Ir al contenido principal

Marca España: más de 60.000 animales masacrados en ‘fiestas’ populares cada verano



Cada verano, tiempo de fiestas populares a lo largo de toda nuestra geografía, se asesinan más de sesenta mil animales para divertimento de mentes desviadas que, imbuidas de su derecho a divertirse, lo practican de la forma más abyecta y violenta.  La relación de crueldades es inacabable, y cuenta, por desgracia, con el apoyo y la subvenciones de políticos de todo color y similar calaña. 
 
El Ministerio de in Cultura, a cuyo frente está ese impresentable llamado José Ignacio Wert, concede cientos de miles de euros a la salvajada patria por excelencia, los mal llamados espectáculos taurinos, y promociona toda clase de dislates para ‘revitalizar’ unas ceremonias de sadismo que cada día cuentan con mayor rechazo. Por ejemplo, la UNED, la Universidad a Distancia organizó y subvencionó con dinero público un curso taurino con una rebaja del 25% en la matrícula mientras los estudiantes de grado están ahogados con la subida de tasas universitarias. En el ámbito comunitario las cosas no son mejores. Infinidad de Diputaciones subvencionan con dinero público todo tipo de despiadados espectáculos, al tiempo que recortan derechos y servicios a los ciudadanos. 

Y en numerosas comunidades gobernadas por el PP intentan incluir en los planes de estudios clases de tauromaquia para los más pequeños al tiempo que, en Castilla y León, pretenden que sea obligatorio que los pequeños asistan a esos salvajes espectáculos como parte de su formación curricular. 


Establecer un ranking de brutalidades por regiones resulta imposible, porque en todos los rincones de este bochornoso país, anclado en el pasado y con el argumento de las mal llamadas ‘tradiciones’, celebra cada año en sus fiestas populares toda clase de brutalidades, con la anuencia y aplauso de sus autoridades. Da igual del partido que sean, los políticos, convencidos de que el pan y circo les proporciona votos, no tienen la decencia de intentar educar al pueblo. Así, el socialista alcalde de Tordesillas, localidad donde se lleva a cabo el impresentable espectáculo del Toro de la Vega, es del PSOE. El primer edil de la localidad defiende la salvajada con total desfachatez, ignorando, entre otras cosas, que el fundador de su partido, Pablo Iglesias Posse, como toda persona de calidad humana, abominaba de tales crueldades, apostrofando que un socialista jamás podría apoyarlas. Mas qué puede importarle al descerebrado alcalde José Antonio González Poncela –capaz de decir, el muy imbécil, que el toro que masacran cada año en su mal llamada ‘fiesta’ ‘siente dolor pero no sufre’- la crueldad si los vecinos del pueblo del que es regidor le votan, precisamente por mantener una salvajada que cada año concita repulsa nacional e internacional. 


Tampoco debe importarle mucho las críticas al alcalde de El Escorial, Antonio Vicente Rubio, del PP, por el bestial festejo que celebra cada año a principios de agosto en la villa que rige, consistente en masacrar a tres becerros, cachorros de menos de dos años, que son lidiados, torturados y asesinados por vecinos del pueblo, elegidos como matadores en una rifa entre los compradores de un boleto. Su falta de experiencia y su ansia de macabra diversión causa un sufrimiento atroz a los animales, que padecen incluso la amputación de las orejas estando aún vivos, en el transcurso de la fiesta de "Mozos, casados, solteros y viudos", con actividades de todo tipo y para todos los públicos, incluidos niños. Este año catorce mil personas presentaron ante el Consistorio 14.000 firmas –el municipio cuenta con 15.197 habitantes- exigiendo que se suspendiese la salvajada que llevaba varios años sin tener lugar. Este año Activistas de Pacma acudieron a la plaza para documentar y denunciar esa crueldad. Detectada su presencia entre el escaso público, ya que no debía de haber más de 200 personas, las increpaciones y amenazas fueron subiendo de tono hasta convertirse en agresividad, llegando al punto de requerir escolta de la Guardia Civil para abandonar la plaza. Los activistas fueron objeto de escupitajos, cabezazos, lanzamiento de bebidas, e incluso del impacto de la oreja de un becerro, que desde la arena tiraron a sus pies al grito de “graba eso”. Mientras, desde la megafonía, se incitaba al público al insulto, la mofa y la carga contra los activistas, al grito de “a por ellos, oe, a por ellos, oe”, en una clara muestra de lo que son capaces de hacer algunos españolitos que solo saben usar la cabeza para embestir con ella.  


