Ir al contenido principal

Pactar con el corrupto PP: El camino a la debacle del PSOE de Pedro Sánchez.



Hace muchos meses que en este blog se viene repitiendo la frase ‘no es el caso Gürtel, es el caso del PP’. Las conclusiones del juez Ruz y las fiscales, y las revelaciones sobre donaciones a cambio de contratos realizadas por un empresario de Zamora, José Antonio Perelli, que hizo llegar al Juzgado de la Audiencia Nacional que investiga el caso Gürtel, un completo dossier, pone en evidencia lo que el juez Ruz ya va poniendo negro sobre blanco y que puede acabar con el partido de Raxoi y con el propio Raxoi. 
 
El empresario explicó que  en 2005 descubrió que su empresa llevaba una contabilidad B, “respecto a las campañas de elecciones que se le realizaban al Partido Popular, observando una serie de pagos de comisiones por haber adquirido su empresa los contratos de trabajo publicitario con el citado partido”. El denunciante tenía un socio al que preguntó por la ‘contabilidad B’, a lo que éste le respondió que “gracias a los contratos conseguidos con el Partido Popular a través de Luis Bárcenas, se obtenían los beneficios necesarios para seguir adelante, aunque se tenían que pagar comisiones al citado Luis Bárcenas para obtener esos contratos”. Y siguió explicando en unas declaraciones ante la Guardia Civil que “estas comisiones además de realizarse con pago de dinero en efectivo, también  se realizaban a través de compras de artículos de lujo que se cargaban como gastos de su empresa, en la campaña de las elecciones”. Perelli, aportó mucha documentación para apoyar su declaración, incluida la propia contabilidad B de BDMail, donde quedan recogidos las entregas de cheques al portador, el pago de comisiones, la compra de regalos… Según la confesión del empresario, los contactos de su empresa con Bárcenas comenzaron a producirse en 1989, aunque la documentación que aporta corresponde a las elecciones Generales y Europeas que tuvieron lugar en 2004. Cuantas campañas electorales financió el PP con dinero negro y de forma ilegítima se conocerán algún día, lo que se puede afirmar desde el presente es que el PP gobierna ilegítimamente, porque llegó al poder por medio de trampas electorales y mentiras a los electores. 

Con ese partido, sumido en las más abyectas maniobras, enfangado en casos de latrocinio público intolerables y que, por demás, tiene la desfachatez de disculpar a sus corruptos condenados, como Matas, del que consideran que es injusto que esté en la cárcel, o que recogen firmas para que indulten a Fabra, como antes las recogieron para que fuese indultado el corrupto exalcalde de Torrevieja y Diputado autonómico, Pedro Hernández Mateo, es con el que el recién elegido Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, no descarta pactar ‘si es por el bien de los españoles’. Cuando algunos políticos hablan de España o de los españoles haciendo asertos como el de Sánchez llevan a preguntarse de qué país y de qué pobladores habla. ¿Qué españoles se beneficiarían de un pacto PP-PSOE? Seguramente los mismos que se beneficiaron en el pasado, y se beneficiarán en el futuro si los ciudadanos no sacamos de la escena política a este tipo de políticos –luego se cabrean cuando les llaman ‘casta’-, los dueños del dinero, las eléctricas, los bancos, las SICAV y los de las puertas giratorias; cuanto corrupto indulten por turnos, como se hizo hasta el presente, ‘si yo gobierno indulto a los tuyos y viceversa, hoy por ti, mañana por mí…’ De las entrevistas concedidas por el flamante Secretario General del PSOE, que tanto gusta a la derecha y eso ya lo invalida como líder de la izquierda, se deduce de sus planteamientos que será más de lo mismo, un bis de Rubalcaba, con esa imposible aspiración de que les vote el centro, abandonando la izquierda, el único sector que en el pasado le daba victorias electorales. 

