Ir al contenido principal

Desde La Sexta a El País todos los medios unidos contra Podemos. O como el miedo se torna en agresividad.




Está aterrorizada, la casta está amedrentada ante la posibilidad de que se les escape el chollo de las manos. Treinta y ocho años disponiendo de lo público a su antojo, manipulando a la opinión pública, abusando de la ciudadanía se tambalean ante el empuje de un partido político joven y que está despertando el entusiasmo en una población cansada de corrupción, de abusos y latrocinios. Y su reacción es la de todo animal acorralado. La de un peligroso alacrán que expele su veneno sin contención ante el peligro de perder sus privilegios y su impunidad. 
 
Desde que Podemos se constituyó en partido político, apenas hace dos semanas, los medios, incluida la hasta hace pocas semanas imparcial La Sexta, se lanzaron contra los más conocidos representantes de Podemos: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero... La bochornosa entrevista realizada por Ana Pastor en El Objetivo, o el programa de La Sextanoche del sábado, que se convirtió en un aquelarre contra Podemos, la cadena de Atresmedia se sumó a la descalificación de Podemos, contando con un chafardero economista de la casta que, como mejor argumento utilizó el bajuno razonamiento de que a los economistas encargados del programa económico de esa formación, Vicenç Navarro y Juan Torres, 'no acuden a los foros económicos que yo frecuento, no los conoce nadie'. 

Sin embargo, Navarro fue asesor de la Organización de las Naciones Unidas, de la Organización Mundial de la Salud, del gobierno de Salvador Allende, del socialdemócrata sueco, de varios gobiernos estadounidenses -entre ellos el de Bill Clinton- y del Congreso de Estados Unidos. En 1992, Hillary Rodham Clinton, responsable del grupo de trabajo encargado de realizar la reforma sanitaria, le invitó a integrarse, trabajando en la Casa Blanca durante 1993. En España fue Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona y en la actualidad es catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), profesor de Políticas Públicas, en la Johns Hopkins University  de Washington, donde dirige el Programa de Políticas Públicas y Sociales y, además, dirige el Observatorio Social de España, una red de académicos e investigadores de varias universidades, expertos en el estudio de diversas áreas del Estado del Bienestar y es rector emérito de la Universitat Progressista d'Estiu de Catalunya. Según el Lauder Institute, es uno de los científicos sociales españoles más citados del mundo. Mas nada de eso es válido para un casi anónimo profesor del Icade, que ni siquiera es mencionado en la Wiquipedia, tan solo le conocen los espectadores de La Sexta. 

Por su parte, Juan Torres, al que el mediático y gris Diez califica como ‘desconocido’, es catedrático de Economía aplicada en la Universidad de Sevilla donde participa en el Grupo de Investigación Teoría Económica y Economía Política, miembro del Consejo Científico de Attac España,y autor de cerca de una  treintena de libros sobre economía y centenares de artículos algunos de ellos publicados en la web Ganas de Escribir, así como en la dedicada a información económica altereconomia.org, de la que es coordinador. Crítico con las políticas de austeridad de la UE, el diario El País, siempre al servicio de los amos del dinero, censuró uno de sus artículos, titulado ‘Alemania contra Europa’, en el que expresaba algo que muchos ciudadanos españoles, griegos, italianos, portugueses o irlandeses comparten: "Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto del continente, ahora para garantizarse su espacio vital económico".

Diez argumentó, en el mencionado programa de la cadena de Lara, después de insistir en que Podemos carece de programa –latiguillo que repiten tertulianos de todo pelaje, economistas de segunda fila y periodistas servidores de la casta, como si no gobernase un partido que llegó al poder escondiéndolo-, que una de sus propuestas, la de la renta básica para proporcionar a los parados dignidad y capacidad de negociar salarios justos ante los feudales empresarios, sería imposible de afrontar. Es un mantra que repiten hasta la saciedad todos los integrantes de la casta: la prensa, los partidos políticos desde la más reaccionaria derecha hasta los supuestos socialdemócratas del PSOE, muchas veces caricaturizando la medida al decir que esa subvención la quiere Podemos hacer universal, y calculando los seiscientos euros en los que cuantifica el partido de Pablo Iglesias la ayuda, como si se le fuese a entregar a todos los censados en este país, alrededor de cuarenta y seis millones. Otros tienen algo más de dignidad y aceptan que esa subvención solo alcanzaría a los cinco millones y pico de parados. E insisten en la imposibilidad de sufragarla con el dinero de las arcas públicas. 

Nadie se ha molestado en pensar que esos 3.300 millones que supondrían los 600 euros destinados a cinco millones y medio de personas serían muy fáciles de recaudar con tan solo eliminar la subvención a la secta católica, 169.000 millones anuales, los 22.000 de las Diputaciones Provinciales, y al tiempo se recuperasen los 42.000 millones que defraudan las grandes empresas y fortunas, por ejemplo durante 2013. Si se sumasen a esa cantidad la supresión de los elevados gastos del Ministerio de Defensa y el sueldo de los cientos de miles de asesores a cargo de las arcas públicas, dedicados a pasar la mano por el lomo a sus señoritos políticos, se podría contar con los fondos suficientes para abonar esa subvención. No hace falta ser un avezado economista para hacer esas fáciles cuentas de la vieja. Mas la seriedad y la realidad no casan bien con la persecución obsesiva contra Podemos que practican por igual medios de comunicación e integrantes de partidos políticos, ya sean dirigentes o militantes de base. Resulta especialmente  patético oír a los socialistas, o ver la actitud de militantes de base de esa formación, que propagan machaconamente, las redes sociales, las falacias de la caverna mediática, uniéndose a la ultraderecha con tal de descalificar a Podemos.

