Ir al contenido principal

No debemos no pagamos: Reaccionar a las mentiras de la economía que nos cuenta el PP



Cuando Mariano Raxoi Brei llegó al Gobierno y comenzó a tomar medidas en contra de la ciudadanía, explicando que lo hacía ‘por nuestro bien’, como aquellos viejos educadores que atizaban con la regla en la punta de los dedos por el bien de sus alumnos, contó que los recortes se llevaban a cabo para reducir la enorme deuda que generó un rescate bancario que había proclamado en la campaña electoral que no llevaría a cabo, como había hecho Zapatero con algunas entidades. Calderilla si se compara con los sesenta mil millones de deuda que adquirió el Gobierno de Raxoi para rescatar a los bancos que primigeniamente eran las Cajas de Ahorros endeudadas hasta lo inaudito para financiar proyectos megalómanos, créditos a amigos, bonus de sus directivos y toda clase de felonías, perpetradas por los directivos de Cajas de Ahorro, mayoritariamente de Autonomías gobernadas por el PP, o como el caso de la Caja de Granada por el clero. 
 
Como fuere, el dinero dilapidado por aquellas entidades, que ahora estamos pagando, en todos los sentidos, la sufrida ciudadanía se restituyó a base de un rescate irrazonable. Y para que no la deuda no se disparase se nos dijo que deberíamos ‘apretarnos el cinturón’ para que no creciese el déficit, sobre todo porque PSOE y PP, en un acuerdo contra natura, firmaron la introducción del art 135 de la Constitución que antepone los intereses de los bancos extranjeros a los de los sufridos ciudadanos. Y así, desde que comenzó la crisis, este castigado país ha visto como caía 14 puntos en Bienestar Social, en el presente prácticamente desaparecido, a pesar de los falaces comentarios de un Presidente, Mariano Raxoi, acostumbrado a mentir más que habla. 

Tras meses no ya de sacrificios ciudadanos, sino de auténticas tropelías y recortes ignominiosos, injustificados e injustos, la deuda pública supera ya el billón de euros. A pesar de tan astronómica cifra el Gobierno de Raxoi sigue dilapidando el dinero de todos en sus caprichos, ya sea regalarle más de trece mil millones del erario a la secta católica, amueblar lujosamente sus despachos o traer a costa de la maltrecha y recortada sanidad pública a un sacerdote enfermo de ébola por la única razón de que era un sacerdote –de una congregación multimillonaria, pero que Raxoi consideró ‘de sentido común’ que pagásemos todos el traslado millonario en razón a su ideología- o pagar millones a asesores puestos a dedo, solo para que se dediquen a pasar la mano por el lomo de quienes les nombró o para agradecer favores, el caso es que la deuda que nos dijo el Presidente que había que reducir a fuerza de privaciones porque ‘habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades’, supera ya el billón de euros y se queda a menos de un punto y medio del PIB. O dicho en otras palabras. La deuda tiene el mismo volumen del dinero que mueve este país. Si se hiciera un hipotético balance entre deuda y PIB el saldo sería de tan solo un 1.6 de euros. 

Cabe preguntarse a qué entonces tanto recorte y tanto sacrificio de la sociedad para encontrarnos en una situación de penuria total, y quién se benefició de ese billón de euros gastado por el Estado. Aunque no debe sorprendernos, porque a diario leemos en la prensa noticias de gastos caprichosos, ya sean del Ministerio de Defensa, que despilfarra el dinero público en juguetitos bélicos, ya sean rescates bancarios, ya sean caprichos personales de los ministros que quieren muebles nuevos o retratos que recuerden su paso por la política, firmados por los artistas de mayor prestigio. 

Cuando PP y PSOE se escandalizan de que Podemos lleve en su programa la necesidad de hacer una auditoría de la Deuda Pública, lo que reflejan es el miedo de los despilfarradores a que la ciudadanía conozca hasta qué extremos dilapidaron el dinero de todos. Y hasta qué extremos nos endeudaron ilícitamente. 

