Ir al contenido principal

Caja Madrid, Bárcenas, Gürtel: Todos los escándalos el escándalo.



Julio Cortázar fue autor de uno de los cuentos más bellos escritos en la historia de la literatura: Todos los fuegos el fuego. Parafraseando el título de la narración del escritor argentino -que viola el tiempo y el espacio en ella, como ya hiciera en Rayuela-, al pensar en los escándalos de corrupción que sufrimos en este paciente país se puede afirmar que todos son el mismo. 

El desenfreno de un casta de malhechores, cobijados bajo el paraguas de la política, protagonizando el asalto a lo público durante treinta y cuatro años, es el mismo escándalo, llámense tarjetas black de Caja Madrid, caso Gürtel, Bárcenas, Brugal, Pokemon, Ere’s…así hasta cerca de dos mil casos judicializados, y los que aún no se conocen, o se conocen pero no han caído en manos de los jueces. 

En abril de este mismo año el Huffington Post publicaba una información en la que cuantificaba en 1.700 lo casos de corrupción abiertos en juzgados de toda España y en tribunales superiores. Y señalaba que, hasta el momento, solo veinte personajes pisaron la cárcel o permanecen en ella. En esas fechas aún no había estallado el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid, por el que están imputados Rodrigo Rato, Miguel Blesa y Leopoldo Sánchez Barcoj. Al resto de piratas que dispusieron de dinero público de forma intolerable, reprobable y sin ética, ni siquiera considera el juez Andreu que haya que imputarlos. 

La última sinvergonzonería descubierta sobre las tarjetas black es que aunque había 86 titulares, existían 214 duplicados. Que eran usados por los chóferes de los expoliadores de lo público, pero también por sus mujeres, sus hijos, sus amantes y el vecino del tercero si se terciaba. Era la impunidad y la desfachatez con la que obraban los protagonistas de una historia de latrocinio que se perpetuó a lo largo de años. Esos mismos beneficiarios de las tarjetas recibieron créditos por valor de 64 millones de euros, concedidos por la entidad sin atenerse a los controles y exigencias que se imponen a los usuarios de a pie. 

Y, simultáneamente, se desahuciaba a cientos de miles de personas, estafadas en sus hipotecas, y algunas de las cuales se quitaron la vida ante la desesperación de, no solo perder su casa, sino quedar prisioneros para el resto de sus vidas de una banca vampírica que, no conforme con arrebatar las viviendas, exigía el pago total de la hipoteca y los señalaba como morosos, haciendo imposible hasta que pudieran contratar luz o teléfonos, o comprarse un electrodoméstico imprescindible a plazos. 

En el Congreso de los Diputados, los Gobiernos de PSOE y PP,  se negaban, y aún se niegan, a legislar sobre la dación en pago pretextando que de ese modo los bancos entrarían en quiebra. Prisioneros de sus propias felonías, del latrocinio llevado a cabo por los integrantes de los partidos en esos mismos bancos, los supuestos representantes del pueblo mantienen una obcecada e inmoral servidumbre al poder financiero. Son sus rehenes y protectores a un tiempo,  servidores y clientes, consentidores y cómplices de un monumental caso de corrupción que engloba en uno todos los existentes. 

Todo es lo mismo, la putrefacción de una clase dirigente, ladrona y sin ética que, con la tolerancia de jueces que son nombrados por esos mismos políticos sin decencia, los dejan en la impunidad para que sigan perpetrando, desde su asociación de malhechores, el saqueo de los bienes públicos y aún privados, como se está viendo con las preferentes. 

No es que haya muchos casos de corrupción, es el mismo: el de un sistema corrupto en su totalidad, desde su nacimiento y desde que comenzó aquella falsa transición en la que se pusieron de acuerdo unas elites con poder para mantener un sistema que les permitiría repartirse, por turnos, la capacidad para robar y perdonarse si eran pillados. 