La campaña emprendida contra Íñigo Errejón por sus trabajos en la Universidad de Granada, ha sido solo el pistoletazo de salida de la difamación, la descalificación y las insidias que, a partir de ahora, veremos contra Podemos con insistencia diaria. Desde los medios que recogen la inquietud o preocupación de los empresarios, como hacía el domingo El País –y que impelen a recordar las palabras de Andreita Fabra ante los recortes impuestos a los trabajadores por el Gobierno de Raxoi-, a los twist de deportistas ágrafos, como el futbolista español del Tottenham Hotspur, Roberto Soldado, que expresó, con el rico lenguaje que suelen emplear quienes utilizan la cabeza para golpear con ella, la siguiente frase: “¿De verdad que tenemos seguir escuchando a Pablo Iglesias y su cuadrilla? ¿Alguien confía en ellos? Ya tenemos bastante con lo que tenemos". Y es que todos aquellos que, de una manera u otra, llevan años beneficiándose de un sistema injusto, depredador con los débiles y ladrón, clamarán e inventarán falacias contra Podemos. 

Va a ser una lucha desigual y cansina. 

Esquirlas de actualidad. 

Hoy se cumplen tres días del tercer aniversario de las elecciones en las que el PP se hizo con el Gobierno tras una campaña plagada de falsedades, ocultaciones y trampas. Pareciera que han pasado treinta años. No solo por lo larga que se está haciendo esta legislatura para muchos, sino porque todas sus decisiones sirvieron para retrotraer a este país al pasado esos treinta años que parece durar el mandato de Raxoi, ya sea en materia laboral o social, con la restricción de derechos y salarios, la desprotección de los más débiles, convirtiendo la brecha social en auténtica sima, o su vuelta al fascismo franquista en materia de libertades formales, con la promulgación de una Ley Mordaza que nos equipara a una dictadura bananera. La política contra Catalunya, que pasa por descalificaciones, imposiciones y burla de las aspiraciones del pueblo catalán, la puesta en manos de la secta católica de la enseñanza pública, la privatización de la sanidad, el desprecio a la conservación medioambiental y la protección, a costa del erario, de los espectáculos taurinos, rechazados por más del 70% de la población, además de su asalto a los medios de comunicación públicos y privados, convirtiendo la libertad de información en una sombra del pasado, son algunas de las cuestiones, además de por la corrupción sistémica del PP, por las que será recordado un Gobierno que dejará, como el Don Juan de Zorrilla, ‘triste memoria de si”.

 ***

El belga Éric Toussaint, doctor en Ciencias Políticas, visitó Barcelona para presentar su nuevo libro: “Bancocracia”, en el que denuncia las manipulaciones y los crímenes que, a su juicio, llevan cometiendo los bancos privados, con la connivencia de gobiernos y bancos centrales, desde que estalló la crisis económica. Su obra es un alegato a favor de la socialización del sector bancario, en la que propone, “medidas de forma radical para poner freno al capitalismo financiero, el sector del ahorro, crédito e inversión, demasiado serio para la sociedad como para dejarlo en manos del interés privado y capitalista. Pensar que los bancos privados internacionales pueden volver a disciplinarse es una utopía", sostiene. A efectos prácticos, y en clave española, el politólogo cree que "hay que expropiar a gigantes financieros como el Banco Santander o el BBVA. Separar la parte que reciben del ahorro y mantener el espacio para la inversión a través de cooperativas que permitan un control ciudadano de su funcionamiento". Lo mismo opina sobre el sector energético: "Hay que ir más allá de la mera nacionalización. Los sectores prioritarios deben definirse en un marco de servicio público". Desde su experiencia como presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo y miembro de la CAIC-Ecuador (Comisión presidencial de Auditoría Integral del Crédito público), el pensador belga cree, igualmente, que la única manera de torpedear la hoja de ruta de la Comisión Europea es dejar de pagar la deuda pública ilegítima. Su posición, avalada por un profundo conocimiento de la situación económica, pone de manifiesto que no  son solo los ‘locos’ de Podemos quienes consideran que esa salida sería la adecuada para librarse de la dictadura de los especuladores financieros y sus servidores políticos.

***
La secta católica siempre gusta más de puestas en escena espectaculares que de acciones en favor de las personas. El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, escenificó este domingo esa tendencia a los rituales de relumbrón, con mucha mitra, mucho oro y poca conciencia, al escenificar ante el altar mayor de la Catedral de Granada, el espectáculo de la solicitud de perdón, postrándose en el suelo como si hiciese abdominales. Resulta una burla para las víctimas de los abusos paidofilos la puesta en escena del Arzobispo, que no solo no los persiguió, sino que los ocultó a la Conferencia Episcopal, al no informarla de la denuncia interpuesta por una de las víctimas a todo un clan de mafiosos pervertidos, con sotana y sin ella, conocido como el ‘Clan de los Romanones’. Resultaría patético si no resultase indignante. 



Si te gustan los artículos que publica este blog y apoyas la libertad de expresión ayuda a su autora, en paro a causa de las represalias del PP, haciendo una aportación económica. 

C/C: 0049 1608 04 2790044982 IBAN: ES360049 1608 0327 9004 4982
 BIC: BSCHESMMXXX

Si lo haces desde otro país has de añadir
 BIC: BSCHESMMXXX

Comentarios

  1. Como es habitual en ti, magnifico artículo poniendo las cosas en su sitio y las esquirlas inmejorables.
    Has vuelto con fuerza y eso me gusta.
    Un abrazo grande de oso contento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier, la verdad es que sí, después de tantos días de obligado silencio tenía muchas ganas de escribir, y, además, viendo y oyendo a cierta gentola no puedo reprimir mi impulso de responder, aunque solo sea a través de mi modesto blog. Abrazo de osa igualmente contenta de que tú lo estés.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…