Ir al contenido principal

La salvajada del Toro de la Vega pone de manifiesto el rechazo de la ciudadanía y la inconcrección del PSOE



Lo sucedido ayer en Tordesillas, la infame tortura de un indefenso bóvido llamado ‘Elegido’ –elegido para el sadismo, la tortura y la maldad de una serie de descerebrados psicópatas- tuvo una gran repercusión mediática. En general, si se exceptúa a cuatro o cinco talibanes de la extrema derecha, o del PP, que viene a ser lo mismo, la reacción mayoritaria de los ciudadanos es de repulsa ante una barbarie que en ese pueblo llaman tradición y cuyos vecinos recibieron la repulsa mayoritaria de una ciudadanía indignada ante las imágenes de vileza y sadismo con las que se regodearon una serie de individuos a los que cuesta trabajo considerar humanos. 
 
Además de la tortura del desdichado animal, los tordesillanos protagonizaron actitudes brutales y machistas que hoy recogen los medios. La fotógrafa de eldiario.es, Ruth Toledano, entrevistada en varias televisiones,  al ser víctima de la brutalidad de los vecinos de Tordesillas, fue agredida, golpeada e insultada ante la pasiva mirada de los pretendidos agentes del orden que, cumpliendo órdenes o motu proprio, nada hicieron por evitar las agresiones de unos machistas violentos que respondieron a golpes a los detractores de su mal llamada ‘fiesta’. 

Las siguientes palabras pertenecen a un comentario colgado en Facebok por la integrante de un movimiento animalista: “Tordesillas...además de la cruel tortura ejecutada con Elegido, nos hemos encontrado con un pueblo lleno de odio, cobarde, sin educación ni principios morales ni éticos de ningún tipo. Aquí tenéis a tres compañeras a las que han agredido. Otros van con lesiones varias, cuello, etc. Casi todas mujeres. Todas agredidas por hombres. Algunas de nosotras hemos sido acorraladas por decenas de hombres con palos, garrotes etc, nos han insultado, humillado. Nos han llamado putas, zorras, nos han golpeado y amenazado con los garrotes, arrojado piedras. Cortado el paso. Alrededor, hombres de todas las edades, algunas mujeres también. Nunca me pude imaginar que en ese maldito pueblo estuvieran tan chalados. Decenas de hombres dispuestos a pegarnos una paliza, a mujeres desarmadas. En mi vida he conocido cobardía semejante. Vecinos invocando la libertad ‘si no les gusta que no vengan”. 

Y es que una de las características de los pobladores de ese villorrio, albergue de sadismo y desmesura aparte de su zafia crueldad, es el machismo propio de quienes viven refugiados en un pasado periclitado y deleznable que, desde su incuria, se niegan a abandonar.

Los medios, que recogían hoy las agresiones y las obscenidades pronunciadas por los vecinos de Tordesillas, para defender el cruel espectáculo de la tortura de un desdichado bóvido con las ya rancias palabras de que ‘sino les gusta que no vengan’ o que ellos ‘en su pueblo hacen lo que les da la gana’, publican diatribas contra esa atrocidad. Incluso el conservador El País, cuya línea editorial se ha convertido en un ejercicio de seguidismo de las medidas gubernamentales, publica en el editorial principal una censura sin ambages sobre la salvajada:Espectáculo indigno” lo titula, para subtitularlo con un contundente: El sadismo empleado para matar al Toro de la Vega no es compatible con una España moderna. 

En uno de sus párrafos El País señala: “Se mire como se mire, la de Tordesillas es una fiesta que convierte en diversión el sadismo y la crueldad. Apelar a la antigüedad del festejo, que se remonta a 1534, para justificar su mantenimiento es insostenible. Existe noticia de muchas tradiciones crueles que en su momento fueron abolidas o abandonadas porque las sensibilidades cambian, por suerte; y en las sociedades que se consideran civilizadas, suelen hacerlo para mejor. Gran tradición tenía en Inglaterra la caza del zorro hasta que finalmente se prohibió su práctica a caballo y con lebreles”. Y añade: “Contra lo que sus defensores pretenden, el Toro de la Vega no es un asunto estrictamente local. La fiesta trasciende esos límites para convertirse en un símbolo que proyecta una imagen deplorable de España”.