Sánchez parece obstinado en redundar en los mismos errores cometidos en el partido socialista desde hace años, ese mal entendido ‘patriotismo’ de no plantearle problemas a la derecha, cayendo en la trampa que esta viene tendiendo desde hace decenios, al empeñarse en que se identifique la patria con el conservadurismo, la religión, los toros y todos cuanto lesivos tópicos representan el retraso de este país, al tiempo que caen el error de mantener buenas relaciones con un empresariado esclavista y abusivo –y ya nadie puede dudar de esa voluntad de buscar esclavos antes que trabajadores al ver como algunas empresas que echaron a la calle a cientos de ellos, con los inicuos ERES que autoriza la Reforma Laboral, ahora recurren al trabajo de presos, mucho más barato, casi esclavo-, al que no suben impuestos por temor a que se lleven en dinero, sin atreverse a poner en práctica medidas legales y constitucionales que impedirían la fuga de capitales, aunque el PSOE, como la derecha, parece estar cómodo con esos comportamientos tolerados por todos los países del ultracapitalismo depredador. 

En realidad el PSOE está haciendo ahora con Pedro Sánchez, antes con Rubalcaba, Zapatero y Felipe González, lo mismo que hizo la socialdemocracia europea, que en los países del sur se encamina a la desaparición, como el PASOK griego. En Italia el PSI naufragó como tal hace ya años a causa de los escándalos de corrupción, y lo que hay ahora, el Partido Democrático italiano, a cuyo frente está Matteo Renzi, es otro espejismo parecido al que en su día lo fuera Tony Blair, el creador de aquella infame ‘Tercera Vía’ que tanto daño hizo a la izquierda de su país, e incluso a la de toda Europa.

En un momento en el que el PP se acerca al abismo a causa de los escándalos de corrupción que tal vez lo lleven a la desaparición a causa de la trama Gürtel, del mismo modo que el caso Tangentopoli acabó con el PSI de Bettino Craxi, al tiempo que lleva a cabo una política de extrema derecha en lo social y en el terreno de las libertades públicas con la ley mordaza, la regresión de la legislación sobre el aborto, la salvaje e inconstitucional reforma del Código Penal, la restricción de la Justicia gratuita, las desaforadas privatizaciones en Sanidad y Educación, cualquier partido, no ya de izquierdas, sino simplemente democrático, tendría que huir, incluso, de aparecer en una foto con el Presidente Raxoi. Sin embargo, Pedro Sánchez aparece ante los medios proclamando que por ‘el bien de los españoles’ pactaría con el PP.  

¿Qué quiere pactar Sánchez por el bien de los españoles? ¿Qué un Gobierno capaz de destinar millones de euros a espectáculos taurinos al tiempo que niega un medicamento que puede acabar con una enfermedad mortal como la hepatitis C, se avenga a conceder magnánimamente miserables ayudas a los parados con hijos, en tanto los que no los tienen estarán condenados a morir de hambre? ¿Esa propuesta es la única aportación que se le ocurre hacer al Secretario General del PSOE, por el bien de los españoles? A Pedro Sánchez no se le ha oído una palabra sobre los abusos de la banca, sobre el dislate de unos PGE que dan más dinero a Defensa que a Cultura, que ha acabado con la ley de Dependencia y con la de Memoria Histórica –asunto que por cierto, Pedro Sánchez no ha mencionado ni una sola vez en sus discursos-, no se le ha oído una sola crítica sobre la sistemática persecución de las libertades formales que practica el Gobierno de Raxoi, ni sobre la perversa utilización de los medios públicos por parte del PP, ni respecto a las barbaridades contra la libertad de información que contiene ese bodrio llamado Ley de Propiedad Intelectual, con el dislate de la tasa Google.

Pedro Sánchez no conseguirá conectar con la juventud por mucho que el mismo se presente como un cambio generacional, ni porque la señor condesa consorte, Esperanza Aguirre, diga de él que es muy guapo. Con un líder como Pedro Sánchez y sus declaraciones contradictorias, en las que un día dice que no le importará pactar con el PP y al siguiente que no desecha la idea de hacerlo con Podemos si se desvincula de Izquierda Anticapitalista, el PSOE se encamina hacia la debacle. 

Con ese líder y esos planteamientos, al PSOE no le puede extrañar que PODEMOS registrase cerca de cuarenta mil afiliados en cuarenta y ocho horas. Sin duda en pocas semanas superará al PSOE de los doscientos mil afiliados, que disminuyen en la misma proporción que aumentan los de la formación de Pablo Iglesias Turrión, porque quienes son socialistas se encuentran mucho más cómodos con los planteamientos y el programa de PODEMOS que con los de un PSOE a cuyo líder no le repugna la idea de pactos con un partido de extrema derecha, y corrupto, como es el PP.

