Ir al contenido principal

Los hijos de buena estirpe y la crisis acabada de Mariano Rajoy



En octubre de este año, hace apenas dos meses, un informe realizado por la Fundación Foessa para Cáritas revelaba que la población excluida en España ascendía a 11.746.000 personas, de las que cinco millones se encontraban en situación de pobreza severa. De la población afectada, señalaba el informe, el 77 por ciento sufre exclusión en el empleo, el 61 por ciento de la vivienda y el 46 % de la salud. Ese número de personas representa el 25% de la población española, uno de cada cinco ciudadanos está sometido a la pesadilla de la carencia de los bienes más básicos. A causa de la pobreza energética el pasado año se registraron nueve mil muertes. 

Las cifras del paro alcanzan a cerca de cinco millones de españoles. De los que trabajan la mayoría lo hace con contratos precarios, de semanas, días o incluso horas; y los salarios, escandalosamente bajos, y en condiciones draconianas, como negar el derecho a los veinte minutos del desayuno, o incluso tiempo para acudir al servicio, condenan a los trabajadores a situaciones de esclavitud, porque los empresarios hacen trabajar diez o doce horas, a pesar de haber contratado media jornada. Esas situaciones son las que han dado lugar a que el 12,3% de las personas con empleo estén por debajo el umbral de la pobreza, una cifra que solo superan Rumanía y Grecia.

Por otra parte, España se ha convertido en el país de la UE con mayor distancia entre las rentas altas y bajas, según el coeficiente Gini, que mide la diferencia de ingresos de un país, y los datos de Eurostat, concretamente la ratio 80/20, que relaciona la población que más ingresa y la que menos, y en la que España bate récords, con un registro de 7,5 frente a Noruega, que tiene un 3,3.

Con ese panorama social, con cifras tan escandalosas como las que señalan que 2.600.000 tienen problemas de nutrición y exclusión social a causa de la precariedad económica de sus familias, el Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi Brei proclamaba, ante entusiasmados empresarios y directivos de grandes multinacionales y empresas españolas: "podemos decir que en muchos aspectos la crisis ya es historia del pasado" Hace falta tener una nula sensibilidad social y una ceguera muy notable para hacer tal afirmación, cuando el 25% de la población del país que gobierna está sumida en una dramática situación económica que no tiene visos de ir a mejorar en un futuro próximo, al menos en el tiempo en el que él siga al frente de un Gobierno sobre el que la mayoría tiene asumido que tan solo gobierna para las élites empresariales y financieras. 

No puede sorprender que al Presidente Raxoi no le importe la situación económica de los ciudadanos ‘de abajo’, ya apuntaba su ideología y su concepto de la igualdad y el bienestar del pueblo cuando afirmaba, en las páginas del Faro de Vigo en 1983: "Ya en épocas remotas –existen en ese sentido textos del siglo VI antes de Jesucristo- se afirmaba como verdad indiscutible que la estirpe determina al hombre, tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente –era un hecho objetivo que los hijos de “buena estirpe”, superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia: desde que Mendel formulara sus famosas ‘Leyes’ nadie pone ya en tela de juicio que el hombre es esencialmente desigual. No sólo desde el momento del nacimiento sino desde el propio de la fecundación. Por eso, todos los modelos desde el comunismo radical hasta el socialismo atenuado, que predican la igualdad de riqueza –porque como con tanta razón apunta Moure Mariño, la de inteligencia, carácter o la física no se pueden ‘decretar’- y establecen para ello normas como las más arriba citadas, cuya filosofía última, aunque se les quieran dar otro revestimiento, es la de la imposición de la igualdad, son radicalmente contrarias a la esencia misma del hombre, a su ser peculiar, a su afán de superación y progreso y por ello, aunque se llamen a sí mismos “modelos progresistas”, constituyen un claro atentado al progreso, porque contrarían y suprimen el natural instinto del hombre a desigualarse, que es el que ha enriquecido al mundo y elevado el nivel de vida de los pueblos, que la imposición de esa igualdad relajaría a cotas mínimas al privar a los más habituales, a los más capaces, a los más emprendedores… de esta iniciativa más provechosa para todos que la igualdad en la miseria, que es la única igualdad que hasta la fecha de hoy han logrado imponer".

