Ir al contenido principal

Omisión y manipulación mediática: ¿Qué pasaría si los medios contasen la verdad?



En la actualidad la expresión ‘cuarto poder’ para referirse a los medios de comunicación se usa poco, olvidada la frase acuñada por el político y escritor irlandés Edmund Burke en tiempos de la revolución francesa, cuando ni en Inglaterra, país pionero de la prensa escrita, tenía influencia y desde luego ni por asomo la que los medios de comunicación tomarían durante el pasado siglo.
 
A los tres poderes de los estados modernos: legislativo, ejecutivo y judicial, se sumaría el cuarto poder, el de los medios de comunicación que, durante el siglo pasado y más aún en el presente, tienen una ilimitada influencia en la opinión pública, sobre todo en esa masa desideologizada que conforma sus ideas sobre lo que acontece a su alrededor por lo que dice la prensa, y sobre todo, las televisiones. 

La formidable capacidad de periódicos, pero sobre todo de las televisiones, para influir en la sociedad hace mucho tiempo que hizo tomar conciencia a los políticos de que controlándolos controlaría la opinión de los ciudadanos garantizándose así el triunfo electoral. Las tesis del pensador marxista Antonio Gramsci, que sostenía que la penetración ideológica era uno de los elementos fundamentales para la dominación del bloque hegemónico de una sociedad sobre el resto de la población y que dicha dominación se realizaba en el ámbito de la sociedad civil y tenía como finalidad que los dominados identificaran sus intereses con los de sus dominadores, hace mucho tiempo que la derecha hizo suyas y las aplica sistemáticamente. 

Un claro ejemplo del poder de manipulación mediático está en el modo como hicieron calar en esa gran mayoría silenciosa que tanto aprecia el presidente Raxoi teorías tan disparatadas como la de la conspiración en los atentados del 11M, que aún defienden personas que durante años babearon con las falacias de la prensa cavernaria y aún en el presente repiten lo de que ‘no se sabe quiénes fueron los autores intelectuales’ para seguir defendiendo irrrazonables sospechas. 

Dueña del pensamiento de la mayoría de una sociedad adormecida, una prensa manipuladora al servicio del poder, dirige el pensamiento de millones de personas que no se paran a analizar cuanto les dicen a causa del omnímodo poder adquirido por los medios de comunicación, que manipulan el pensamiento de la sociedad tanto por lo que cuentan como por lo que ocultan. 

¿Cómo reaccionaría esa masa silenciosa y sin capacidad para analizar si una prensa honesta le contase la verdad de cuanto acontece desde las mismas cadenas televisivas que  muestran solo a los políticos del Gobierno y del partido que lo sostiene, ocultando las divergencias de la oposición, o que si las enseña lo hace descalificando a aquellos que critican al poder? 

Si las televisiones explicasen que lo que cuentan de la crisis los políticos de la derecha es una falacia, y que los únicos que la sufren son los trabajadores explotados mientras los poderosos cada día viven mejor, y lo hiciesen tan reiteradamente como viene repitiendo que los culpables de la crisis fueron los socialistas, cuando si de algo fueron responsables fue de su cobardía y sometimiento a los dictados del capital y la oligarquía, ¿reaccionaría lo mismo esa masa sin más pensamiento que el que le dictan las televisiones? 

Si cada día repitiesen los medios que la multitud de políticos corruptos que se han llevado millones de euros de dinero público son los responsables de los recortes de la sanidad o de la Educación, que esta última sería mucho mejor si este gobierno beato no la hubiese puesto en manos de la secta religiosa, desviando el dinero de todos a una religión; que si se capitalizasen los bancos y las eléctricas el pueblo pasaría menos penurias, y que el actual sistema capitalista es lesivo y mortal para todos los que no son potentados, y eso lo hiciese día a día, del mismo modo que repite las mendacidades de los políticos de la derecha, u omite informaciones que llevarían a la masa silenciosa a rebelarse, el panorama sería diametralmente opuesto al que hoy se vive. 

Si ese cuarto poder del que hablaba Burke se pusiera de parte de la verdad y dejase de ocultar la realidad, de mentir respecto a las causas y las soluciones de una situación en la que siempre pierden los mismos, si a esa mayoría silente e inane le contasen los medios la realidad de cuanto sucede con la misma insistencia que se la ocultan y manipulan la verdad, es posible que dejase de ser silenciosa y frívola, en cuyo caso reclamaría aquello que le permitiese salir de la actual situación de explotación y desamparo social. 

Mas el cuarto poder ya no es tal sino un apéndice del poder del capitalismo salvaje que todo lo compra y con todo se hace.  Por esa causa, para que los medios de comunicación cumplieran con el papel que quería otorgarle el pensador marxista Antonio Gramsci, sería necesario que no estuviesen en manos del dinero. 

En esa situación el papel de los medios en la actualidad no es sino el de manipular a espectadores y lectores. Cierto es que las redes sociales y la información a través de la red proporciona otro punto de vista y periodismo más veraz, pero el problema es que el acceso a Internet no es tan cómodo y fácil para una gran mayoría de personas como dar al interruptor de la televisión. 

Que el acceso a la red de redes es muy limitado en este país da una idea los problemas de muchos autónomos a la hora de hacer la declaración del IVA a través de programas informáticos impuestos por Hacienda. Cuentan con ello quienes manejan las televisiones, armas de manipulación masiva, que son las que llegan a todos los estratos sociales, y las que condicionan la opinión pública. 

Con semejante panorama tendrán que pasar una o dos generaciones para que el acceso a otro tipo de información diferente de la que ‘venden’ las televisiones lleguen masivamente a la sociedad.

¡SALVA ESTE BLOG Y AYUDA A SU AUTORA!
La autora de este blog necesita la ayuda y solidaridad de sus lectores no ya para seguir escribiendo sino para sobrevivir. Sé solidario con quien lucha por mantener la dignidad profesional y la libertad de expresión.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:
Esta bloguera es miembro de la

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…