Ir al contenido principal

No es que el franquismo haya vuelto, es que nunca se fue.



Hay que insistir con la frase que se ha constituido en un doloroso tópico, aunque inevitablemente cierta: si en este país hubiese democracia pasarían las cosas que pasan en relación con una dictadura que no se fue nunca en realidad. Porque de haberse ido, la nieta del dictador genocida no tendría la poca vergüenza de aparecer en la prensa en el Pazo de Meirás como si fuese suyo, cuando pertenece al pueblo galego, obligado por los fascistas a entregar dinero para comprarlo. Tampoco la revista que publicó el reportaje, HOLA, de ser este país una democracia publicaría, con todo lujo tipográfico, las sandeces de la nieta del dictador, sus modelitos, los detalles de una vida nada productiva transcurrida viviendo a costa de lo que sus abuelos robaron al pueblo. Mas como no es una democracia, aún habrá gente que encuentre acertado el reportaje de edulcorada y ñoña revista que hace las delicias de miles de seres descerebrados. 
 
La publicación del reportaje sobre la insubstancial nieta mayor del dictador asesino les parecerá a muchos un asunto nada trascendente, aunque detrás de él se esconde el drama de un país que no fue capaz de acabar con los representantes de una dictadura genocida, y que, a treinta y nueve años de su muerte en la cama, mantiene los privilegios de su prole, con la anuencia de los gobernantes que pasaron por el poder a lo largo de esos años, sin un ápice de dignidad ni decencia. 

Todo empezó antes de la muerte del genocida, cuando proclamaba que ‘todo estaba atado y bien atado’ y tuvo razón: colocó en la jefatura del Estado a un rey sin dignidad que se plegó a todos sus deseos, y que durante su reinado proclamó reiteradamente su fidelidad y amor al dictador. Y obró en consecuencia. Con la colaboración de políticos franquistas y otros sin pundonor–como Carrillo y Felipe González- se inventaron una falsa transición que vendieron como ejemplo de concordia cuando en realidad fue un ejemplo de impunidad de unos asesinos ladrones que robaron a la ciudadanía no solo dinero sino su libertad y su autoestima.

La cacareada transición fue una monumental estafa que, al cabo de treinta y nueve años y por mor de la llegada al poder de un Gobierno evidentemente fascista, se muestra en toda su descarnada falacia. Si no lo hubiera sido, políticos como Felipe González y todos sus ministros, que engañaron a los ciudadanos, autoproclamándose de izquierdas aunque no fuesen más allá del socioliberalismo, hubiesen tomado medidas para desmontar el régimen fascista de Franco. En lugar de eso, se limitaron a  echar migajas de bienestar social a un pueblo que recibía como el maná el mero hecho de que no se la fusilase por pensar y mantuvieron encantados los privilegios de la familia del dictador y de toda la oligarquía afín a la dictadura, de un ejército en el que unos cuantos milicos fascistas hacían creer que eran toda la institución, y un clero adherido a los privilegios como las lapas a las rocas costeras. 

Si la transición no hubiese sido un filfa en el presente el partido en el Gobierno no detentaría el poder después de años financiándose ilegalmente y mintiendo al pueblo, porque aquellos gobernantes supuestamente socialistas que tuvieron una mayoría absoluta de más de doscientos diputados habría puesto pie en pared ante las formaciones de extrema derecha, y habría educado a la población para que nunca más se dejase engañar por politicastros de la calaña de los que hoy gobiernan. 

En lugar de eso, siguieron impartiendo una mediocre enseñanza pública, y a la hora de influir en el pensamiento de los adultos, en lugar de educar a través de la televisión pública, abriendo los ojos y despertando conciencias, se dedicó a dar pan y circo, con programas paradigmáticos de la incuria carpetovetónica como el Un, dos, tres. Al tiempo seguían inclinándose ante el frufrú de las sotanas cardenalicias, regalándole el dinero del pueblo y permitiendo, como hacen en el presente, misas reuniones de exaltación franquista, sin meter en la cárcel por antidemocráticos y contrarios a los intereses del Estado a curas y asistentes. 

Aquellos polvos de la tolerancia con el fascismo, de consagración de la impunidad del régimen dictatorial de la dictadura trajeron la desfachatez actual de los franquistas. Porque no es solo que la familia del dictador siga gozando de todo lo expoliado al pueblo durante cuarenta años, sino que cada día dan señales de su arrogancia, humillando al pueblo y jaleando a los asesinos, como han hecho en León, los malnacidos que han celebrado un homenaje a la Legión Cóndor, la responsable no solo del bombardeo de Guernika, con la anuencia del criminal genocida Franco, sino otros muchos pueblos de este sufrido país, donde vino, como explicaron las autoridades nazis a practicar un ‘ensayo general’ de las atrocidades que cometería la aviación alemana sobre Europa. El alcalde de Aguilar de Campoo, lugar donde se celebró el aquelarre nazi, del PP, autorizó el acto, bendecido por la Guardia Civil que no puso impedimento a su celebración. Precisamente el fin de semana que la canciller alemana visitaba este país, y que, es de suponer, no tuvo noticia del tal acto, dado que fue el propio gobierno alemán el que tuvo que retirar, no hace muchos meses, una placa conmemorativa de la Legión Cóndor en el cementerio de la Almudena que sucesivos gobiernos españoles se negaron a retirar. 

Alcaldes del PP de innumerables localidades se niegan a retirar de sus municipios símbolos franquistas, algunos promueven o amparan actividades fascistas, homenajes, conferencias, encuentros y exaltaciones de la dictadura con el beneplácito de un Gobierno que se niega a cumplir la ley de Memoria Histórica, y pese a los exhortos de la ONU no hace nada por descubrir las fosas de asesinados por el franquismo, desaparecidos a lo largo de cuarenta años, víctimas de criminales fascistas. 

