Ir al contenido principal

Manipular hasta la lengua para hacernos aceptar una nueva sociedad: Trampas y maniobras del PP



La lengua, ¿se hace a la medida de la sociedad, a la que conviene manipular, o es la sociedad la que va haciéndola libremente? Hay mil teorías acerca de si utilizamos las palabras con libertad, o si empleamos justo aquellas que nos fueron y que nos van conformando como individuos y como sociedad. Cada profesión, cada estamento social, incluso cada ideología, tiene su particular modo de expresarse, una jerga que le es propia. Y así, seleccionar el léxico, usar esto pero no aquello otro, hacer que se acepten ciertas definiciones sirvió siempre a la derecha para ir conformando la ideología de la sociedad, para que mediante esas palabras, y sus acepciones, su lenguaje, aceptemos un modelo social hipócrita e injusto: el suyo. 

La derecha, el PP y sus adláteres, la secta católica, los empresarios, incluso ciertas instituciones con apariencia de respetables, y ajenas a cualquier ideología, utilizan el lenguaje con maniqueísmo para que aceptemos un modelo de sociedad reaccionario y unidireccional, en el que quienes impone el modelo social imponen también el lingüístico. Se creen, y desde hace siglos, los ungidos por Dios para dirigir a los pueblos allí donde les conviene, obviamente, siempre de espaldas a sus intereses.
La oficina de La Marca España, creada por el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo a principio de la legislatura es un gabinete de propaganda que va más allá de su única pretensión de promocionar el país hacia el exterior. Esa oficina colabora con estamentos e instituciones tan reaccionarias y defensoras del neoliberalismo como El Foro de Marcas Españolas Renombradas, creada en 1999, durante el Gobierno Aznar, entre el Ejecutivo y empresas como el Banco de Santander, El Corte Inglés, Repsol, Movistar, BBVA, y Zara, entre los más significativos. Es curioso que las empresas mencionadas se caractericen por notables bajadas de derechos y sueldos de sus trabajadores, y que Zara se haya visto relacionada en numerosas ocasiones con la explotación infantil o siniestros mortales como el de Bangladesh en sus deslocalizadas fábricas de ropa. 

Cada dos años, el Foro de Marcas Renombradas Españolas concede unos premios, cuyo jurado está presidido por el secretario General de Inditex –la empresa propiedad de Amancio Ortega, uno de los hombres más ricos del mundo- y el Alto Comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros; dos individuos de ideología, y sobre todo, de actitudes, más que reaccionarias que concedieron los premios de esa asociación, entre otros, a dos significativas instituciones: La Real Academia Española y Cáritas. 

Pareciera que no hay nada sospechoso en esos premios a las dos mencionadas instituciones, si no fuera porque ambas, al servicio de un modelo social y político, ponen su grano de arena, muy sibilinamente, para presentarnos un cambio de sociedad que nos retrotrae al pasado, gracias a la manipulación subliminal del lenguaje. 

Así, la RAE, en la próxima edición de su diccionario, el Drae, hace desaparecer de 'estado de bienestar' nada menos que toda la frase ‘compensar las deficiencias e injusticias de la economía de mercado’, cambiándola por ‘procurar redistribuir la riqueza a través de la caridad y el auxilio social a los más desfavorecidos’. Si no se denuncian estas cosas para ponerles remedio antes de que alcancen impunemente 'la sintonía' que buscan, es posible que dentro de unos años haga desaparecer la entrada ‘estado de bienestar’ para suplirlo por ‘caridad cristiana’, al paso que lleva el actual Gobierno, que pretende cambiar la eficiencia de un Estado redistribuidor de la economía por un Estado talibán en el que las prestaciones sociales correspondan a una secta que otorga caritativamente, y con condiciones, sus ayudas a quienes comulgan con, y participan de, sus creencias. 

Porque no tiene demasiado sentido, o precisamente lo tiene todo, que el Foro de Marcas Renombradas haya concedido uno de sus premios a Cáritas como representante de la Marca España, a no ser que el Gobierno pretenda, quizá, hacer que la ONG de la secta católica substituya al Estado del Bienestar, ese que intenta destruir desde que llegó al poder, y cuyos despojos intenta llevarse por delante día a día, como una apisonadora, tal vez para ‘venderla’ a otros países neoliberales como la forma de solucionar problemas y acallar las protestas de la ciudadanía. 

Para que no chirríen sus miserables proyectos cuenta con inestimable colaboración de los sesudos varones de la Real Academia, a la que pertenecen reaccionarios de carné como Juan Luis Cebrián, Vargas Llosa, Álvaro Pombo o Arturo Pérez Reverte, entre muchos otros. 

