Ir al contenido principal

Ausencia de cordura de un país gobernado por corruptos y poblado por cobardes



Leyendo la prensa o viendo tertulias políticas en la televisión, sabiendo de las manifestaciones de casi todos los políticos da la sensación de que en este país el problema, además de las tremendas desigualdades sociales, la corrupción y el cinismo de nuestros gobernantes, lo que parece presidir la vida nacional es una absoluta ausencia de cordura. Pareciera que nuestros dirigentes estén locos, y que el pueblo lo está aún más, por permitir que controlen nuestras vidas y dispongan de nuestros dineros. 
 
Dice el portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Carlos Floriano, que ‘el sentir mayoritario de la ciudadanía es que las cosas han mejorado’ y que esto es un ‘acicate para seguir trabajando’. La realidad del país es que hay dos millones de niños en riesgo de pobreza, que los comedores sociales no dan abasto porque hay seis millones de parados, millones de familias sin subsidios ni ingresos de ningún tipo y los que cobramos una paga de miseria, los famosos 426 euros, no nos dan para nada. Esta bloguera debe decidir este mes entre pagar el alquiler y la luz o comer, y como otros muchos millones de españoles, ha de recurrir a la caridad de amigos para sobrevivir, a la triste situación de tener que pedir ayuda a particulares porque las instituciones han dado la espalda a los ciudadanos, y su situación es tan desesperada como la de esos muchos millones pueblan este país, víctimas de unas políticas neoliberales que solo propician la opulencia a un escaso número de privilegiados. Aunque para Carlos Floriano ‘las cosas han mejorado’. ¿Ausencia de cordura, cinismo o un intento desesperado de intentar engañar es lo que le mueven a hacer semejantes declaraciones? ¿O cuando habla de que las cosas han mejorado se refiere únicamente a sus amigos millonarios, esos que han multiplicado sus ingresos al socaire de una crisis que les permite, gracias a las leyes del Gobierno del PP, explotar a los asalariados hasta el esclavismo? 

Falta de cordura fue la del expresidente del Gobierno, Felipe González, al afirmar que Jordi Pujol no es un corrupto, cuando se sabe desde hace años, que la familia Pujol viene esquilmando a los catalanes durante decenios. Los datos sobre la corrupción de una familia que tiene dinero en los paraísos fiscales de todo el mundo, producto de ese ‘tres por ciento’, que algunos cifran en ocasiones en hasta el 20%, alcanzan cifras que servirían para pagar muchas pensiones, mucha sanidad y mucha dependencia, que nos hurtan por igual los gobiernos de Raxoi y Mas a los ciudadanos. Hoy aparecía una noticia, de las muchas que circulan estos días, en las que un empresario catalán afirma que el jefe de prensa de Mas lo amenazó para que contribuyese a sus mordidas. Ahora, que empiezan a perder el miedo y la ley de la omertá.

Los casos de corrupción en este país presentan un mapa de latrocinio generalizado, llevado a cabo con la impunidad que proporcionaba a los ladrones la colaboración y el silencio de propios y ajenos. La conclusión a toda esa impunidad parece ser algo así como ‘yo no digo nada de la trama Gürtel y tú te callas lo de mis Eres’, ‘yo me calló tus comisiones si tú me apoyas para gobernar’. Y así han transcurrido casi cuarenta años de lo que en Podemos califican como ‘el régimen del 78’ que ahora parece estar explotando como esas fosas sépticas a las que la inmundicia que les llega es tanta que las hacen reventar. 

La situación la define muy bien hoy en el diario.es  el exfiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, José María Mena, que lo fue en su día del caso Banca Catalana, y que describe con acierto lo que califica como una lucha entre Hacienda y los Pujol por el asunto soberanista, que, de no haber surgido esa situación, la impunidad se habría prolongado durante otros cuarenta años: “Estamos entre dos fuegos. Entre unos chantajistas y unos piratas: "Como siga por este camino, tiro de la manta". Han seguido por ese camino y han tirado de la manta. Esto es casi mafioso. Y otros, unos piratas que se han hecho multimillonarios a costa de la función pública. Estamos en una situación muy poco grata, como ciudadanos normales. Estamos en medio, atrapados entre dos fuegos nefastos, que intentan no darse entre ellos y nos golpean a nosotros, en las dos mejillas”.