Esquirlas


1ª.-El genocidio sionista sobre Palestina continua con inmisericorde violencia, y cada día las cifras de víctimas se multiplican ante el horror de los pueblos de todo el mundo, en tanto los Gobiernos miran abyectamente para otro lado, permitiendo al asesino Netanyahu y sus tropas llevar a cabo cuanta atrocidad se les ocurre. En pasadas fechas, en la televisión francesa Tele5, y en el programa C'est à dire, se comentó que las salvajes operaciones militares de los sionistas en la Franja de Gaza podrían deberse al descubrimiento por parte de científicos ingleses de grandes reservas de gas y varios pozos de petróleo en las aguas territoriales de Gaza. Si la información del programa C’est à dire es cierta y nada hace pensar que la prestigiosa televisión francesa se invente asuntos como ese, lamentablemente se puede temer que los sionistas, con el amparo del capitalismo asesino de todo el planeta, perpetren un inicuo holocausto contra los palestinos, sin que nadie haga nada para evitar esos crímenes de lesa humanidad.  

2ª.- La censura del PP se cobra una nueva víctima. En esta ocasión fue el popular presentador de la edición de tarde de Noticias Cuatro, Hilario Pino. La cadena, propiedad de Mediaset, le cesó por emitir en el informativo unas imágenes en las que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría era recibida en la sede de ACS en Lima –Perú- con gritos de ‘ladrona’, ‘corrupta’ y ‘sinvergüenza’. Tras la emisión de la noticia, Juan Pedro Valentín, director de informativos de Cuatro, comunicó el cese inmediato a Pino a causa de una llamada de Moncloa en la que exigieron la cabeza del presentador.  El PP no se para en menudencias con los periodistas que no son sumisos y leales. La larga lista de víctimas de un proceder más propio de gobernantes de las extintas repúblicas bananeras que de una democracia cada día aumenta más, porque las empresas, más preocupadas por la cuenta de resultados que por la libertad de expresión e información, se bajan los pantalones y tiran su dignidad por el inodoro en nombre de los beneficios económicos. 

3ª.- La doble vara de medir de la derecha cavernaria no tiene límites. El periódico El Mundo, que de haber decencia tendría que llamarse El Inmundo, y que tanto critica a Pablo Iglesias por sus trabajos para Venezuela, porque a juicio de personajillos como Eduardo Inda ese país –en el que se celebran impecables elecciones- es una dictadura, está realizando una campaña publicitaria sobre Guinea Ecuatorial, país bajo la bota del canalla, corrupto e impresentable dictador Teodoro Obiang.  El Mundo dedicó treinta y dos páginas de su versión impresa a ensalzar la posición de Guinea Ecuatorial como destino de la inversión, sin importarle las numerosas denuncias existentes contra el país centroafricano: torturas y malos tratos, juicios sin las debidas garantías, o arrestos arbitrarios y confinamiento de opositores políticos y sus familiares. Amnistía Internacional, en su informe de 2014, señala que en el país que dirige desde 1979 Teodoro Obiang “se sigue imponiendo la pena de muerte a opositores políticos”, “se vulnera de forma habitual el derecho a un juicio con las debidas garantías” y “se recurre a la tortura y otros malos tratos para extraer confesiones”. Amnistía Internacional también acusa a las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial de perpetrar “homicidios ilegítimos, en el contexto de fugas de presos” y “detener sin razón alguna a hombres, mujeres, niños y niñas”, a los que “nunca se los vuelve a ver”. Nada de eso le importa a El Mundo, que habrá recibido una buena cantidad de dinero, sin duda obtenido con los crímenes de esa dictadura. Es de esperar que no tenga la desfachatez de volver a hablar del dinero de Venezuela, aunque dada la prepotencia y el cinismo de la ultraderecha, son capaces de decir que el régimen de Obiang es una democracia, toda vez que ese dictador ha sido recibido o visitado con sumo entusiasmo por el nada democrático presidente Raxoi.

 ¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP,y del corrupto alcade de Torrevieja, que me impide trabajar, y víctima de la estulticia o mala voluntad de los trabajadores del SEPE en agosto apenas cobraré 112 euros de la Rai y si no pago el alquiler con la ley de Raxoi me pueden desahuciar en quince días. ¡Ayudadme por favor!. Necesito la solidaridad de los lectores. Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:


Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…