Ir al contenido principal

Los sondeos electorales, el terror de la oligarquía y el perdón de Rajoy por la corrupción.



                                                                          Foto de Luisa Sánchez

Día de otoño que más parece verano, el lugar un mercadillo de frutas, verduras, flores y ropa. El tema de conversación entre vendedores y público habitual no es, sin embargo, el templado y soleado tiempo meteorológico, ni los goles que el Madrid marcó hace unos días al Barça; el tema de conversación es la corrupción política, la ausencia de vergüenza de una clase dirigente que se ha desvelado ladrona e indiferente a los ciudadanos. El hartazgo por quienes han dejado desasistido al pueblo, le han engañado, culpado de una crisis causada, en parte, por el latrocinio sistematizado de unos políticos sin ética se desborda en las conversaciones. Y la esperanza, cada vez más extendida entre la gente, de que ‘gane las elecciones el chico ese de la coleta’ y les devuelva todo lo que le han robado los actuales gobernantes es cada día mayor. 

Quienes así hablaban, muchos, y muy indignados, eran ‘los de abajo’, los que sufren la consecuencia de la crisis, los que acuden a ese mercadillo, o a cualesquiera otros, buscando puestos de fruta que permitan comprarla a los parados o los jubilados, los mismos que pueden adquirir una prenda de abrigo por tres euros, o unos cuantos kilos de patatas a mitad de precio de lo que se venden en los supermercados. ‘Los de abajo’ que, cuando llegue el invierno, pasarán frío porque no podrán pagar los recibos de la luz, cada día más onerosos, porque las eléctricas se privatizaron y son empresas dedicadas a hacer negocios, inadmisibles, con las necesidades de la gente. 

Mientras, ‘los de arriba’, como la patronal de las empresas eléctricas, Unesa, dice sentirse ‘aterrada’ por los planes de Podemos, sobre la intención de obligarles a que existan unas tarifas razonables a las que puedan hacer frente parados, jubilados y esas familias que cada día son más millones -25, según las últimas estadísticas- en riesgo de exclusión, sin ingresos o con ingresos mínimos porque los salarios han bajado tanto que, aun teniendo un trabajo, se sobrevive en la pobreza. 

El presidente de esa asociación de malhechores que son –al igual que muchos políticos- las eléctricas, Eduardo Montes no quiere que se hable de pobreza energética, porque según él no es la más preocupante. Seguramente porque él no pasa frío en invierno. Aunque se muestra ‘aterrado’ por los planes de Pablo Iglesias. Tan aterrado que, según circula por la red, le hizo llegar su preocupación al presidente del Gobierno, que, no se sabe si porque está convencido de ello, o por salirse por la tangente con una de sus habituales falacias, le aseguró que si ganase Podemos unas elecciones, PP y PSOE pactarían para evitar que Pablo Iglesias gobernase. Habría que saber si el partido de Pedro Sánchez está dispuesto a suicidarse o si el pueblo, después de votar mayoritariamente a una formación, toleraría tal tomadura de pelo. 

Y es que, parece que, según el ultimo sondeo del CIS, que se dará a conocer a primeros de noviembre, la intención directa de voto da a Podemos como el partido que obtendría la mayoría en las elecciones, de celebrarse en el presente comicios. La noticia lleva varios días circulando por la capital del Estado, para horror de los poderosos, a los que, sin duda, tranquilizará la encuesta final, convenientemente maquillada y manipulada. 

El estado de hartazgo y rabia de la población ante los casos de corrupción, que se desvelan cada día está alcanzado niveles impensables hace unos años. Y en esas, a Mariano Raxoi, lo único que se le ocurre es pedir uno de esos perdones que no sirven para nada, porque ese concepto judeocristiano, del que tan cerca está el Presidente del Gobierno, requiere, según la secta católica, propósito de enmienda, dolor de corazón y cumplir la penitencia. No parece que el Presidente del Gobierno sienta un sincero dolor de corazón, ni que esté dispuesto a cumplir la penitencia, que tendría que substanciarse en su dimisión y la convocatoria de elecciones generales. 

"Pido perdón en nombre del PP a todos los españoles por haber situado en puestos de responsabilidad a quienes no eran dignos para ellos", la frase de Raxoi provoca la reacción de preguntar ‘¿y?’, porque es obvio que el perdón no basta. Entre otras cosas, porque entre los indignos para tener un puesto de responsabilidad él es el primero. Él que cobraba sobresueldos ilegales, que, o permitió o renunció a su deber in vigilando, respecto a las obras de remodelación de la sede de su partido, abonada con dinero negro de procedencia ilegal. 