Mena dice más, expone que si cuando se estaba juzgando el caso de Banca Catalana "el mensaje del poder judicial hubiera sido de tolerancia cero, muchos de los comportamientos posteriores de los políticos de todos los partidos no se habrían producido”. Mas los jueces, con la misma ausencia de cordura, o de decencia, aceptaron las presiones del Gobierno, entonces el de Felipe González, para que dejasen en paz a Pujol, porque, como los trileros que eran, necesitaba de su apoyo sin importarles qué clase de individuo era. Es más, se jaleaban uno a otro, definiéndose como ‘hombre de Estado’. Justo cuando Felipe González auspiciaba el GAL y Pujol se hacía de oro con los muchos 3% que gestionaba la Generalitat. Hombres de Estado, de un Estado donde durante décadas ha primado la falta de cordura, de decencia y de respeto al pueblo.

A un pueblo al que, igualmente, se puede acusar de ausencia de cordura por haber seguido votando a esos personajes de los que si no se tenían pruebas fehacientes, sí la sospecha de que eran unos corruptos que estaban esquilmando las arcas públicas. En este país miró todo Dios para otro lado, víctima de una enfermedad mental cuyo principal síntoma es lo que los valencianos llaman meninfotismo. Así nos va. 

Esquirlas 

1ª.- Un hombre de setenta y dos años murió ayer en Madrid aplastado por la rama podrida de un olmo que cayó sobre su cabeza cuando paseaba por el distrito de Vallecas. Esta es la segunda ocasión en la que un árbol en malas condiciones se lleva por delante la vida de una persona. Anteriormente, en junio de este mismo año, un hombre que paseaba con sus hijos por el Parque del Retiro sufrió un accidente similar que también le costó la vida. Qué pasa con los árboles de Madrid en los últimos meses es una incógnita. Sin embargo, no parece que se trate de una maldición chamánica, sino, como atribuye el grupo de IU en el Consistorio madrileño, a la privatización de los servicios de Jardinería, uno de los muchos que la señora Botella ha puesto en manos de la iniciativa privada en perjuicio de los madrileños y a saber en beneficio de qué bolsillos. 

2ª.- Aproximadamente a la misma hora en la que el Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, proclamaba en la sede de su partido que “hará una oposición ciudadana basada en tres ejes: cambio económico, lucha contra la desigualdad y regeneración democrática”, en el programa Las Mañanas de Cuatro, un diputado de ese mismo partido, José Cepeda, se dedicaba a intentar desprestigiar a Juan Carlos Monedero por llevar en el face de su tablet el rostro del pensador italiano Antonio Gramsci -una de las mentes más claras de izquierda en todos los tiempos-. Aunque para el supuestamente socialista Cepeda, Gramsci fue únicamente, pues con desprecio lo dijo ‘un comunista’ empleando el mismo tono despectivo que utiliza la derecha para descalificar a quienes no comparte la ideología neoliberal. No se quedó conforme con la descalificación del pensador italiano, y cuando el resto intentaba hablar de las desigualdades sociales o de la imperiosa necesidad de acabar con la corrupción y dar la palabra al pueblo, Cepeda, seguía erre que erre preguntándole a Monedero si su modelo de político era Vladímir Ilich Uliánov, el nombre real de Lenin. El discurso de Cepeda era un calco de los de la derecha ultramontana y la prensa cavernaria. Con personajes como ese diputado ¿Quién puede creerse a Pedro Sánchez y su discurso de pretender gobernar en nombre de la regeneración política y la justicia social? Cepeda es, como otros muchos cargos del PSOE, un derechista de corazón con carné del PSOE, que bien podría cambiarlo por el del PP sin necesidad de hacerse la menor violencia intelectual, como hace con frecuencia Felipe González, que usa argumentos propios de la caverna al decir que Podemos ‘quiere implantar políticas bolivarianas’ que ‘serían una catástrofe’. Sin duda para los de los Consejos de Administración y veraneantes en yates como él podrían serlo. Con esos discursos en sus filas ¿cómo aspira Pedro Sánchez a tener credibilidad?

3ª.- Ana Botella anunció que no se presentará a la Alcaldía de Madrid en los próximos comicios municipales. Noticia que sería buena, si no fuese porque la alternativa es que lo haga Esperanza Aguirre. Aunque en cualquier caso, los candidatos del PP son todos lo mismo. Es de esperar que el pueblo de Madrid dé la espalda a ese partido, aún aprobando el Gobierno lo que una bloguera insigne llama ‘A ley do porco de Raxoi’, la que permitirá, si la aprueba el PP en solitario,  que Alcalde sea el que más votos obtengan, aunque estos sean 30 y varias formaciones de la oposición sumen 90.

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, me hace padecer una situación económica de penuria total.
Ruego ayuda urgente para abonar recibo de luz antes del día 12 de septiembre
Necesito la solidaridad de los lectores.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…