Ir al contenido principal

El sistema se revuelve ante las críticas por la manipulación mediática.





Los trabajadores de los informativos de RTVE se rebelan contra su director, Julio Somoano, que atacó a los miembros del Consejo de Redacción de la televisión pública, al señalar que el informativo que menos audiencia tiene es ‘El Mundo en 24 Horas’, atribuyendo a los trabajadores el abandono de los espectadores, a pesar de que si estos prefieren otros informativos es por el grado de manipulación insufrible que viene padeciendo la televisión pública desde que fue asaltada por el PP, tras modificar las reglas del juego y designar por mayoría simple a sus directivos en un golpe de mano más, de los muchos que viene dando el PP desde que llegó a La Moncloa. Los profesionales de los informativos de la televisión supuestamente pública denuncian censuras y omisiones impuestas por la dirección como la de no informar de la salida de tono machista de Arias Cañete o ignorar, la noche de las elecciones europeas, la irrupción en el panorama político de Podemos, a cuyo líder entrevistaba la BBC en cuanto se conocieron los resultados, en tanto la televisión pública censuraba su presencia y la sorpresa del resultado electoral. En la memoria de todos aún permanece el último programa de Canal 9 –conocido en el País Valencià como Canal NO-DO, por ser el boletín de propaganda del PP durante el tiempo que este lleva en la Generalitat- cuando sus trabajadores, al borde del cierre, evidenciaron todas las censuras, miserias y manipulaciones que llevó a cabo el PP en esa televisión supuestamente pública. Trece TV, la televisión de los obispos, carga a diario contra Pablo Iglesias y Podemos, sin que exista nadie que en sus tertulias contraponga una opinión diferente, ni que existan similares cadenas de TVT de ideología diferente, porque la mayoría de las concesiones fueron otorgadas por comunidades gobernadas por el PP. 

Las cabeceras de los periódicos de papel El País, los regionales del Grupo Correo, El Mundo, La Vanguardia, o la Razón, editados por Prisa, Vocento, Unidad Editorial, Grupo Godo, y Grupo Planeta, respectivamente, están en manos de bancos o grandes financieras que, desde los consejos de dirección, imponen la línea editorial. Así, La Vanguardia y El Periódico dependen de La Caixa, El País del banco de Santander, La Razón del Sabadell, El Mundo de Unipol, y el ABC del BBVA, ya que esas entidades financieras son mayoritarias entre los accionistas. 

Ante semejante panorama, con los medios en poder únicamente del poder financiero y político, aún extraña a ciertos medios y, lo que es más grave, a ciertos periodistas sin ética ni sentido de la dignidad, que el líder de Podemos se pregunte “si es normal que el 80% de la información esté controlada por dos imperios”.  En la rueda de prensa de presentación del libro ‘Conversaciones con Pablo Iglesias’, el parlamentario europeo señaló que "Los ciudadanos están hartos de la manipulación informativa", que achaca dicha adulteración a "la concentración de la propiedad de los medios de comunicación, que amenaza la libertad de expresión". Iglesias defendió la idea de que existan mecanismos que permitan que los periodistas ‘puedan trabajar en libertad’. Palabras que algunos profesionales de los medios, represaliados por el poder, agradecemos infinitamente, porque la realidad actual es que los periodistas en la actualidad solo tenemos dos opciones: o someternos a los caprichos del poder o quedarnos en el paro. 

En el libro, cuya presentación tuvo lugar el viernes por la mañana, Pablo Iglesias señala la necesidad de un control público de los medios, que no es necesariamente un control desde el Estado. Iglesias lo explica así: “eso quiere decir que los medios de comunicación, por lo menos una parte, tienen que tener mecanismos de control público. Y lo público no tiene que ser necesariamente institucional, en el sentido de ser corriente de transmisión de las estructuras que gestionan la administración". 

A pesar de dejar claro que no se trata de que los medios dependan de los gobiernos, sino que los ciudadanos tengan la opción de conocer información veraz y no manipulada, y que los profesionales cuente con la libertad de darla a su buen juicio deontológico, algunos supuestos periodistas, que no se sabe si sin sentido de la dignidad o común –no hay nada mas estúpido que tirar piedras sobre el propio tejado- cargan desde los medios por la defensa de la libertad de información que hace Pablo Iglesias. Acusan al líder de Podemos de querer imponer una información ‘manipuladora’ y ‘como la que se hace en Venezuela’ –obsesión de la caverna, junto con el asunto de ETA, mantra recurrente contra Podemos y Pablo Iglesias- cuando la situación que se vive en la actualidad en este país respecto a la comunicación tiene todos los ingredientes para ser similar a la que padecen las dictaduras. 

