Ir al contenido principal

Rumores de elecciones anticipadas ¿a qué teme Rajoy?




La idea de Raxoi –perdonen que insista, así es como se escribe el nombre del presidente en su lengua materna de la que parece abominar-, de aprobar una ley que impida posibles coaliciones, contraviniendo los principios constitucionales de pluralidad, bien pudiera responder al mismo interés que, según algunos medios, le podría llevar a adelantar las elecciones generales a noviembre de este mismo año. Si el presidente que peleó en el pasado con todas las armas a su alcance -no siempre dentro de la esfera de la ética- para alcanzar el poder decide un anticipo electoral, podría tener alguna razón oculta, dado que el hecho de que esté dispuesto a renunciar a aquello que le costó varias legislaturas conseguir, no deja de sorprender. Una convocatoria electoral anticipada bien podría llevarle a la derrota -por mucho que antes intente promulgar leyes anticonstitucionales como la de cerrar el paso a las coaliciones de Gobierno-, aunque tal vez lo que pretenda sea impedir un descalabro mayor que el podría sufrir si las elecciones se celebrasen a finales de 2015.



Si Raxoi se está planteando adelantar las elecciones, según el rumor que circula por cenáculos madrileños y por las redes sociales, podría deberse a la aparición de dos factores que desestabilizan al PP y a él mismo y que pueden llevarlos al abismo: el ascenso de Podemos y la investigación del caso Gürtel y la pieza separada de Bárcenas. Cuando el juez Ruz cierre el sumario de ambos casos, una vez constatada la financiación ilegal del PP, y si se descubre de una vez la verdadera propiedad de todos los millones escondidos en paraísos fiscales, que muchos piensan que no son de Bárcenas sino de la propia organización del PP, ese partido estará en una difícil situación judicial y política que acrecentará las críticas sociales y las reticencias de los políticos europeos que, de alguna manera, verán con malos ojos a un Gobierno procesado e inmerso en un escandaloso caso de corrupción que se niega a dimitir. Los rumores sobre el anticipo electoral indican que el Presidente, de anticipar las elecciones, abandonaría el liderazgo del PP, dejando el testigo a otro gallego, el Presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, igualmente marcado por casos de corrupción.

Por otra parte, el imparable ascenso de Podemos, formación que el PP no ve ya como un grupo de ‘frikis’, como la definió el ideólogo del PP, Pedro Arriola, tiene muy nervioso a ese partido desde que descubrió que no solo le quitó votos al PSOE, sino que también muchos de sus electores le eligieron la papeleta de la formación de Pablo Iglesias. Esa preocupación debe ser la razón por la que el PP no deja ni un solo día de lanzar ofensas, falacias y falsas imputaciones a Podemos. Incluso los populares madrileños, cuya lideresa, Esperanza Aguirre parece sufrir una obsesión senil con Pablo Iglesias, está animando a sus simpatizantes, a través de Twiter, a que busquen en la red vídeos en los que el dirigente de Podemos alabe el régimen chavista o dé muestras de su hipotética conexión con ETA, o cualquier cosa que contribuya a desprestigiar a la nueva formación. 

Y es que, desde que se celebraron las elecciones europeas, las encuestas de intención de voto que se publican, e incluso las que no se publican, como la que todo los meses realiza el diario El País, que ocultó a sus lectores la de junio, porque que daba una intención de voto a Podemos del 21.5% a solo cinco puntos del PP, tienen alarmado al partido mayoritario ante escenarios como el que dibujaba esa encuesta, hurtada a los lectores, que reflejaba que la suma de Podemos e IU daba la mayoría a una coalición de esos partidos que obtendrían 27.4, nueve décimas por encima del PP. Si a esa coalición se sumase el PSOE, aunque no parece que la formación dirigida por Pedro Sánchez  vaya a romper su deriva socialcentrista, la izquierda superaría a la derecha de PP y UPyD en más de doce puntos contando con ello con una mayoría electoral de casi el cincuenta por ciento. 

Ante un escenario semejante, el PP quizá piense que adelantar las elecciones podría frenar el ascenso de Podemos, que no podría completar sus candidaturas y mucho menos formar Gobierno en tan escaso margen de tiempo, si las elecciones se convocasen en noviembre. Aunque los dirigentes de la formación que rompe con el bipartidismo han manifestado reiteradamente que están preparados. 