El PP, cada día se confirma más intensamente la impresión de que más que un partido
político es una asociación de malhechores, lleva muchos años enredado en asuntos de financiación ilegal, de trampas e indecencias económicas que es muy posible que comenzasen cuando Fraga y sus ‘siete magníficos’ franquistas crearon AP, pero , desde luego, no cabe duda de que desde el mismo día en el que el ministro de Franco le dijera a Aznar aquello de ‘ni tutelas ni tus tías’, este inició una deriva de ilegalidades y sinvergonzonerías que ahora están aflorando…y las que seguramente quedan.
 
Hoy mismo, el diario.es, publica una información sobre las comisiones que cobró Aznar de la empresa Abengoa por facilitarle la contratación de la construcción de unas desaladoras en la Libia de Gadafi, aquel gobernante calificado como monstruo terrorista, que pasó a ser un aliado que ‘no era tonto’, y que le regalaba caballos de pura sangre, amén de lo que no sabemos. Dice Aznar que todo fue legal más ¿es ético que un presidente de Gobierno haga negocios personales con las relaciones internacionales? 

Con el paso del tiempo, porque la realidad es muy tozuda, se ha constatado que el interés de Aznar por entrar en la guerra de Iraq no tuvo razones ideológicas ni estratégicas, ni siquiera aquel infame cambiar sangre por petróleo que preconizaba su ministra de AAEE, Ana Palacio. La realidad es que el único motivo para apoyar aquella guerra ilegal e injusta que no solo no ha terminado sino que sigue sacudiendo la paz del Oriente Medio, fueron las ‘mamandurrias’, nombramientos, comisiones y privilegios que le ofreció el Hitler del siglo XXI, George W. Bush, y que cumplió a tenor de lo que gana el entonces Presidente.  

Aznar puso las bases de la corrupción del PP y sus gentes le siguieron entusiasmados. Asaltaron el poder con malas artes en 1996 -¿quién no recuerda las campañas mediáticas del Sindicato del Crimen inventando casos de corrupción del PSOE, a los que además de los imperdonables reales, aumentaron el rechazo de los electores con otros tantos proyectados para desalojarlo del poder?-, y lo siguieron asaltando en las CCAA con campañas financiadas ilegalmente y promesas de buen hacer que no fueron nunca más que un disfraz para hacerse de oro con todo lo público. 

Como siniestros Midas, decididos a convertir en oro cuanto tocaban, se hicieron fuertes en comunidades como la valenciana, a la que dejaron en la ruina, o la balear, donde su ejemplo de Gobierno para Raxoi, Jaume Matas, cumple pena por corrupto; o la madrileña, cuna de la trama Gürtel y de la operación Punica. Desde que llegaron al poder central, en 2011 no han cejado de malbaratar lo público, como la sanidad, para ponerlo en manos de sus amigos. Mas pronto que tarde, algún juez dejará al descubierto las razones y las comisiones de la enorme estafa de las privatizaciones sanitarias en Madrid, en Castilla-La Mancha, en el País Valencià, impulsada desde el Gobierno por individuas de tan poco fiar como Dolores Cospedal y Ana Mato.  

Intentan, los dirigentes del PP hacerse perdonar la corrupción que anega en podredumbre la vida política española con la falacia de que son ellos quienes impulsaron las investigaciones, haciendo el constante uso de la mentira al que tienen acostumbrada a la sociedad. Pero la trama Gürtel la puso al descubierto un concejal resentido y un juez osado, al que le costó la toga hacerlo. Las tarjetas black de Caja Madrid se detectaron tras la investigación de los correos de Blesa, y este último caso, el Punica, que tiene como protagonista al hombre fuerte de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, y una recua de alcaldes a los que la lideresa tuvo mucho interés en que eligiesen sus municipios, la Fiscalía anticorrupción a la vista de la lista Falciani. 

Pide perdón Raxoi, presidente del Gobierno y del PP, no porque haya hecho un acto de contrición, ni porque tenga propósito de enmienda, ni porque esté decidido a cumplir pena alguna. Pide perdón con el objeto de seguir en el poder para tranquilidad de sus amos de la oligarquía y de la UE y para que su gente pueda seguir firmando contratos ilegales, para que el dinero negro siga corriendo por las cuentas del PP en paraísos fiscales, para seguir cobrando sueldos en negro y comprando medios afines.

Huele a podrido en el PP y este se niega a celebrar un pleno sobre la corrupción como le exige la oposición en pleno. Raxoi se limita a pedir un perdón ominoso, sin propósito de enmienda y sin pensar en dimitir, enrocado en una mayoría absoluta que se diluirá, cual azucarillo en vaso de agua, en cuanto se celebren comicios. Porque la ciudadanía no está dispuesta a perdonar tanto robo y tanta indecencia.

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que impide su presencia en los medios hace indispensable la colaboración de los lectores para seguir adelante.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…