Las televisiones privadas supeditan, en mayor o menor medida,  sus intereses en función de la cuenta de resultados de sus accionistas y lo que estos consideran sobre qué debe informarse o no. Sucede lo mismo con los medios de papel. Paradigmático es el caso de El País, icono durante años de la fiabilidad informativa que, tras ser vendido por Juan Luis Cebrián a una financiera estadounidense y someterse a los dictados del PP, después de que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría intermediase para que los bancos no ejecutaran la reclamación de los treinta mil millones que debe Prisa a los bancos, dio un cambio espectacular en su línea editorial e informativa, poniéndose al servicio de la derecha y el capitalismo más brutal, o, como definió su director, Antonio Caño, ‘abriéndose a las nuevas mayorías’, esto es, el PP y el capitalismo salvaje. 

Esas situaciones vienen dando lugar a un empobrecimiento de la información, dado que las noticias aparecen en todos los medios calcadas entre ellas, y siempre la misma. Existen asuntos de los que no se puede o debe hablar. Lo que da lugar a depresiones, despidos y miseria entre los periodistas honestos, y que algunas ‘figuras’ se conviertan en lo contrario que debe ser un periodista, objeto de noticia, en lugar de trasmisores de la misma. 

Quienes se lanzan contra Pablo Iglesias por defender el derecho de los ciudadanos a controlar la información, no para manipularla sino para conocerla sin censuras, quienes atribuyen sus deseos de convertir los medios de este país en lo que son hace mucho tiempo: trasmisores de las consignas del poder, no son, ni mucho menos, defensores de la libertad de prensa e información, sino mamporreros de quienes quieren controlarla para que la sociedad no conozca los datos reales de la corrupción, la estafa y el sadismo de unos poderosos que trabajan para su propio beneficio y en contra de la ciudadanía, propiciando con sus leyes y recortes un verdadero genocidio.

Esquirlas



1ª.- La ciudad de Melilla acoge estos días el ‘II Encuentro Frontera Sur’, organizado por ONG’s en las que critican el "aumento de situaciones de malos tratos" a los inmigrantes. El miembro de la Coordinadora Estatal para la Prevención y Denuncia de la Tortura y los Malos Tratos, Andrés García, explicó ante la prensa que el propósito de estos encuentros, de los que forman parte abogados, psicólogos o sociólogos, es el denunciar que en los últimos meses se ha producido un "aumento de situaciones de malos tratos y torturas de la policía marroquí y, en muchos casos, con la permisividad de las Fuerzas de Seguridad españolas" contra los inmigrantes que intentaban saltar la valla entre Melilla y Marruecos. "Se han visto imágenes en los que los inmigrantes han sido gaseados y se les ha golpeado por parte de ambas policías", manifestó García, que ha informado de que la Comisión de Derechos Humanos va a solicitar a las organizaciones internacionales que visiten de forma "urgente" la frontera sur con el fin de que se "restablezcan los derechos". Las denominadas “expulsiones en caliente”, que García recordó que son "ilegales puesto que no están recogidas en ningún precepto legal" también serán objeto de denuncia por parte de las ONG, que consideran que también en la situación de los asilados que vienen de Siria o de Mali hasta Melilla "no se están aplicando correctamente los protocolos de asilo".

2ª.- La obsesión de la derecha con los regímenes sudamericanos gobernados por la izquierda, y especialmente por parte de los dirigentes del PP, alcanza la astracanada. Cualquier cosa que no le guste a la caverna política o mediática es bolivariano para ellos,y no pierden ocasión de acusar de actuar como tales regímenes, cualesquiera asuntos que no sean de su agrado. La ultima patochada, hasta el momento, la protagoniza el portavoz parlamentario del PP andaluz, Carlos Rojas, que criticó a la Presidenta de esa Comunidad, Susana Díaz, por asistir en la Cámara andaluza al homenaje a Blas Infante, que todos los años se celebra en la institución. Para Rojas la presencia de la máxima representante institucional en el homenaje al padre de la Patria Andaluza, asesinado por los falangistas en agosto de 1936, supone una falta de respeto a las instituciones y “demuestra un autoritarismo que imita al régimen bolivariano y pretende tratarnos a todos como sus súbditos”. Sea Susana Díaz o Pablo Iglesias, o cualquier político que no forme parte de la ultraderecha pepera, es para los militantes de ese partido ‘bolivariano’. A ellos no les reprochan sistemáticamente que sean fascistas franquistas, aunque existan más conexiones entre la derecha y el fascismo que entre los políticos de la izquierda y los regímenes bolivarianos. Con los que el PP no duda en mantener buenas relaciones cuando se trata de venderles algo. 