Por otra parte, al partido de Raxoi, problemas de corrupción y judiciales aparte, le crecen los enanos porque empieza a verse abandonado por gurús mediáticos que en el pasado constituían un fiel soporte a sus planteamientos y que empiezan a abandonar el barco del PP, tal que las ratas cuando un barco amenaza zozobra. Así lo contaba hace unos días el blog ‘Espía en el Congreso’ que daba los nombres de Alberto Artero, Jesús Cacho, Graciano Palomo y Francisco Manetto, como los cuatro periodistas que llevan meses criticando decisiones del PP y el ‘peligroso’ ascenso de Podemos para la formación de la derecha. 

En cualquier caso, e independientemente de las razones que pudiera tener Raxoi, el adelanto electoral supondría un gran alivio para una substancial parte de la ciudadanía, que viene sufriendo, durante su Gobierno las consecuencias de unas políticas reaccionarias, represivas, injustas y dirigidas en su totalidad a beneficiar a la banca y la oligarquía en detrimento de los derechos y libertades, y que han convertido a este país en el trasunto de una dictadura bananera, muy alejada del país europeo que se supone tendría que ser.  

Esquirlas. 


1ª.- En el Ministerio de Interior no se ponen de acuerdo sobre quién impulsó las medidas dictatoriales que aplicó la policía el día de la proclamación de Felipe VI, cuando agentes policiales tuvieron la desfachatez de subir a casas en las que había colgadas legales banderas republicanas para exigir que fueran retiradas, y persiguieron y reprimieron, llegando a impedir el paso, a personas con chapas republicanas. Después de las críticas de las redes sociales y algunos medios de comunicación digitales –la prensa ‘de papel’ toda al servicio del sistema no se atrevió a hablar del asunto- e incluso de un sindicato policial, los responsables se llaman andana y sugieren no hubo una orden directa sino una iniciativa de los propios agentes, extremo que desde los sindicatos niegan, a la vez que exigen una investigación aunque piensen que esta no dará frutos. Con las actuaciones policiales contra los republicanos este Gobierno y la policía pusieron de manifiesto su talante represor y fascistoide, lo que no sorprende a nadie dado su historial. 

2ª.- La lideresa de la Comunidad de Madrid del PP, Esperanza Aguirre, no deja pasar un solo día sin insultar a Podemos y a Pablo Iglesias. Ayer lo identificó con  ‘las fuerzas del mal’ de la propaganda estalinista y nazi. El líder de Podemos la recordó que "si de alguien era aliado Goebbels fue del gobierno español de Franco", al que calificó como "padre político de Aguirre y del PP", afirmación nada desacertada si se tiene en cuenta que ese partido se ha negado siempre a condenar el franquismo y que allá donde gobierna pone toda clase de impedimentos para cumplir la ley de la Memoria Histórica, retirando monumentos y honores a los fascistas. 

3ª.- La consagración de la Reforma Laboral, con las bendiciones del Tribunal Constitucional, está levantando ampollas no solo en los sindicatos, sino también en las asociaciones de jueces –todas excepto la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura-, que consideran que el presidente del alto tribunal, Pérez de los Cobos, debiera haberse abstenido en la votación, dado que uno de los dos artículos sobre los que decidió está inspirado en un texto que el propio Pérez de los Cobos escribió en 2010. Aunque nada sorprende en este país, en el que a diario, se dan patadas a Montesquieu. 

4ª.- Palestinos y sionistas podrían firmar un alto el fuego permanente después de la tregua de cuatro horas que se produjo tras el asesinato de cuatro niños en una playa de Gaza. Son ya 227 los muertos en la franja causados por los indiscriminados bombardeos de las tropas sionistas, que algunos habitantes de las zonas ocupadas contemplan como si se tratase de un espectáculo lúdico. 


¡¡Colabora con la libertad de expresión!!
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. En paro y sin prestación, represaliada por el ‘régimen’ valenciano del PP, que me impide trabajar, es imposible sobrevivir. Necesito la solidaridad de los lectores. Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:




Comentarios

  1. Ya con un pie en el acelerador, leo con entusiasmo y alegría, que sigues denunciando a esta caterva de sinvergüenzas, que dicen que España es envidiada por el mundo.
    Las esquirlas, como su genérico indica son astillas de una caries que se llama corrupción, y que cada van aumentado sin piedad contra el ciudadano en general.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…