Ir al contenido principal

La Europa manipulada por el PP, contra los españoles



Un informe de la OCDE –un ‘club’ de países ricos del que seguramente pronto nos expulsarán por depauperados- a través de un informe bianual pide al Gobierno de España mano dura con los parados, como si lo estuviéramos por gusto, y no por las condiciones insoportables del mercado laboral de este país, donde los empresarios prefieren llevarse su dinero a paraísos fiscales antes que crear nuevos empleos. 
 
La OCDE recomienda en ese informe endurecer las condiciones para acceder a los subsidios de paro, como si ya no fuesen suficientemente escasos y difíciles de conseguir. Si los miembros de la OCDE que hicieron el informe se diesen una vueltecita por cualesquiera de las oficinas de empleo públicas que existen en el país comprobarían que los funcionarios tratan a los parados de forma que lo que sienten cuando acuden a tales oficinas sea el imperioso deseo de salir corriendo y no hacer solicitud de prestación alguna, por el modo despreciativo y grosero, con el que son tratados, aparte de negarles, en muchas ocasiones, el derecho a subsidios a los que tienen derecho personas poco informadas.

Sin embargo, los responsables de la OCDE se han debido fiar de las insidiosas palabras de los miembros del Ejecutivo de Raxoi y sus corifeos de la prensa mediática, que, desde que accedieron al Gobierno, no hacen otra cosa que criminalizar a los parados, con el argumento de que la gente prefiere cobrar un subsidio antes que trabajar. Si esto fuese cierto, que no lo es, pues se trata de una falacia más de unos gobernantes cínicos que ejercen el poder en contra de la ciudadanía, se podría argumentar que si se pagasen sueldos dignos en lugar de salarios de miseria, nadie preferiría estar en el paro en lugar de trabajar. 

La OCDE pues ha debido creer las falacias del Ejecutivo de Raxoi, y dice que las políticas activas del mercado de trabajo “sólo son efectivas cuando se basan en la obligación mutua: los desempleados reciben una prestación y a cambio deben participar activamente en la búsqueda de empleo. En España hay que implantar un sistema de obligación mutua”. Recomienda ese organismo que los desempleados acepten las ofertas de empleo adecuadas, si bien la incertidumbre de lo que se considera "adecuado" dificulta la aplicación de la norma, porque, a su vez, recomienda que se defina "más claramente el concepto de oferta de empleo adecuada" atendiendo a criterios objetivos como que el salario que se ofrece compense la prestación que recibe. Cosa que en el presente es absolutamente impensable. 

El documento también recalca que el elevado desempleo no solo es el resultado de la falta de puestos de trabajo, sino también de "diversos problemas estructurales" entre los que sitúa, además de unas políticas activas de empleo poco eficientes, la insuficiente flexibilidad de los salarios y la elevada protección por despido de los contratos indefinidos frente a sus homólogos temporales. O dicho en otras palabras, recomienda más precariedad, siguiendo las sugerencias de unos empresarios carentes de ética, que esclavizan a los trabajadores con chantajes intolerables.
Y como si las recomendaciones de la OCDE fuesen poco aceptables para la ciudadanía, recomienda, además, una subida del IVA, un impuesto injusto, que hace pagar lo mismo a quienes menos tienen que a los millonarios, aunque también diese un toque respecto al fraude de las SICAV. 

La OCDE, como en general lo hacen todos los organismos europeos dominados por las multinacionales y la banca internacional, ignora por completo la realidad impositiva española y debe desconocer que el Sindicato de Técnicos de Hacienda, GESTHA, salió recientemente  al paso de las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para poner los puntos sobre las íes, desmintiendo los datos proporcionados por él que negó que el fraude hubiese aumentado, al afirmar que 2013 fue el peor año en la lucha contra el fraude fiscal de los últimos veintitrés años de la historia de la Agencia Tributaria.  Al tiempo, los técnicos de Hacienda consideran que no se prevé una mejora sustancial durante el presente año que permita hablar de un punto de inflexión en los resultados. Denuncian que no se ha logrado evitar el “aumento de la economía sumergida en España”, que alcanza 60.000 millones de euros”, superando en más de 2.000 millones el gasto en sanidad de todas las administraciones.

Los organismos europeos deberían poner su atención a las cifras del fraude y la evasión en España, que son apabullantes: más de 253.000 millones de euros -más de 42 billones de las antiguas pesetas- que­­ escapan en España al control del fisco, según informe ‘El avance del fraude en España durante la crisis” publicado por GHESTA; un fraude que supone 25,6% del Producto Interior Bruto y que se debe, como también señalan los técnicos de Hacienda, a las grandes empresas y grandes fortunas que luego el Ministro Montoro amnistía con suma diligencia para ponerse a bien con quienes, seguramente, engordan sus sobres. 

