Ir al contenido principal

Impuesto silencio



No estoy de vacaciones, no me ha callado el miedo o la molicie. Me ha silenciado mi ordenador, que ha petado. Hasta que consiga uno nuevo no podré expresarme, analizar la actualidad e informaros de asuntos que no cuenta la prensa oficial
Me encantaría poder escribir sobre:

La consulta catalana y la intolerancia del PP y UPyD

Las nefastas consecuencias de la caída del Muro de Berlín para los Estados del Bienestar

La sempiterna corrupción de este Estado de cleptocracia.

Las mentiras y manipulaciones que cuenta la casta y la prensa sobre PODEMOS

…Y tantas cosas como suelo analizar en este blog. 

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Estoy sin ordenador, si echáis un cable me salvaréis la vida, ya sea con aportaciones económicas o con un portátil que no uséis. La colaboración de los lectores para seguir adelante es ahora más imprescindible que nunca.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

  1. Espero que puedas solucionarlo. Mientras tanto haré todo lo posible para que sigas escribiendo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Xornalista, coido que aínda non liches un mail que escribín onte. Fai o favor de ollar o correo, carallo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…