Miles de corridas, encierros –en los que se pretende, como en el municipio oscense de Rincón de la Victoria, utilizar bisontes con el argumento del organizador ante las advertencias administrativas de que ‘los animales son míos y hago con ellos lo que quiero’- en los que no solo se maltrata a aterrorizados bóvidos, sino que en ocasiones mueren los participantes en semejantes dislates, son la diversión favorita en muchos pueblos españoles, poblados por lo más negativo y obtuso de la España profunda. En Dénia mueren cada años varios toros o vacas en los estúpidos  ‘Bous a la mar’, y los bous encordats, los toros de fuego, el toro acribillado en Medinaceli –Soria- son el divertimento de cretinos sin alma que dejan escapar sus mas miserables instintos en esas ceremonias de brutalidad que consideran ‘fiestas’. 


Aunque no son únicamente bóvidos, adultos o cachorros, las víctimas de la estulticia y gamberrismo de la fiestas ‘populares’. La relación de crueldades cometidas contra indefensos animales en nombre de la diversión de masas gamberras, a las que los gobernantes no ponen freno, es innumerable. Así en el municipio valenciano de El Puig, los farrucos pobladores de ese municipio se divierten en sus fiestas maltratando y asesinando a un infeliz animalejo –ardilla, hámster, conejillo o cobaya-, o al que le toque la desdicha de caer en las garras de los patosos puchencos, al que meten en una orza de barro que rompen a palos para luego perseguir al aterrorizado animalito, lanzándoselo entre ellos hasta que le dan muerte. Algo similar llevan a cabo en Robledo de Chavela, pueblo de la comunidad de Madrid de poco más de cuatro mil habitantes cuyas fiestas consisten en atrapar palomas y ardillas en ollas de barro y que los vecinos les lancen piedras hasta decapitarles o matarles. En Villanueva de la Vera –Cáceres- su particular crueldad se conoce como la fiesta de PeroPalo. Una de las actividades consiste en atar y arrastrar un burro por las calles de la villa, siendo ridiculizado y sometido a todo tipo de vejaciones. La música, los petardos y el ruido de la multitud se suman al maltrato del aterrorizado animal. 

Las aves son también objeto de la brutalidad de seres aberrantes. La práctica, extendida en infinidad de pueblos de todo este país de malas bestias,  consiste en decapitar gallos u otras aves, tales como palomas, patos u ocas. En la mayoría de casos, las aves se encuentran atadas y colgadas pico abajo en cuerdas en lo alto de las calles. Para poder llegar a decapitarlas la competición consiste en que jinetes a caballo y a gran velocidad los agarren del cuello con la mano, sin soltarse. El caballo continúa corriendo, con lo cual el cuello se desgarra y la cabeza separa del cuerpo. Esas fiestas son populares en Extremadura, y en localidades como Nalda, en La Rioja. En la tristemente conocida localidad de Tordesillas, por la salvajada del Toro de la Vega, la otra crueldad está reservada para chicas adolescentes que, con los ojos vendados, juegan a "romper la olla", aunque no golpeando un pieza de cerámica, sino descuartizando a un gallo con una espada. En la localidad de Aduna (País Vasco), entierran pollos hasta el cuello para que los lugareños, con los ojos vendados, vayan a decapitarlos.


