cadena la indicación de que no hicieran ese tipo de preguntas, sino que se inclinaran más al tema de los supuestos escándalos, para no dar oportunidad a Iglesias de explicar a la población qué medidas tomará si llega al Gobierno, no sea que la ciudadanía se ilusione y vote a Podemos mayoritariamente. Como han hecho los griegos con Syriza.

Al PP le interesa mucho el mensaje del ‘todo son iguales’, ya que está inmerso en un escándalo de corrupción que, en cualquier país europeo habría provocado la caída del primer ministro, ante las evidencias de estar involucrado en el asunto de la financiación ilegal de su partido. Es posible, incluso que, de ser otra la política europea, Raxoi no contase con el apoyo de los líderes de la UE. Mas para Merkel, el Bundesbank, el FMI y el BCE, es más importante el apoyo de Raxoi a sus medidas de austeridad que su honradez. Teniendo en cuenta, además, que la actual dirección de la UE transige con escándalos como el de Juncker, otro corrupto que facilitó, en su país, que las grandes empresas no pagasen impuestos. 

En la Convención del PP de este fin de semana sus dirigentes dedicaron el tiempo, a partes iguales, a contar mentiras sobre la economía y a criminalizar a Podemos, tildando a ese partido de “radical”, “totalitario” o ‘extremista”, aparte del viejo y manido discurso de que Podemos es chavista y bolivariano o que, si gobierna, hundirá los grandes progresos económicos (¡!) que han realizado ellos durante su legislatura. Que, es de esperar, sea la última en muchos años. 

En estos momentos Tsipras dice que ha sido derrotada la Grecia de los oligarcas. Es lo que tendrá que hacer el pueblo español, votando a Podemos. Recuperar, igual que los helenos, la dignidad y el control de su soberanía y su economía. 

La victoria de Syriza supone un cambio histórico en Europa. Esperemos que el efecto contagio se extienda, y los gobiernos supeditados a la oligarquía financiera vayan cayendo, como las fichas de dominó, para cambiar la Europa del dinero por la de los Pueblos.
Esquirlas de actualidad. 

Teresa Romero y su marido, Javier Limón, han adoptado un perro, una cachorra de american Strafford de seis meses para, de alguna manera, ocupar el vacío que dejó en sus vidas el vil asesinato de su perro Excálibur por parte de las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid. Sin duda la presencia de la cachorrita, de nombre Alma, paliará el dolor de la salvajada perpetrada por unos políticos nefastos, que parecieron tomar al desdichado perro como víctima propiciatoria para, en su estulta beatería, conjurar los peligros de su nefasta gestión en el caso del ébola, causado por la desatinada decisión de traer a España a un clérigo moribundo, infectado por esa enfermedad, cuando no existían medios adecuados para ello.
***
Ayer sábado se conmemoraba el treinta y ocho aniversario de la matanza de Atocha, el asesinato, por parte de la extrema derecha, de cinco abogados laboralistas del PC. Su asesinato fue una de las acciones más violentas de la transición, aunque no la única. Ese mismo día había muerto, por el impacto de una pelota de goma de la policía, la joven María Jesús Nájera; el día anterior fue asesinado otro estudiante, Javier Ruiz. Tampoco fueron las únicas víctimas de la mal llamada transición. Porque a esos luctuosos capítulos de violencia de la extrema derecha, tolerada, cuando no apoyada, por el Gobierno, hay que sumar los sucesos de Montejurra, un año antes, siendo ministro del Interior Manuel Fraga, exministro franquista y fundador del PP,  donde la extrema derecha también asesino a partidarios del carlismo progresista de Carlos Hugo de Borbón. Ese mismo año, en marzo, se producía la matanza de obreros de Vitoria, cuando, durante una jornada de huelga, la Policía Armada lanzó gases lacrimógenos para desalojar a los trabajadores que estaban reunidos en asamblea en la iglesia de San Francisco de Asís, y disparó contra los que salían del templo. La actuación policial se saldó con cinco muertos y más de 150 heridos de bala, víctimas de la brutalidad de una policía que entonces mandaba el ya mencionado Fraga. Así de no modélica fue una transición que algunos quieren vendernos como un ejemplo de tolerancia, en la que murieron cientos de personas a manos de la extrema derecha o las fuerzas del régimen que nunca se fue, y que, en la actualidad gobierna bajo las siglas del PP.
***
El Gobierno del PP sigue concitando reproches internacionales por sus inclinaciones filofascistas. El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas volvió a apercibir al Gobierno acerca del incumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de reparación de las víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo. La advertencia tuvo lugar en el marco del actual Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Mientras tanto, los familiares de las víctimas -más de 150.000 desaparecidos-, siguen esperando algún tipo de reparación por parte de unas instituciones nacionales, que siguen negándoles el acceso a la verdad, justicia y reparación, porque siguen considerándose los vencedores de una guerra y una postguerra que, a tenor de su empecinamiento, no acaba nunca.
***


Comentarios

  1. Me voy a dormir, contento y esperanzado, pero como he dicho con precaución queda muchos meses para que se produzca algo parecido. Pero estoy esperanzado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…