Ir al contenido principal

La desfachatez de los taurinos, sádicos, zafios y ahora difamadores: Acusan a sus detractores de ser como ETA



Rechazados mayoritariamente por los jóvenes, despreciados por muchos intelectuales, y rechazados por la mayoría de la población, los defensores de esa crueldad llamada espectáculos taurinos o simplemente ‘toros’ saben que acabarán muriendo por consunción debido al rechazo social. De nada sirven los dictados del Gobierno ni las subvenciones que reciben de él a manos llenas, ni la defensa de medios reaccionarios, ni la propaganda de plumíferos que a través de crónicas de mal gusto y peor sintaxis pretenden aficionar a los jóvenes, ni las medidas intolerables de algunas comunidades que quieren imponer el gusto por semejante salvajada a través de imposiciones curriculares. Saben que están condenados a la desaparición que más pronto que tarde acabarán imponiendo los organismos internacionales. 
 
Rabiosos por esa situación, se revuelven como las malas bestias que son y desde los escasos medios de los que disponen, se dedican a la difamación y la desmesura usando del mismo sistema que el Gobierno del PP y los medios de la caverna utilizan para criminalizar a los críticos con su política. Así un medio taurino, cuyo nombre no se mencionará para no hacerle propaganda, se atreve, en una editorial, a comparar a la Asociación Animalista Libera y a la Organización Franz Weber -ambas ONG de implantación internacional-, nada menos que con la banda terrorista ETA. 

Se queja la editorial de ese medio que no se nombrará para no hacerle propaganda, -ya que creen que cualquier visita a su web significa que quien entra en ella lo hace por acuerdo con su barbarie, aunque sin duda muchos lo hemos para constatar su cinismo- de que “el toreo no es más de lo que es porque vive bajo la amenaza, el chantaje, la violencia y la coacción. Nos han secuestrado los recursos, la capacidad de crecer a costa de nuestros propios méritos, de nuestro propio trabajo, de nuestra  propia consideración social. El toreo está así porque hay una nueva organización terrorista consentida por las instituciones, por el sector, por los aficionados y por el público de toros, incapaces de hacer frente ante la justicia quien les está, una y otra vez, extorsionando, secuestrando, privándonos de los recursos por cuestiones de una única moral, una única visión, la antitaurina”

Mienten como bellacos, pues los antitaurinos jamás usan de la violencia, más para esa gente, acostumbrada no solo a la crueldad con los animales –generalmente no se conforman con torturar toros, son también cazadores, promotores de peleas de perros o de gallos-sino también con las mujeres porque son zafiamente machistas, y desde luego con quienes no piensan como ellos, dado que protagonizan constantes agresiones a quienes se manifiestan contra sus salvajes actividades, debe ser violencia recoger firmas para intentar que los políticos no sigan regalándoles el dinero de todos, o que las empresas turísticas no fomenten los tauricidios. 

Se duelen los defensores de esa actividad que desprestigia al país en el que se lleva a cabo de que las grandes compañías no hagan publicidad en sus medios, o que no apoyen sus actividades. Saben que no lo hacen porque la mayoría de la población rechaza su brutal actividad, y perderían clientes. En consecuencia se revuelven furiosos al ver que es el rechazo de los consumidores el que impide que las grandes compañías los tomen en cuenta, y rabiosos por la falta de ingresos claman desmesurados que los antitaurinos son ‘la nueva ETA’.
 
Tal desmesura solo puede entenderse conociendo quiénes conforman el mundillo de aquellos que hacen de la crueldad su actividad profesional. Bastaría echar un vistazo a la prensa de la víscera o la de sucesos para comprobar quiénes son: toreros machistas, gente involucrada en ocasiones en redes de trata de blancas, siempre zafios y medio analfabetos, borrachos capaces de matar personas al volante o de sacar una pistola en un incidente de tráfico, como hace muchos años hizo un periodista taurino de ABC, que asesinó a una persona por esa causa. Irrespetuosos y violentos agreden cada año en Tordesillas a todos aquellos que acuden a filmar u oponerse al aquelarre de sangre y crueldad que se celebra en esa localidad, golpean a manifestantes taurinos, y llegan al paroxismo de la imbecilidad comparando a una ONG internacional de ser igual que ETA. 

La asociación Libera y la Fundación Franz Weber ya han iniciado medidas legales contra ese medio de defensa de la tortura que tanto se duele de perder negocio por culpa de los defensores de los animales. Más perderían si en este país los gobernantes, de todos los colores desdichadamente, defensores de una mal llamada tradición y seña de identidad, no les mantuviesen con el dinero de todos. Habrían muerto ya de consunción sino fuese por el actual Gobierno, cuyo ministro de Incultura, José Ignacio Wert les regala más de quinientos millones de euros al año a la vez que niega subvenciones a la cultura, o presidentes de comunidades autonómicas como las de Castilla-La Mancha, Castilla y León, País valencià o Galicia no hurtasen dinero en derechos y prestaciones para subvencionar y mantener ese horror. 

Mas cada día crece más el número de antitaurinos, y tal como ya hacen las empresas, los políticos, siempre interesados en los votos, acabarán por aprender que dar dinero a la crueldad les puede costar un buen número de ellos. El PP ya se está dando de morros con la critica internacional que hace unos meses avisó que la pretensión de solicitar a la UNESCO la calificación de ‘bien de interés cultural’ a ese organismo sería considerada una provocación, o la determinación de países miembros de la UE, como Bélgica, que votó en su parlamento para que ni un solo euro del organismo supranacional acabe subvencionado la barbarie taur¡cida.

Será que también son como ETA…

¡SALVA ESTE BLOG Y AYUDA A SU AUTORA!
Si quienes gustáis de la lectura de este blog contribuís con una pequeña cantidad garantizaréis la pervivencia de un espacio de libertad informativa sin supeditaciones al poder
Colabora en la libertad de expresión e información que tanta falta hace en este país
Puedes ver cómo en el siguiente enlace:
Esta bloguera es miembro de la



Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo, como no podía ser menos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…