3ª.- Día intenso respecto a la corrupción. En tanto en la Audiencia Nacional declaraba el imputado Álvaro Lapuerta respecto a la Caja B del PP, negándolo todo, como es costumbre en los implicados del PP; en Palma, el juez Castro se plantea volver a tomar declaración al contable del Instituto Nóos, Marco Antonio Tejeiro, después de que este confesara ante la Fiscalía Anticorrupción que Iñaki Urdangarin y Diego Torres urdieron una trama corrupta para apropiarse de fondos públicos. Muchos ven en esta maniobra del Fiscal Horrach un medio para lograr que la Infanta Cristina no sea imputada. Por otra parte aparece en este corrupto país otro caso, esta vez en el Ayuntamiento de Brunete, en el que su alcalde, del PP, ha sido acusado del intento de compra de una edil de UPyD; al tiempo, el Supremo desestima la investigación del caso del ático del millonario presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con el argumento de que es la jueza de Estepona la que debe seguir investigando y que ‘de encontrar algún indicio delictivo contra este aforado lo que procedería sería la remisión al Supremo de una exposición razonada’. De momento se libra el presidente de la Comunidad de Madrid, pese a que los indicios en su contra son muy evidentes. Mas ya se sabe que los poderosos, en este país, sortean la acción de la Justicia con suma facilidad gracias a la tolerancia de algunos jueces. 

4ª.- Los delitos contra los animales siempre quedan impunes en este miserable país que, haciendo seña de su identidad de una salvajada como la tortura de indefensos bóvidos, ignora por completo el respeto por la vida de cualquier animal. En esta ocasión la atrocidad se cometió en el pueblo turístico conocido como ‘el pueblo pitufo’, Juzcár, municipio enclavado en la serranía de Ronda, en la provincia de Málaga. En ese pueblo, que pretende atraer al turismo aunque desde las redes sociales se pide que se le haga un efectivo boicot, un malnacido anónimo -que no ha sido detenido, seguramente por la connivencia y protección de las autoridades municipales que considerarán que maltratar a un animal forma parte de la identidad patria-, agredió a un desdichado perro vagabundo, disparándole postas en el lomo y posteriormente le machacó el cráneo a culatazos. Creyéndolo muerto lo dejó abandonado sufriendo una terrible agonía, presenciada por numerosos juzcareños que no hicieron nada por ayudar al desdichado animal. Rescatado por dos buenas personas, visitantes en ese momento del turístico pueblo, sobrevivió una semana a los cuidados de varios veterinarios, que al final no pudieron salvarle la vida. La salvaje agresión al desdichado perro, que sus rescatadores bautizaron como Atila, es posible que quede impune dada la pasividad de las autoridades con los maltratadores de animales. Y si al final dan con él, unas leyes permisivas, que ninguno de los dos grandes partidos, PP y PSOE, se deciden a endurecer, pagará, si acaso, una multa y seguirá maltratando animales, desde su condición de cazador o de hijo de puta. En Change.org se ha abierto una página para solicitar la búsqueda y castigo de semejante forajido.


Colabora con la libertad de expresión
El mantenimiento de este blog y de su autora depende de ti. En paro sin prestación es imposible sobrevivir. Necesito la solidaridad de los lectores. Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:

Comentarios

  1. Sustanciosas esquirlas las de hoy. Me deja con mal sabor de boca el hijo de la gran puta que le hizo eso al desdichado animalito, pero el verdadero animal es el sinvergüenza que le hizo esa salvajada. Pues la verdad de momento no viajo a ningún sitio, pero te aseguro que al pueblo ese me marras, no creo que vaya nunca. Buena publicidad han hecho para que la gente desde luego no vaya.

    ResponderEliminar
  2. Es duro tener que escribir sobre cosas como la del pobre perro asesinado por un cabrón malnacido, pero es preciso hacerlo para despertar la repulsa de la gente de bien, y para colaborar en que se le haga el vacio a ese pueblo de mierda, poblado por malas bestias y cómplices de las salvajadas. Ese pueblo, uno más de la Ejpaña profunda- es una muestra de la cerrilidad que aún existe en este país, en el que la secta católica y la derecha cerril han hecho, y siguen, haciendo tanto daño.

    ResponderEliminar
  3. chapeau!!
    describes perfectamente la situación actual.

    A mí me da miedo porque creo que ese control mediático efectivamente funciona, y el sistema,d e una manera totalmente populista, está moviendo a la población a base de miedo y odio.
    Amigos mios de IA en Madrid me han dicho que se ha pedido escolta para PAblo Iglesias (que ha sido negada por el ministerio) porque le amenazan e insultan por la calle. Tremendo! Han convertido a la población en paramilitares! Son camisas negras joder! Ese hombre no ha hecho nada, ni siquiera ha gobernado!

    A mí, me da miedo porque encima creo que aún no han sacado las garras, y cuando vean que la posibilidad de perder poder sea real van a echar toda la carne en el asador. (y se puede liar un Ucrania o un Venezuela!)

    saludos, y gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…