Y aunque los movimientos abolicionistas de la mal llamada ‘fiesta nacional’ en todas sus siniestras variedades y activistas contra cualesquiera salvajadas perpetradas contra los animales son cada vez más numerosos y visibles,  los defensores de la barbarie, escasos y violentos, siguen imponiendo sus ceremonias de crueldad y sadismo por todos los rincones de la geografía nacional, con la anuencia de los políticos y el entusiasmo de seres sin escuela que consideran ‘divertido’ maltratar animales, sin plantearse el dolor que provocan, porque niegan la capacidad del sufrimiento animal con el estúpido e ignorante argumento de que no tienen alma. Cuando los que carecen de ella son quienes perpetran tamañas salvajadas.  


Esquirlas 



1ª.- Continúa el genocidio en Palestina. La pasada noche se registraron al menos veinte bombardeos confirmados por el Ejército sionista, que tuvieron lugar en las localidades de Rafah y Jan Yunes, en el sur de la Franja mediterránea. En la primera zona murieron dos adolescentes de 13 y 14 años, lo que eleva a 1.917 la cifra de palestinos muertos desde que comenzaron las hostilidades el pasado 8 de julio, mientras que el de heridos se sitúa en 9.840, según Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad palestino. Aún habrá gente que considere que lo que hace el ejército sionista es defenderse. 


2ª.- El cristofascista Ministro del Interior, Jorge Fernández, confirmó su patada a la libertad de información con la nueva ley de Seguridad Ciudadana, más justamente conocida como Ley Mordaza. En respuesta a una pregunta en las Cortes presentada por el diputado de IU, Gaspar Llamazares, el Ministerio del Interior respondió que la Policía podrá incautar cámaras de video, de fotos o cualquier otro objeto si los agentes consideran que pueden emplearse para cometer algún acto ilegal. Actos ilegales como dar cuenta de abusos y violencia policial, según los criterios de un Gobierno decidido a cometer toda clase de abusos e ilegalidades en contra de los derechos constitucionales de los ciudadanos. 


3ª.- Una de las mayores matanzas de la Guerra Civil acaba poner en evidencia algunos de los muchos asesinatos de las tropas fascistas. Las víctimas de los crímenes del monte de Estépar, cerca de Burgos, fueron desenterrados en forma de 70 esqueletos extraídos en tres fosas distintas. Son sólo una parte de los entre 300 y 400 civiles asesinados por falangistas, militares y guardias civiles fascistas que aprovecharon su puesta en libertad en la cárcel para asesinarlos en grupos. Las excavaciones, que se retomarán en noviembre, están siendo llevadas a cabo gracias a una campaña de mecenazgo impulsada por la Coordinadora por la Recuperación de la Memoria Histórica de Burgos, que ha conseguido recaudar 14.000 euros en 40 días para costear parte del trabajo de un equipo de 20 científicos a la órdenes del arqueólogo Juan Montero y el forense Francisco Echeverria, dado que el Gobierno de Raxoi, pese a las recomendaciones de la ONU, no aporta ni un solo euro para esos fines.


4ª.- ‘Los enemigos de mis amigos son mis enemigos’ debe pensar la dirección del diario El País que, desde las pasadas elecciones europeas, mantiene una postura de visceral enemistad hacia Podemos, solo comparable a la de la caverna mediática, por lo que ha decidido, al contrario que antes de la aparición de la formación de Pablo Iglesias, mostrar su beneplácito con el PSOE y su insubstancial nuevo secretario, Pedro Sánchez, haciéndole aparecer como serio competidor del PP. Así, el diario de Prisa publica una encuesta en la que asegura que la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE refuerza a ese partido. Los resultados del sondeo de Metroscopia vaticinan un empate técnico de esta fuerza política con el PP, al tiempo que de golpe hace que Podemos sufra una substancial rebaja en la intención de voto, que se ve reducida en más de cinco puntos respecto al sondeo del CIS. A la vez, publica otra consulta en la que los encuestados manifiestan mayoritariamente su desagrado y desconfianza por el programa de Podemos. El caso es barrer para casa. 

¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora dependen de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, y víctima de la estulticia o mala voluntad de los trabajadores del SEPE en agosto apenas cobraré 112 euros de la Rai
Necesito la solidaridad de los lectores.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:






Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…