Ir al contenido principal

Crónica de un día cualquiera: La guerra contra Podemos, la desfachatez de los medios y los abusos del Gobierno.



La desfachatez y el cinismo de los medios se supera día a día a la hora de lanzar insidias o críticas contra Podemos y sus dirigentes. Las palabras de Juan Carlos Monedero, que afirmó en un mitin “nos han declarado la guerra”, sentaron muy mal a periodistas y políticos, aunque no deje ser una palmaria realidad. 
 
A la cadena de Atresmedia –propiedad de José Manuel Lara- no le gustaron esas palabras, ni que el número tres de Podemos esquivase a la prensa a la salida de un acto público. La consigna en La Sexta debe ser la de todos los medios del sistema: todos contra Podemos. Y así lo está poniendo en evidencia en sus programas, como la entrevista que emitió el pasado sábado con Pablo Iglesias, en la que no le dejaron hablar del programa o las propuestas de Podemos, sino que le bombardearon con preguntas absurdas sobre inexactos e inventados casos de corrupción, que deben responder a la consigna gubernamental de que laven el cerebro a la ciudadanía haciéndola creer que ‘todos son iguales y que en todos los partidos hay casos de corrupción’, como si fuese lo mismo asaltar las arcas del Estado hasta dejarlas exhaustas a no pedir autorización por escrito a una facultad. 

El País, que desde que existe Podemos ha cambiado su persecución e inventos sobre Venezuela –y hay que recordar que en su obsesión contra ese país protagonizó el más vergonzoso patinazo, publicando una falsa foto de la agonía de Chávez-, por su inquina obsesiva contra Podemos quedó ayer en evidencia al demostrarse que el artículo sobre el currículo de Monedero era todo una mendacidad. Aunque a los medios les viene muy bien la existencia de Podemos para distraer a la ciudadanía de las iniquidades del Gobierno de Raxoi y la fétida corrupción en el seno del PP, de la que cada día se conocen nuevos detalles o se desvelan casos ignorados. 

La prensa oculta que el Gobierno presidido por Mariano Raxoi no cesa, a meses de las elecciones, de aprobar medidas impopulares y dañinas para la ciudanía, en un afán estúpido de imponer un modelo social y económico que durará lo que dure en el Gobierno. Hace pocos días consumaba la privatización de AENA. Al tiempo sus correligionarios de Madrid, siguiendo la consigna del Gobierno, y seguramente obedeciendo la de los empresarios que sufragan sus campañas electorales tramposas, impone un modelo económico basado de nuevo en el ladrillo. El mismo que llevó a este país a la quiebra, pero que tantos beneficios dejó a la oligarquía. Y siguen en ello. No solo aprueban la construcción de macroproyectos como el que se desarrollará en el Distrito Castellana, del que presumen que creará miles de puestos de trabajo, en la construcción, para personas sin cualificación profesional y más que mal pagadas, auténticamente explotadas. 

Al Gobierno no le interesa por esas razones ni promover la I+D+i, ni a los investigadores, ni que exista gente con buena formación. Quiere esclavos, no gente formada que, por ende, tiene un espíritu rebelde y crítico y no suele ser obediente votante del PP. De ahí las inicuas medidas sobre Educación que viene tomando el Gobierno sobre esa materia. Desde la Ley Wert, hecha para expulsar de la educación a los niños de familias menos favorecidas, a la última reforma universitaria, que ya ha concitado la repulsa de la comunidad educativa, consistente en rebajar el número de años de las carreras universitarias, para que se completen con carísimos masters que solo podrán costearse los estudiantes de familias pudientes, dado que el coste de los mismo superarán los dos o tres mil euros por curso. 

El PP no cesa de tomar medidas que fomenten la nefasta, aunque muy rentable para la oligarquía del ladrillo, y para él mismo. Porque no es solo la aprobación de macroproyectos innecesarios para las ciudades, lo que pone en práctica el Gobierno para seguir con la economía de los pelotazos urbanísticos, sino la política contra la conservación del medio ambiente pensada únicamente para los promotores inmobiliarios, para quienes hicieron, y seguirán haciendo, -sino se echa del poder a esos depredadores- un erial de los espacios naturales para hacer negocios los de siempre. Así la nueva Ley de Montes lo que contempla es la desregulación, permitir construir sin tasa y aprovecharse de los espacios quemados en los que podrán construirse sin respetar los 30 años que fijaba la ley anterior como elemento disuasorio de los pirómanos interesados. 

Mas no puede sorprender que el Gobierno de Raxoi en particular y los políticos del PP en general, carezcan de sensibilidad medioambiental, ya que carecen de ella en absoluto con los humanos, si se tiene en cuenta que está dejando morir a más de diez personas diarias, víctimas de Hepatitis C, por ahorrar dinero en el caro tratamiento con Sovaldi, al tiempo que derrochan el de todos regalando 169.000 millones de euros al año a la secta católica, más todos los millones que el PP, a través de sus más ilustres corruptos, afanó de las arcas del Estado. 