Un año más tarde volvía a la carga con la desigualdad como paradigma de lógica en el modelo social para comentar un libro del ideólogo franquista Gonzalo Fernández de la Mora titulado ‘La envidia igualitaria’. El último párrafo del artículo firmado por el hoy Presidente del Gobierno no tiene desperdicio: “la pretensión final del autor sobre la que entiendo todos los ciudadanos y particularmente los que asumen mayores responsabilidades en la sociedad, debemos reflexionar. Demostrada de forma indiscutible que la naturaleza, que es jerárquica, engendra a todos los hombres desiguales, no tratemos de explotar la envidia y el resentimiento para asentar sobre tan negativas pulsiones la dictadura igualitaria. La experiencia ha demostrado de modo irrefragable que la gestión estatal es menos eficaz que la privada. ¿Qué sentido tienen pues las nacionalizaciones? Principalmente el de desposeer –vid. RUMASA-, o sea, el de satisfacer la envidia igualitaria. También es un hecho que la inversión particular es mucho más rentable no subsidiaria. Entonces ¿Por qué se insiste en incrementar la participación estatal en la economía? En gran medida, para despersonalizar la propiedad, o sea, para satisfacer la envidia igualitaria. Es evidente que la mayor parte del gasto público no crea capital social, sino que se destina al consumo. ¿Por qué, entonces, arrebatar con una fiscalidad creciente a la inversión privada fracciones cada vez mayores de sus ahorros? También para que no haya ricos para satisfacer la envidia igualitaria. Lo justo es cada ciudadano tribute en proporción a sus rentas. Esto supuesto, ¿por qué, mediante la imposición progresiva, se hace pagar a unos hasta un porcentaje diez veces superior al de otros por la misma cantidad de ingresos? Para penalizar la superior capacidad, o sea, para satisfacer la envidia igualitaria. Lo equitativo es que las remuneraciones sean proporcionales a los rendimientos. En tal caso ¿por qué se insiste en aproximar los salarios? Para que nadie gane más que otro y, de este modo, satisfacer la envidia igualitaria. El supremo incentivo para estimular la productividad son las primas de producción. ¿Por qué, entonces, se exige que los incrementos salariales sean lineales? Para castigar al más laborioso y preparado, con lo que se satisface la envidia igualitaria. Y así sucesivamente. Juan Ramón Jiménez lo denunció en su verso famoso “Lo quería matar porque era distinto”; y el poeta romántico Young dio en la diana cuando afirmó “todos nacemos originales y casi todos morimos copias”. Al revés de lo que propugnaban Rousseau y Marx la gran tarea del humanismo moderno es lograr que la persona sea libre por ella misma y que el Estado no la obligue a ser un plagio. Y no es bueno cultivar el odio sino el respeto al mejor, no el rebajamiento de los superiores, sino la autorrealización propia. La igualdad implica siempre despotismo y la desigualdad es el fruto de la libertad. La aprobación por nuestras Cortes Generales de algunas leyes como la última de la Función Pública constituye un claro ejemplo de igualdad impuesta pues pretende equiparar a quien por capacidad, trabajo y méritos son claramente desiguales y sólo va a servir para satisfacer ese gran mal que constituye la envidia igualitaria. Frente a ella sólo es posible la emulación jerárquica: hagamos caso de la sentencia de Saint-Exupery “Si difiero de ti, en lugar de lesionarte te aumento”.

En esas palabras recogía Raxoi la síntesis de su pensamiento, del desprecio por los ‘pobres inferiores’, envidiosos de los hijos de “buena estirpe” para los que él gobierna únicamente. Por eso proclamó, ufano y satisfecho que "Éramos el enfermo de Europa y tras dos años y medio, la economía lleva cinco trimestres consecutivos creciendo con tasas cada vez más vigorosas y con perspectivas alentadoras" 

Para los explotadores empresarios sin duda, aunque no para ese pueblo del que el 25% está sumido en la pobreza, con cerca de cinco millones de parados y dos millones seiscientos mil niños con problemas de nutrición. Claro que esos no son ‘hijos de buena estirpe’. 