Ante esa manipulación -de puntillas, y en casos, subliminal-, no solo de la lengua, sino del modelo de Estado, arrimándolo lingüísticamente al que pretenden imponer Gobierno y oligarquía, aprovechando la complacencia, y a saber qué compensaciones, de tantas instituciones, la única respuesta posible es la denuncia, y sobre todo, analizar con espíritu crítico cuanto nos cuentan muchos medios, para ser capaces de detectar cómo en toda acción, en cualquier movimiento que haga la derecha, hay bastante peor intención que lo que a primera vista podría parecer. Usar a las instituciones, usar a la RAE, cambiar la lengua ad hoc, es mucho más que usar armas muy peligrosas, es condicionar a la opinión pública perversamente. ¿Podría incluso considerarse fascismo la manipulación del lenguaje en beneficio del poder y del dinero, apartando de un manotazo todo aquello sobre lo que se construyeron las sociedades modernas?

Podría hacerse con cualesquiera términos relacionadas con vocablos como ‘libertad’, ‘derechos’ o ‘manifestación’. Y es muy posible que la RAE ya esté adecuando esas expresiones a las políticas del PP.
Esquirlas


1ª.- El estado sionista de Israel continúa perpetrando impunes masacres contra la población de Gaza, hoy mismo, con el bombardeo de una escuela de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) en la ciudad gazatí de Rafah (junto a la frontera con Egipto), en el que murieron al menos diez civiles. El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, calificó este nuevo ataque como “un ultraje moral y un acto criminal” en un comunicado en el que se refirió al suceso como "otra grave violación de la ley humanitaria internacional". De poco sirven las censuras del Secretario General de la ONU, mientras el Consejo de Seguridad, en el que EEUU e Israel tienen derecho de veto, miran para otro lado y no adoptan sanciones contra el sionismo criminal de Netanyahu, que cuenta con el indecente aval de Obama, al que la Academia Sueca, de tener decencia, tendría que retirar el Premio Nobel de la Paz inmediatamente. 

2ª.-Los jueces de la Audiencia de València han vuelto cubrirse de gloria, o de vergüenza más bien, al absolver a una banda neonazi armada, Frente Antisistema, sin tan siquiera entrar a valorar las numerosas pruebas de toda índole que les incriminaban, y por las que tanto la Fiscalía como la acusación popular reclamaban al tribunal penas cercanas a los 50 años de prisión. La Sección Cuarta de la Audiencia de València se ha convertido una vez más, a juicio de la Acción Popular Contra la Impunidad, en un muro que dificulta las acciones legales para poner coto a los desmanes violentos de la ultraderecha que, desde hace más de tres décadas, angustia la normal convivencia en el País Valencià. El caso contra ese grupo nazi sufrió toda clase de irregularidades durante un juicio que no podía acabar bien de acuerdo a la justicia de un país democrático. Las piezas de convicción se volatilizaron, el armamento ocupado a los miembros de la banda fue destruido antes de la vista oral donde iba a ser exhibido; las cintas de las grabaciones telefónicas desaparecieron del juzgado; dos de los acusados optaron por no acudir a la sala sin que la Policía diera con ellos a pesar de estar visibles en Facebook; y uno de los militares acusados que ya estuvo acusado en el caso Armagedón se hizo pasar por loco engañando a un hospital psiquiátrico. Y mayor desfachatez, las grabaciones de las sesiones del juicio desaparecieron. Los funcionarios de la Sección Cuarta dicen no tener ni idea de qué ha pasado con ellas a pesar de que son fundamentales para estudiar y presentar el correspondiente recurso. De momento hay dos escritos presentados pidiendo explicaciones, aunque no hubo respuesta por parte de unos jueces de ideología sospechosa, que tendrían que ser bien estudiados por el CGPJ, si este estuviese compuesto por verdaderos demócratas.

3ª.- Carlos Jiménez Villarejo, exFiscal Anticorrupción y diputado europeo de PODEMOS habló este domingo para el diario.es sobre el caso Banca Catalana y la figura de Jordi Pujol, del que dice que los Fiscales Generales del Estado durante el mandato de los socialistas ‘le prohibieron investigar a Pujol en el caso de Banca Catalana’, que se cerró sin procesar al entonces President de la Generalitat pese a los indicios de "apropiación indebida, falsedad en documento público y mercantil y maquinación para alterar el precio de las cosas". Villarejo señala en esa entrevista que "se creó un clima de impunidad en torno a Pujol", dado que el expresident catalán era "invulnerable ante la justicia, “había un pacto más expreso que tácito entre el Gobierno del PSOE y luego el del PP de que Pujol era intocable”. En el presente, el caso de Jordi Pujol y su familia, impunes durante treinta años pone en evidencia la corrupción institucionalizada nacida de la transición y que se ha ido prolongando desde entonces. Una realidad que obliga a plantearse que este sistema está podrido y es imprescindible una catarsis. 


¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. Represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, y víctima de la estulticia o mala voluntad de los trabajadores del SEPE, en agosto apenas cobraré 112 euros de la Rai y si no pago el alquiler con la ley de Raxoi me pueden desahuciar en quince días.
¡Ayudadme por favor!. Necesito la solidaridad de los lectores.  
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:
 




Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…