El alcalde de esa localidad, el socialista José Antonio González Fonseca,
tuvo la desfachatez de proclamar que las agresiones registradas ayer en la Vega las llevaron a cabo los animalistas, mintiendo, como se ha podido comprobar en los vídeos colgados en redes sociales y editados en varias televisiones, para justificar toda la barbarie protagonizada por las gentes del pueblo del que es regidor.

La defensa a ultranza de esa barbarie por parte de un alcalde del PSOE dio lugar a que el propio Secretario General de los socialistas, Pedro Sánchez, llamase al programa de la víscera, Sálvame Diario, después de que su presentador dijese en el programa de ayer que no volvería a votar socialista mientras existiese esa mal llamada fiesta.  Nada más comenzar a hablar, Jorge Javier Vázquez espetó a Sánchez: ¿Os vais a comprometer a presentar una ley para que no se produzcan este tipo de espectáculos y para acabar con el maltrato animal?" "Para acabar con el maltrato animal, sí", se pudo oír que respondía, aunque también  que se trataba de "una tradición". El presentador del popular programa le rebatió, significando "¡pero calificar eso de tradición!"

La conversación entre el presentador de Sálvame y el Secretario General del PSOE puso de manifiesto, como en tantas ocasiones y con tantos asuntos, que el PSOE, a fuerza de no querer disgustar a nadie ni concitarse el rechazo de diversas capas sociales naufraga en una tierra de nadie, mezcla de un pretendido progresismo y una postura inaceptable para los que lo son de verdad. 

Porque en ese asunto del Toro de la Vega no caben ni inconcrecciones ni tibiezas. De un lado estamos la mayoría de los ciudadanos, que rechazamos sin ambages tamaña atrocidad, y el grupo de descerebrados de Tordesillas y los grupúsculos fascistoides que los jalean. 

De la atroz muerte de Elegido quedan las imágenes de su espantosa agonía, el rechazo mayoritario de la ciudadanía y la torpe tibieza de un partido, el PSOE, que a fuerza de respetar tradiciones de la peor y más casposa España, se pone de lado de la derecha ultramontana, beata y cruel que representa la peor imagen del país y la rémora que nos impide ser modernos.
Esquirlas

1ª.- La  Justicia, y sobre todo los jueces, en el punto de mira de la sociedad, andan tentándose las togas antes de tomar decisiones que esta no puede entender y, en ocasiones, rectifican para evitar concitar sospechas sobre su independencia o sometimiento a los poderosos. Así, el juez Andreu, responsable de la instrucción del Caso Bankia que rechazó la posibilidad de incorporar a la causa contra Miguel Blesa por el caso de las preferentes, los correos que este envió a sus colaboradores sobre este asunto, dio marcha atrás y dichos correos se incorporarán al caso como prueba contra Blesa. Una buena noticia que parece apretar un poco más la soga, de forma figurada, al banquero presuntamente ladrón. 

2ª.- Los medios del régimen dedican ríos de tinta y horas de programación a hablar de la posible consulta independentista de Catalunya, principalmente de los fracasos de Mas con sus socios de Gobierno, y las medidas que habrá que tomar para silenciar la voluntad de los catalanes de pronunciarse democráticamente en un referéndum. Nadie, por el contrario, critica las medidas económicas de Govern de derechas, que ha aplicado en esa nacionalidad o país las mismas que Raxoi en España. Debe ser por eso por lo que nadie pone en solfa todas las barbaridades contra el Estado de Bienestar que ha perpetrado Artur Mas, mucho más censurables que el pretender celebrar un referéndum.
¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que impide su presencia en los medios hace indispensable la colaboración de los lectores para seguir adelante.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

  1. http://www.eljueves.es/2014/09/17/toro_vega_puede_prohibir_porque_una_tradicion_medieval_como_tirar_basura_por_ventana_ser_analfabeto.html

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…