Insensibles y crueles, no cesan en medidas que no tienen sentido si no se buscan explicaciones en su ideología reaccionaria, machista y beata. Porque solo respondiendo a su afán de mantener el modelo de familia patriarcal puede entenderse que legislen para permitir a los jueces que puedan autorizar a los maltratadores visitar a sus hijos, pese a los antecedentes de casos espeluznantes de maltratadores que, para vengarse de sus mujeres, asesinaron a sus hijos en el periodo fijado por un juez para tenerlos consigo. Ahí están, en la memoria de todos, los casos Bretón o el más reciente del parricida de Carabanchel –Madrid- que el pasado mes de marzo asesinó a su hijo de 19 meses y lesionó gravemente a otro de cinco años. Mas al reaccionario PP no parecen importarle la vida de los menores, una vez que nacen y dejan de ser células fecundadas para convertirse en personitas, lo que le interesa es fomentar el modelo de familia patriarcal, jerárquica y heterosexual, que impone la secta católica, en la que militan la mayoría de sus miembros. 

A los que, sin duda, no les debe parecer pecaminosa la corrupción ya que transigen con ella, la toleran, o incluso, participan en ella. Del Presidente abajo, todos. Hoy se ha conocido, a través de la web Espía en el Congreso, nuevas maniobras del Presidente del Gobierno para neutralizar a Bárcenas, contando con un exministro de Aznar, presuntamente pringado en un caso de corrupción impune del que nunca dieron cuenta los medios, ni la oposición del PSOE se enteró, o hizo como que no se enteraba. Lo que no hace ahora con Podemos, al que pide explicaciones sobre los contratos de Monedero o Errejón que no pidió de los despilfarros de Caja Madrid, donde algunos de sus correligionarios se lucraban con el latrocinio a lo público de esa entidad. 

El ‘Espía en el Congreso’ revela que Raxoi proporcionó al exministro Justicia de Aznar, José María Michavilla, un puesto en el Consejo de Estado, y le eligió como mediador con Bárcenas, olvidando el asunto que le costó el escaño, cuando, a través del alcalde de Badilla del Monte, Rodríguez Panero, procesado en el caso Gürtel, intentó conseguir nada menos que seis millones de euros de la Mutua, que pretendía construir en ese municipio un hospital, dos centros de investigación y una Universidad, sobre una superficie de 50 hectáreas, con un presupuesto de 600 millones de euros, según cuenta el periodista Ángel Sanz, que asegura que a los directivos de esa empresa Michavilla les exigió seis millones de euros por la intermediación como asesores en la consecución del proyecto, después de que Rodríguez Panero impusiera al despacho de Mediavilla y Acebes como asesores para el papeleo del citado proyecto. 

El Gobierno de Raxoi, el PSOE, que mantiene una connivencia intolerable con el PP, y la prensa del sistema, están dispuestos a mantener contra Podemos una guerra, y bien sucia por cierto. Mientras tanto el Gobierno impone un modelo económico lesivo para los ciudadanos pero muy rentable para sus amigos, al tiempo que legisla medidas propias del siglo XIX en cuanto al acceso a la Educación o las relaciones familiares.
Las cosas irán a peor si el pueblo no reacciona y se libra de ellos, como han hecho los griegos con los conservadores y el PASOK. 


Esquirla de actualidad. 



Pocas dudas pueden quedar en el presente del carácter filofascista del Gobierno y muy especialmente del Ministro del Interior, Jorge Fernández –el peor ministro de esa cartera a lo largo de los casi cuarenta años de pseudodemocracia-, la más reciente constatación del talante de quien controla el Ministerio del Interior está en la explicación del Gobierno al ataque de ultraderechistas durante la celebración de una conferencia sobre la consulta soberanista que se celebraría el 9 de noviembre en Catalunya que se celebró el pasado 3 de noviembre. Una veintena de falangistas e individuos de extrema derecha trató de reventar un debate celebrado en el Ateneo al comienzo del mismo irrumpieron en la sala ondeando banderas rojigualdas y de la Falange al grito de "Viva España" y preguntando al público presente, entre los que se encontraban varios diputados, si lo que querían era "una nueva Guerra Civil". Tras ser identificados por la Policía, y tras varios intentos de volver a boicotear el acto, fueron expulsados del histórico edificio. Aunque los organizadores denunciaron la connivencia de las fuerzas y cuerpos de seguridad con algunos grupúsculos de extrema derecha y denunciaron la "doble vara de medir del Gobierno". "Hay protestas pacíficas que acaban a palos y cuando atacan personas de extrema derecha hay permisividad", aseguraron. Ahora, tras una pregunta parlamentaria, el Gobierno culpa a los organizadores del acto de ser los culpables del ataque falangista por "no establecer ningún control de acceso al público". Aunque seguramente, lo que en realidad pensó el redactor de la respuesta fue que la culpa la tuvieron los organizadores sí, pero por organizar tal acto y no responder brazo en alto y con vivas al dictador a los falangistas.

***



Comentarios

  1. Hoy todo es pura historia, y con una esquirla de campeonato
    Gracias Luisa.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…