Si la ciudadanía, el pueblo, quiere acabar con la caquexia de un régimen ladrón tendrá que desalojarlos del poder, hacer una limpieza con autoclave en todas las instituciones, porque todas, desde la monarquía al ejército, desde el poder financiero a los sindicatos mayoritarios, todo está afectado por una enfermedad de podredumbre. No es que haya casos de corrupción, es que el régimen está corrupto. Todos son el mismo caso. 

Esquirlas de actualidad.

El Consejo General de Enfermería presentó este martes un informe sobre las actuaciones realizadas en la atención de pacientes con ébola en España en el que se concluye que los protocolos, la formación y el entrenamiento de los profesionales fueron "insuficientes" y se vulneraron varias leyes. En la rueda de prensa en la que se presentó, el presidente de la entidad, Máximo González Jurado, señaló que tanto la legislación española como la europea "prevé la situación" que se dio en España pero que, según denuncian los enfermeros, no se siguieron los protocolos para el manejo de los infectados por el virus letal. El presidente de la Organización Colegial de Enfermería avanzó que se van a personar ante la Fiscalía para aportar toda la información recopilada y que se "esclarezca la verdad", ya que entienden que pudo haber responsabilidades en el ámbito laboral, penal y civil patrimonial. De ser así, y si hubiese democracia e independencia judicial, la Ministra de Sanidad y el propio Presidente del Gobierno, deberían sentarse en el banquillo. Mas ya se sabe que en este país la supuesta Justicia solo deja caer su peso sobre los más débiles. 

El PP, además de ser el partido más marcado por casos de corrupción, como el de Bárcenas, en el que hoy mismo ha imputado el juez Ruz al exministro Acebes, es un partido integrado por gente cruel y animalicida. No conforme con promocionar y subvencionar, con dinero público, los siniestros espectáculos taurinos que concitan mayoritariamente el rechazo de la población. Ahora están legislando medidas que concede la total impunidad en toda clase de brutalidades y atentados a la protección de la fauna, salvaje o no. Si en pasadas fechas el Gobierno de la impresentable Cospedal aprobaba en Castilla-La Mancha una ley de caza intolerable, que permite que los sádicos cazadores puedan asesinar impunemente perros y gatos, ahora son los diputados del PP en el Congreso los que quieren autorizar otra felonía: la de que se pueda cazar, ilimitadamente, y sin respetar periodos de veda, en los Parques Naturales donde, en cualquier país civilizado, está prohibido cazar. Estas decisiones ponen en evidencia que los políticos, de todos los partidos por cierto,pero especialmente los del PP, pertenecen a esa casta aborrecible de señoritos chulos y sádicos que entretienen su ocio y dan salida a su impotencia y bajas pasiones asesinando inocentes animales. 

España lidera dos de los ranking más preocupantes de Europa, uno bien conocido -el de paro- y otro, cuya importancia ha ganado peso en los últimos años, el de pobreza laboral. Los últimos datos disponibles sitúan a nuestro país como el tercero con más trabajadores pobres -un 12,3% de las personas con empleo lo son-, solo superado por Rumanía (un 19,5%) y Grecia -un 15,1%-, según recoge el último informe de la Fundación Primero de Mayo vinculada al sindicato CCOO. Por el contrario, Finlandia, República Checa, Países Bajos y Bélgica apenas alcanzan un 5% de pobreza laboral. El dato se conoce el mismo día en el que el Ministro de Hacienda defiende unos PGE que dice de la recuperación económica, ante el asombro y la contrariedad de toda la oposición, que no avalará con su voto unos presupuestos que considera irreales y electoralistas. Aunque parece que de poco le servirá tan impostado optimismo, dada la obcecada realidad que augura la prolongación de una recesión europea que no cesará en tanto la derecha internacional siga imponiendo una economía de bienestarcidio, al servicio de los especuladores financieros. 

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que impide su presencia en los medios hace indispensable la colaboración de los lectores para seguir adelante.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:



Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…