Esquirlas de actualidad: 

Nuevo escándalo relacionado con la trama Gürtel; según denunciaron trabajadores de AENA ante el juez Ruz, la dirección –dependiente del Ministerio de Fomento- obligaba, presionaba y amenazaba con despidos a los trabajadores para que contratase con empresas de la trama Gürtel. Así, AENA adjudicó 27 contratos por 2,4 millones de euros a las firmas de la red Special Events, Pasadena Viajes o FCS entre los años 2000 y 2002, cuando era ministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos. La policía concluyó en uno de sus informes el pasado septiembre que desde AENA se favorecieron las adjudicaciones de contratos para celebrar eventos del organismo aeroportuario a "las empresas de la organización de Francisco Correa obteniendo a cambio un conjunto de contraprestaciones en forma de prestación de servicios turísticos y obras de reforma en su domicilio particular". Ante ese nuevo escándalo de corrupción, fomentada para facilitar presuntamente la financiación ilegal del PP, la secretaria general de ese partido, Dolores Cospedal, tuvo la desfachatez de manifestar: "la corrupción no es patrimonio de nadie porque lamentablemente es de todos y la misma corrupción que puede haber en un partido político, la hay en la sociedad en general". Para responderle habrá que recurrir al acervo popular, y recordar aquello de ‘cree el ladrón que todos son de su condición’.
***
El Tribunal Superior de Justicia valenciano procesará a una veintena de políticos y empresarios por delito electoral y falsedad en las elecciones de 2007 y 2008, entre ellos el ex secretario regional del PP Ricardo Costa, el exvicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla y los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Pérez "El Bigotes", Francisco Correa, Cándido Herrero, Pablo Crespo y Ramón Blanco. También están procesados los exdirigentes del PP David Serra, Cristina Ibáñez y Yolanda García -está última y Costa son aún diputados autonómicos – y varios empresarios cercanos al PP, entre ellos, Enrique Ortiz, el principal contratista de Alicante y Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de las Corts Valencianes. Todos ellos, según el juez, son sospechosos de haber financiado ilegalmente la campaña electoral del PP en 2007. Según un informe de la policía, el PP utilizó a una empresa de la trama Gürtel –Orange Market- para ocultar pagos en negro. La operativa era relativamente sencilla aunque movió cientos de miles de euros, tal vez millones, y persiguió sus objetivos: Francisco Camps arrasó en las autonómicas de 2007. Lo curioso de estos procesamientos es que Francisco Camps, expresidente de la Generalitat haya sido exonerado de cualquier delito, aun siendo ‘amiguito del alma’ del Bigotes. 

***
Tras varios meses de negociación, Gobierno, sindicatos y patronales han firmado este lunes el nuevo Programa Extraordinario de Activación para el Empleo, que contempla una ayuda económica para desempleados de larga duración. El dinero destinado a esta medida rondará los 1.500 millones de euros y podrán beneficiarse de él entre 400.000 y 450.000 personas. El programa está pensado para desempleados de larga duración, es decir, que lleven más de un año en paro, y que tengan cargas familiares, al menos un hijo o un cónyuge. Lo que constituye una bofetada más a la Constitución y van… porque ¿qué motivo hay para que parados de larga duración que no tengan hijos o pareja se vean perjudicados con esta medida? ¿No dice la ley de leyes que todos los ciudadanos son iguales ante la ley? Una vez más unos más que otros, y la gente sin pareja y sin hijos por lo visto ha de morir de hambre porque no ha cumplido con su obligación reproductora. Que el PP tenga esas ideas se puede entender. Que los supuestos sindicatos de clase acepten tal injusticia demuestra la manera de defender a los trabajadores que tienen CCOO y UGT.
***

Colabora con la libertad de expresión ayudando a la autora de este blog, periodista en paro desde hace cinco años a causa de la persecución del PP. Puedes hacer una donación en la siguiente cuenta.

C/C: 0049 1608 04 2790044982 
IBAN: ES360049 1608 0327 9004 4982 
BIC: BSCHESMMXXX



Comentarios

  1. Magnífico artículo. Uno más para añadir a una futura historia de estos años que estamos pasando en España.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier, acabarás animándome a intentar publicar un libro con ellos cuando pasen estos aciagos años de marianato. Enorme abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…