Ir al contenido principal

Las recomendaciones de Olli Rehn a España: Una razón más para votar a la izquierda en las elecciones europeas.



Que es imprescindible sacar del poder a los actuales dirigentes de la UE es algo que se confirma cada vez que abren la boca los responsables económicos del Consejo, representantes del más abyecto capitalismo salvaje, sometidos a los deseos de la banca y su preocupación por el pago de una deuda injusta, pero sobre la que las entidades alemanas se ciernen cual buitres sin reparar en el dolor que causan a los ciudadanos de los países a los que succionan la sangre. 
 
El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, el finés Olli Rehn, considera que el Gobierno de Raxoi debe recortar aún más los salarios para ‘recuperar competitividad’, dado que "el nivel muy alto de deuda pública y privada, tanto doméstica como externa, continúa planteando riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera". Que es lo único que importa a los actuales dirigentes europeos, que no reparan en la situación de penuria económica en el que se encuentran millones de personas que, aún trabajando, están cayendo en niveles de pobreza y exclusión social insoportables. 

Quien tiene la desvergüenza de pedir ‘moderación salarial’ a los sufridos trabajadores españoles para solucionar los problemas de la deuda externa, que tanto inquieta a los buitres financieros alemanes, cobra al mes lo que muchos trabajadores de este país no ganan ya ni en un año: Rehn percibe un salario bruto de 22.963,55 al menos, porque a esa cantidad que hay que sumar otros 911,38 euros de dietas, según la tabla salarial de la CE que se publicó en 2010. Lo que hace sospechar que seguramente la cifra de tan astronómico sueldo ha crecido en los últimos cuatro años. 

El vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos de la UE, al hacer balance de la economía española consideró que España "está experimentado desequilibrios macroeconómicos que exigen una vigilancia específica y medidas políticas contundentes" y avisó en particular de los "riesgos" que suponen la elevada deuda pública y privada y el alto nivel de paro para el crecimiento y a la estabilidad financiera. Por ello, Bruselas volvió a pedir al Gobierno de Raxoi, "reformas adicionales" en el mercado laboral y más esfuerzos presupuestarios para recortar el nivel de deuda.

Es evidente que mientras los dirigentes de la UE respondan a las exigencias de los bancos y los especuladores, los europeos en general y muy especialmente los españoles, italianos, griegos y franceses, estaremos sometidos a una verdadera tortura económica para satisfacer las exigencias de quienes se hacen de oro inflando una deuda ilegítima que, de haber unos responsables con sentido común y alma en las instituciones europeas, obligarían a que se condonase.

La servidumbre de personajes como Olli Rehn, a los intereses de la banca internacional debería hacer reflexionar a los ciudadanos de toda Europa sobre la necesidad de librarse de gobernantes cuyos únicos intereses están en los beneficios financieros en lugar de los intereses de los ciudadanos europeos.

Las elecciones europeas serán una oportunidad para cambiar el modelo económico de la UE, porque de seguir la deriva que llevan en la actualidad los dirigentes conservadores, el sueño de una Europa unida está abocado al fracaso y la fragmentación. 

Al paso que llevan los dirigentes conservadores, representantes del más reaccionario capitalismo salvaje dejarán a Europa convertida en un erial. Por esa razón resulta imprescindible un cambio de dirigentes en las próximas elecciones que emprendan el camino a un verdadero cambio de sistema económico, aunque este no pueda producirse de inmediato.  

Aun conscientes de que los cambios de sistema, que impacientan a aquellos que los ansían, no se producen en semanas o meses, es imprescindible emprender el camino de esos cambios en las próximas elecciones europeas, votando a partidos de izquierdas que pongan coto a todos los abusos del capitalismo que se están registrando en el continente desde que se inició la crisis en 2008. 

Es innegable que el tempo de la historia no es el mismo que el de las personas, leemos sobre cómo la burguesía venció a los regímenes feudales en unas cuantas páginas de cualquier libro, pero el proceso duró años, generaciones. Lo que no evita que a los que padecemos la actual situación económica de desequilibrios sociales e injusticias y deseamos otros modelos económicos nos desespere su lentitud. Hasta la Revolución Francesa, que parece que se desarrolló en pocos años, tuvo tras de si largos años de gestación. El  capitalismo morirá en unos años o en un siglo porque es un sistema inviable y agotado. Mas para que se produzca esa muerte por consunción deberíamos ir poniendo entre todos las bases para que se dé ese fallecimiento paulatino de un sistema insoportable y depredador.

Y la mejor manera de hacerlo es votando en las elecciones europeas a partidos que estén comprometidos con las necesidades de los ciudadanos y no con las de los codiciosos financieros. 
Porque, o construimos la Europa de los pueblos, o la Europa de los mercaderes estallará en mil pedazos.


¡SALVA ESTE BLOG!
Este blog está condenado a la desaparición si no ayudas a mantenerlo. Su autora que depende de una paga de 426 euros ha de pagar vivienda, luz, agua y comida con esa exigua cantidad. Solo en vivienda y luz abona 400 euros. Por lo que es imposible sobrevivir. Si te gusta lo que en él se lee ayuda a su autora con una aportación económica.
Puedes ver cómo hacer una donación en el siguiente enlace:
Esta bloguera es miembro de la



Comentarios

  1. Querida Luisa, tienes toda la razón, sin duda, pero el otro día estaba pensando (hay que ver que cosas más raras hago) que en los últimos tiempos los llamados partidos de izquierda, cuando llegan al poder se convierten en algo que no los conoce ni la madre que los parió. No tengo más remedio que referirme a los años que estuvo gobernando Felipe González y el resultado de esos años ahora que se ven con menos pasión, me producen vergüenza ajena. Ya se que fueron momentos muy especiales, pero siempre en la historia de los pueblos, las cosas no se producen de la noche a la mañana, es verdad, pero Felipe tuvo tiempo para hacer muchas cosas y acabó pasando por el aro de los mercados. De verdad que ahora quiero ilusionarme con las próximas elecciones europeas y tu lo sabes, pero es que pienso que no hay líder que pueda arrastrar a la gran mayoría de de votantes hacia un cambio de signo verdadero de gobernanza, de verdad, no lo veo. Sigo observando la fragmentación de la izquierda y eso es el mejor aliado para que gobierne hasta la extrema derecha.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Javier, Felipe González fue un fiasco -tanto como para haberme creido lo del reportaje de Évole sobre el 23F-como lo fue Zapatero, pero es que yo no pienso en esa izquierda edulcorada del PSOE, que desgraciadamente se ha convertido por mor de los teoricos de una socialdemocracia neoliberal en lo económico en una especie de centro acobardado, pienso en otras opciónes, en gente como la de Podemos, por ejemplo... Porque si la izquierda europea va a estar representada por el PSOE, apaga y vámonos, seguiríamos en las mismas. Y lo digo con pena, porque quisiera que el PSOE fuera de verdad socialista y obrero. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares de este blog

Susana Díaz: El enemigo en casa

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…