Algún día este país tendrá que romper los lazos con el pasado, poner las cosas en su sitio, acabar con los vestigios del fascismo, obligar a quienes robaron al pueblo que devuelvan todo lo rapiñado y llevar a los tribunales a los asesinos que aún viven. Entonces se podrá decir que hubo transición de la dictadura a la democracia. De momento hay que asumir que el fascismo sigue campando a sus anchas por este erial democrático llamado Españistán.

Esquirlas


1ª.- El Ministerio del Interior sigue actuando exactamente igual que lo hacía en la dictadura, reprimiendo con violencia extrema a quienes muestran su descontento con la política del Gobierno y justificándola con el argumento de que la protesta era ilegal, dado que son ellos los que colocan el marchamo de ilegalidad para que la policía actúe como malas bestias en lugar de como agentes de una democracia. Hoy, en Santiago de Compostela las fuerzas de seguridad actuaron contra los manifestantes que querían acceder a la Praza do Obradoiro, igual que lo hacían ‘los grises’ cuando los estudiantes se manifestaban clamando por la libertad y la democracia. Atropellaron, golpearon, detuvieron y no se pensaron que no podían machacar a un cargo público como es el portavoz municipal del BNG en Santiago, Rubén Cela. Todo para que la Fürheresa Merkel no tuviera que oír las críticas de los galegos a la política de austeridad que impone a los países del sur de Europa, y que en Santiago le recordaban gritando frases como "Merkel, Rajoy, fóra da Galiza","Galiza Ceive, poder popular" o "El capitalismo es el terrorismo". El portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, denunció el auténtico cerco policial que se vivió en el casco viejo de Santiago, impidiendo el acceso a muchos ciudadanos y colectivos sociales que intentaban mostrar su discrepancia con las políticas del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y de la canciller alemana, Ángela Merkel. Igual que en la dictadura… no en vano los manifestantes gritaban a la policía “os va a condecorar Franco”. 

2ª.- A la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, no parece que la proteja mucho la virgen del Rocío de la que se proclama devota teniendo en cuenta que con una de sus iniciativas estrella le ha salido el tiro por la culata. Cuando puso en marcha su ‘buzón de los chivatos’ ella quería que fuesen denunciados los trabajadores que según su concepto tuvieran ‘conductas fraudulentas’, como la de cobrar la cuantiosa cifra de 422 euros y además realizar alguna chapuza que los ayudase a comer todo el mes, pagar el alquiler o la hipoteca. En lugar de eso, el buzón de los chivatos lo que está recibiendo son numerosas denuncias de las múltiples trampas que llevan a cabo los empresarios. Hasta 1.592 empleos irregulares fueron los denunciados, que obligaron a la Seguridad Social a imponer sanciones por importe de 4,4 millones de euros a las empresas infractoras. Las sospechas vertidas por la ministra contra asalariados y parados han desvelado que el fraude viene mayoritariamente de las empresas. El tiro por la culta…

3ª.- De los nervios debe haberse puesto el Ministro de Defensa y el poder en general, al descubrir que son muchos los militares que se sienten cerca a Podemos, formación a la que decenas de destacados militares dan su apoyo a través del Círculo Podemos Miembros de las Fuerzas Armadas, que ya han convocado un acto para septiembre de apoyo al teniente Gonzalo Segura, encarcelado por publicar una novela en la que se denuncia la corrupción sistémica dentro de las Fuerzas Armadas. El acto programado tendrá lugar el 21 de septiembre en la Plaza de Oriente. 

3ª.- Que el PP siempre pensó que este país es su cortijo y que las arcas públicas es su peculio particular es un extremo que se comprueba día a día, con revelaciones de pufos, privilegios, negocietes y demás latrocinios. El fondo activado por el Gobierno de Mariano Rajoy para rescatar la deuda de las comunidades autónomas está sirviendo para abonar una larga serie de despilfarros de difícil justificación en la Comunidad Valenciana, gobernada por el PP, desde patrocinios ruinosos del aeropuerto fantasma de Castellón o equipos de motociclismo hasta el pufo de la Fórmula1. El diario Levante está detallando varias de las facturas que el presidente regional Alberto Fabra está pagando con el dinero del FLA y ha destapado que el entrenador personal del expresidente del Gobierno, José María Aznar, Bernardino Lombao, recibió 656.640 euros provenientes del fondo de emergencia de RTVV, la radio-televisión pública valenciana. Lombao se convirtió en un personaje popular bajo la presidencia de Aznar, que le utilizó abiertamente para presumir de buena forma física y aún más cuando dejó La Moncloa. El entrenador se convirtió en un personaje habitual de las televisiones públicas controladas por el PP y más adelante también de los canales en la órbita del partido conservador, como 13TV o Intereconomía. Pero no solo se benefició de la amistad con Aznar su entrenador personal, sino también el hombre encargado de su melena y bigote, el peluquero y estilista Pedro Romero, que inició la constitución de sociedades con su familia en cuanto empezó a trabajar para Aznar, recibiendo adjudicaciones millonarias por parte de distintos organismos públicos controlados por el PP, como la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (Madrid), municipio donde le encargaron la gestión del campo de golf. Pozuelo se vio salpicado directamente por la trama Gürtel y el excalcalde, Jesús Sepúlveda -que fuera uno de los principales responsables de la financiación de las campañas del PP junto a su exmujer, Ana Mato-, está imputado por sus concesiones irregulares a la trama de Correa. A veces cabe preguntarse si alguien del PP está limpio de la mugre de la corrupción. 

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, estoy en una situación de penuria económica total.
Necesito la solidaridad de los lectores.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:


Comentarios

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…