Ir al contenido principal

¿Es corrupción o el sistema?



“¡No se puede decir que todos los políticos sean corruptos porque existan unos cuantos sinvergüenzas!” La rotunda afirmación la hacía, en la tertulia de La Sexta ‘Al rojo vivo’, una colaboradora de Elplural.com.,un digital dirigido por Enrique Sopena, hombre muy vinculado al PSOE, que fue en su día Director de Informativos de RTVE cuando Felipe González era Presidente del Gobierno. El reproche lo hacía la colaboradora de El Plural a Carolina Bescansa, integrante de Podemos, que atribuía el asunto de las ‘tarjetas fantasmas’ de Caja Madrid a una sistémica podredumbre del actual régimen. 

La descomposición registrada en Caja Madrid, y posteriormente en Bankia, supone que los ciudadanos tengamos que sufragar con nuestros impuestos 24.000 de los 66.000 millones de euros del rescate bancario, y el recorte de infinidad de derechos adquiridos a lo largo de décadas. No es sino el paradigma de una manera de hacer política y manejar lo público por parte de los partidos y los sindicatos del sistema que revela la corrupción existente en un régimen que ha hecho de ella su modo de vida. En el asunto de esas tarjetas, cuyo despilfarro supuso alrededor de quince millones de euros, estuvieron implicados partidos del arco parlamentario madrileño –PP, PSOE e IU y los sindicatos CCOO y UGT-; en suma, todo el poder político de la comunidad de Madrid. 

Esas tarjetas opacas, de las que disfrutaban los consejeros y directivos de Caja Madrid, se cargaban a cuentas computadas como ‘errores del servidor informático’, de ese modo sus usuarios no tenían que declarar a Hacienda los privilegios económicos que les proporcionaba su uso, ni figuraban en los contratos o estatutos de la Caja. Eran, como las define la prensa, tarjetas fantasmas, la materialización del espectro de la corrupción y ausencia de ética de una clase dirigente que, durante décadas, ha hecho del abuso de las cuentas públicas su confortable modo de vida. 

Los beneficiarios de la estafa pertenecían a todos los partidos, fueron elegidos por las cúpulas de los mismos como ‘premio’ a los servicios prestados, conscientes de que la participación en los órganos directivos de las Cajas –la de Madrid y todas aquellas que han tenido que ser rescatadas a causa del despilfarro y latrocinio de sus directivos-, era una recompensa, un momio que resarcía de la pérdida de otros puestos de poder en el ámbito político o sindical. Todo ese asunto permite constatar que un buen número de vividores hicieron del ejercicio político no un servicio a los ciudadanos, sino un modo de vida, bien pagado y rentable, a cambio de muy pocos esfuerzos. 

Con casos como el de las tarjetas fantasma, y otros muchos que asaltan nuestra capacidad de aguante y que cada día desvelan los medios - los Gürtel, Bárcenas, Pokemon, Eres, Brugal, Pujol, etc- se constata que no es que existan casos aislados de políticos corruptos, que aprovecharon su cargo para ejercer un inadmisible saqueo, sino que es el sistema, o el régimen, el que, durante más de treinta años, articuló un entramado de cuotas de poder para poder lucrarse de las arcas públicas a costa de los sacrificios de los ciudadanos.   

Esa ‘omertá’ mafiosa, llevada a cabo por los representantes de partidos políticos y sindicatos, extendida a muchos ámbitos de la administración, es la responsable de una crisis económica de la que los mismos piratas que la causaron culparon a los ciudadanos diciéndonos que ‘habíamos vivido por encima de nuestra posibilidades’, cuando la realidad es que nos robaron por encima de ellas. Y siguen en ello, porque cada recorte que padecemos –el gasto por prestaciones a parados baja un 18% y el de Educación un 25% en los PGE, y siguen un año más sin recibir un euro las víctimas de la dictadura franquista, entre otros abusos-, son la consecuencia de un fraude sistemático llevado a cabo por todos los partidos del sistema. 

Quienes se sorprenden de las palabras de los líderes de Podemos que señalan los problemas del régimen, y niegan la mayor, hacen sospechar que, de alguna forma, pertenecen a ese sistema que, durante treinta y cuatro años, estuvo, y aún está, repartiendo prebendas entre aquellos que los jaleaban, ya fueran periodistas, tertulianos o voceros. Nadie que no haya participado del festín puede justificar tanto pillaje y tanto abuso. 

Y como no se trata de corruptos aislados, sino de un sistema corrupto, para salir de ese estado de rapiña sistemático, que roza o alcanza a todo el mundo –hoy se ha conocido la relación entre el nuevo Ministro de Justicia, Rafael Catalá, con el que fuera socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, después de que fuera imputado por su supuesta actividad delictiva al frente del Instituto Nóos, en donde trabajaron juntos en varias operaciones relacionadas con el asesoramiento del sector público, según ha informado este jueves El Confidencial-, no cabe más solución que una limpieza a fondo, un nuevo código ético que limpie la política de una caterva de delincuentes, que hicieron de la política su modo de vida, al convertir un noble oficio en una mafia. 