Cada día es mayor el número de ciudadanos que está de acuerdo con la idea de auditar la Deuda Pública. Es indispensable que los españoles sepamos por qué el Estado debe un billón de euros, y cuántos millones de ese billón corresponden realmente a gastos del Estado y cuáles a los caprichos de los malos gobernantes y los banqueros ladrones. Y una vez conocidas las cifras que cada cual asuma su responsabilidad. Y si no tienen dinero para pagar –cosa que se puede dudar teniendo en cuenta lo mucho que han aumentado sus fortunas los ‘rescatados’- que sean los tribunales internacionales los que los juzguen por estafa. 

Para que sea devuelto a la ciudadanía el dinero y la dignidad. Aunque para eso es imprescindible que el pueblo reaccione cuanto antes a las muchas mentiras que nos vienen contando, desde hace años, este Gobierno. 

Esquirlas 


1ª.- El PP, a cuyos dirigentes se les llenan las bocazas a la hora de invocar la Constitución, sobre todo el artículo 1.2, sobre la ‘indivisibilidad de la patria’, no se ha debido enterar de que también dice que el Estado es aconfesional, y en Torrelavega –Santander- montaron en cólera porque la alcaldesa no acudió a la misa y procesión de la Virgen Grande, porque lo consideraron una ‘falta de respeto’. Cuando la falta de respeto constitucional es la del PP, no solo de Torrelavega, sino de todo el Estado, al pretender imponer medidas legislativas de acuerdo con los dogmas de la secta católica, como la reforma de la legislación sobre el aborto. Está claro que los dirigentes del PP quieren imponer el naZionalcatolicismo y pierden los nervios cuando políticos de otros partidos no se suman a los esperpénticos ritos como el de salir en procesión tras una imagen de palo a la que pretenden cargar con la responsabilidad de solucionar los problemas que ellos no saben resolver, como el del paro. Así lo hizo Ana Botella en la misa de la Virgen de la Paloma, y anteriormente Fátima Báñez o Fernández Díaz, en alardes de beatería filofascista y esperpéntica. 

2ª.- El PSOE sigue en muchos asuntos la senda del PP, demostrando que no es, desde hace mucho tiempo un partido de izquierdas. Aparte de su sometimiento a la oligarquía bancaria, su tolerancia con la secta católica, y su complacencia con las medidas que impone la UE, también se ha sumado al ataque sistemático contra Podemos, cada vez que uno de sus dirigentes abre la boca. En lugar de clamar contra la deuda, contra los recortes o contra el despilfarro de dinero público regalado a la Conferencia Episcopal, lo hacen contra Podemos. La última patochada la pronunció el secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, que manifestó que no sabe bien si Podemos es una formación de izquierdas. Podría decirse que lo mismo le sucede a millones de ciudadanos con su partido, pero no es exacto, todos los que abandonamos electoralmente al PSOE estamos seguros de que dejó hace muchos años de ser una alternativa de izquierdas. 

3ª.- Si en este país nuestro se instituyesen los premios al tipo más cínico sin duda sería una ardua tarea para el jurado, que, sin duda, tendría que recurrir al ‘ex aequo’ para no pecar de injusto Más si el premio se concediese diariamente hoy, domingo 17 de agosto, lo merecería, sin duda, Antonio Caño, director de El País, que da lecciones de imparcialidad periodística con frases como ‘los periodistas tienen que limitarse a contar lo que pasa desde diferentes ángulos, tratando de aportar la mayor cantidad de datos posibles’. Que con la deriva de Caño, que antes de llegar a la dirección proclamó que el diario de Prisa ‘tenía que abrirse a nuevas mayorías’, las del PP; que ha convertido al otrora prestigioso diario en un boletín del neoliberalismo, y que dirige el periódico porque el PP y la Casa Real intrigaron para ello, es para concederle el premio con honores al tipo más cínico del panorama periodístico de un país en el que se dice que los periodistas estamos desprestigiados, cuando la mayoría de profesionales estamos en el paro, y los que trabajan no son periodistas sino voceros de los políticos de turno. 

¡¡Ayuda a esta periodista en paro!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, y víctima de la estulticia o mala voluntad de los trabajadores del SEPE en agosto apenas cobré 112 euros de la Rai. Aún debo dinero del alquiler y apenas tengo para comer… mal.
Necesito la urgente solidaridad de los lectores.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…