La OCDE y la UE deberían –si fuesen organismos con un mínimo respeto por la democracia- conocer mejor la realidad social de este país, en lugar de dejarse orientar por el Ejecutivo de Raxoi, por los directivos de las multinacionales y la prensa del establishment. Le hubiera bastado leer algunos medios digitales no sometidos al poder, para, entre otras cosas, saber a qué clase de depredador de la naturaleza y enemigo de las energías renovables - entre otras cosas porque tiene intereses en petroleras-, ha elegido el presidente electo de la Comisión Europea, el conservador luxemburgués, Jean-Claude Juncker, como comisario de la cartera de Clima y Energía en el próximo Ejecutivo comunitario, el español Miguel Arias Cañete. 

Es evidente que a los dirigentes europeos les importan un ardite los problemas de los ciudadanos españoles –y de los del resto de países- porque solo miran por los intereses de sus amos, las grandes multinacionales, los especuladores financieros y el poder del IV Reich. 

Una Europa a la que habría que plantearse si merece la pena pertenecer.

Esquirlas: 

1ª.- Entre los muchos defectos de esta bloguera no está la hipocresía, de manera que no caerá en las loas del establishment al banquero Emilio Botín por su fallecimiento. Es penoso ver a los partidos, aunque sean de pretendida izquierda, como el PSOE, haciendo loas al fallecido banquero que tuvo la suerte de morirse de un súbito infarto ahorrándose una larga enfermedad. Alguna gente viene al mundo, y se va de él, con una flor en el trasero. El banquero no fue nunca un angelito, más al contrario fue un tiburón intrigante, manipulador de la política y la información, accionista de medios como El País, en el que contribuyó con sus acciones a que se haya convertido en un libelo neocon. La entidad presidida por Emilio Botín estuvo implicada en los casos más destacados de abusos financieros desde que estalló la crisis: Lehman Brothers, caso Madoff, Valores Santander. La CNMV le impuso multas por valor de 27 millones de euros, por Valores Santander y otra por la incorrecta actividad de su gestora Santander AM. Como decía mi abuela, que al contrario de su nieta, era mujer creyente: Que Dios le tenga donde se merece. 

2ª.- El beato y caritativo Gobierno de Raxoi, que se gastó una millonada de dinero público para traer con toda urgencia a nuestro país a un sacerdote enfermo de ébola que acabó falleciendo, tomó la decisión de expulsar de nuestro país a un inmigrante a Nigeria, país donde se han registrado 19 casos de ébola, a pesar de la decisión de la Agencia Europea para la Gestión en las Fronteras (Frontex) de cancelar la organización de vuelos de repatriación a estas zonas. Paul Edionseri, tras 15 años en España, recibió la notificación de expulsión el martes y si nadie lo remedia volará a Lagos en un vuelo regular de Iberia el jueves 11 de septiembre. Si la repatriación se culmina, dejará en Zaragoza a su mujer y a sus dos hijas menores de edad. Una vez más el xenófobo y racista Gobierno del PP se pasa por el forro de sus misales las recomendaciones europeas sobre inmigración y los Derechos Humanos. Pero no pasa nada, Merkel y Juncker están encantados con la política económica de Raxoi al servicio de la banca alemana. 

3ª.-  La primera apertura de año judicial que preside Felipe VI se convirtió en un acto de adhesión inquebrantable al monarca y la institución por parte de los representantes designados por el Partido Popular para presidir el Poder Judicial y el Supremo. Carlos Lesmes, y el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, hicieron referencia al ‘desafío independentista de Cataluña’ a un día de la celebración de la Diada, y más por encima trataron las  dificultades con las que el sistema judicial se enfrenta para luchar contra la corrupción. De la que se ocupan los jueces tan diligentemente como para permitir que el condenado Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón, condenado por prevaricación y delito fiscal, siga sin entrar en prisión, chuleándose de la ciudadanía y de la Justicia. Pero nada de eso es importante para los señores jueces y el ‘preparado’ monarca. Aquí lo que importa a la derecha reaccionaria es la ‘sacrosanta unidad de la patria’. 

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, me hace padecer una situación económica de penuria total.
Suplico ayuda urgente para abonar recibo de la luz antes del día 12 de este mes.
Necesito desesperadamente la solidaridad de los lectores.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:




Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…