Son los que propiciaron que España sea el país europeo en el que las familias perdieron más poder adquisitivo –el 28% desde 2007, año en que comenzó la crisis-, según el banco suizo Julius Baer. En esos años gobernó el PSOE y gobierna el PP, y durante ellos, al aumento de la pobreza de los ciudadanos correspondió el indecente enriquecimiento de un 1% de la población y que sea el país donde vive el más rico de los europeos, Amancio Ortega, paradigma de empresario sinvergüenza y esclavista que construye día a día su fortuna sobre la explotación de trabajadores sin derechos en sus fábricas deslocalizadas de Oriente o Sudamérica, donde explota a menores y mujeres hasta la extenuación. Y el sistema se lo permite. 

Desde luego, no es la democracia la causante del actual estado de latrocinio, como claman algunos nostálgicos de la dictadura, sino su ausencia, desde su carencia en el seno de los partidos políticos a la falta de control ciudadano, la ausencia de transparencia en la que se camuflaron los partidos políticos para hacer tiras y capirotes del dinero y los derechos de todos. 

Tendría que ser la hora de los ciudadanos, de que tomen el control de las instituciones para sanearlas, limpiarlas de tanto corrupto y sacar de la vida pública a quienes, durante treinta y cuatro años, se escondieron tras una falsa democracia para medrar y engañar a todo un pueblo. 

Esquirlas de actualidad. 


Catalonia is diferent, por mucho que los españolistas centralistas se empeñen en negarlo. El seny se impuso en el Parlament y todos los grupos, incluido el del propio Molt Deleznable Pujol, aprobaron una comisión de investigación que desmenuzará el turbio asunto de las finanzas de la familia del Deleznable. 

Y, haciendo uso de ese seny, CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP firmaron una petición formal para que Francisco Pérez de los Cobos y Pedro José González-Trevijano, presidente y magistrado del Tribunal Constitucional,  se abstengan de intervenir en los recursos contra la consulta del 9-N por su militancia en el PP.

Cecilio López-Tercero, el espeleólogo que cayó en una sima a más de cien metros, en Perú, fue rescatado por sus compañeros trasladados desde España con cientos de kilos de material, y que no recibieron un solo euro de ayuda del Gobierno de Raxoi. Se conoce que todo el dinero disponible, después de descontar los latrocinios diversos que se sufren en este país de ladrones, se le entrega a la secta católica o a festejos taurinos. 

La subida del IVA supuso un duro golpe a la industria cultural. A la música en vivo le costó unas pérdidas de 93.000 millones de euros, el cine, el teatro y la venta de libros. Según la SGAE, el número de espectadores en salas de cine, teatro o conciertos descendió en el último año en un 17%. Es evidente que el Gobierno de Raxoi tiene muy claro, como todos los gobiernos fascistoides –aunque este llegase al poder a través de las urnas- que la cultura es siempre un enemigo del poder abusivo y obra en consecuencia. 

La elección de Arias Cañete no está siendo un camino de rosas, y aún no está claro que esta llegue a producirse. Después del examen al que fue sometido ayer, tendrá que esperar hasta la semana que viene para saber qué nota le ponen los eurodiputados tras el examen del miércoles. Las recomendaciones que el Parlamento Europeo envíe a Jean-Claude Juncker sobre el candidato español a sentarse en la Comisión Europea tendrán que votarse en las comisiones de Medio Ambiente y Energía, como han solicitado los verdes y la izquierda europea.  "Desafortunadamente sus explicaciones durante la audiencia no arrojaron mucha luz: rechazó en tres ocasiones responder a nuestras preguntas sobre los intereses de su cuñado en la compañía en la que Cañete vendió recientemente sus acciones", expresó en un comunicado la vicepresidenta del grupo socialista europeo, Kathleen Van Brempt. Aquí, el PP anda reclamando el apoyo de los socialistas, que no tienen aún decidido si se abstendrán o votarán en contra, invocando el habitual patrioterismo español, que les hace considerar que por serlo –español-, hay que votar al que sea, aunque se trate de un sinvergüenza. 

La xenófoba y cruel política del PP vulnera continuamente los más básicos Derechos Humanos. Varias asociaciones integradas en CIES NO denuncian, junto con la Defensora del Pueblo, abusos en el CIES de València, donde se produjeron nuevas denuncias por agresiones policiales contra inmigrantes internados en esas cárceles donde encierran a personas que, buscando una vida mejor llegaron a nuestro país y por ello son tratadas como delincuentes. Las agresiones de la policía se produjeron tras un intento de fuga durante el que se registraron heridos que requirieron puntos de sutura, efectuados por los médicos del CIE valenciano, ya que los agentes se negaron a trasladarlos a centros sanitarios, pese a la gravedad de sus lesiones. CIES NO informa, además, que cada vez que se denuncian agresiones por parte de la policía, "inmediatamente después se expulsa a su países de origen a víctimas y testigos, lo que paraliza el proceso". En lo que va de año, asegura Ana Fornés, portavoz de la plataforma que agrupa a más de 30 organizaciones sociales del tejido asociativo valenciano, "hemos recogido más de treinta denuncias interpuestas por palizas, maltrato y humillaciones. El fomento del la impunidad desde el Gobierno es inadmisible”.

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que impide su presencia en los medios hace indispensable la colaboración de los lectores para seguir adelante.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:



Comentarios

  1. Querida Luisa, es la Transición no Transitada, la que ha provocado estos lodos. Perfecto artículo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Javier, esa transición que no fue tal sino una estafa y un engaño. Mil gracias. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…