Ir al contenido principal

Miles de personas exigen la dimisión del Ministro del Interior mientras la UE pide explicaciones por la tragedia de Ceuta

Los trágicos sucesos de Ceuta, en los que murieron, hasta el presente y que se sepa, catorce personas que intentaban entrar en nuestro país por la frontera ceutí de El Tarajal llevaron a pedir la dimisión del Ministro del Interior, Jorge Fernández, desde diversos ámbitos tanto políticos como ciudadanos. A través de una iniciativa en la página de Change.org, (https://www.change.org/es/peticiones/jorge-fernández-díaz-exigimos-su-inmediata-dimisión-por-la-tragedia-de-ceuta-y-la-manipulación-llevada-a-cabo-por-las-fuerzas-del-estado-para-tapar-su-intervención?utm_source=action_alert&utm_medium=email&utm_campaign=48674&alert_id=bAb ) se recogieron en pocas horas cerca de ochenta mil firmas de ciudadanos anónimos escandalizados por la brutalidad que se empleó contra los inmigrantes que intentaban alcanzar el suelo de nuestro país.

Quienes además de su firma dejaban la razón por la que exigen la dimisión del responsable de Interior hacían hincapié en la brutalidad e ilegalidad de las medidas tomadas contra los inmigrantes, señalando, entre otros asuntos, la falta de coherencia de un Ministro que se proclama devoto de la secta católica pero que no aplica a sus decisiones la caridad cristiana, que defiende con pasión la vida de las células fecundadas pero que no siente el menor respeto por la vida de los ya nacidos, sobre todo si estos son negros y pobres.

Y es que el señor (?) Fernández Díaz, que proclama sus creencias religiosas contraviniendo incluso el principio constitucional de la aconfesionalidad del Estado, alardea de su condición de devoto militante del Opus Dei. Es una de las características del que puede considerarse peor y más retrógrado Ministro del Interior de toda la etapa pseudodemocrática debido a su talante retrógrado de tardofranquista fascistoide.

No puede extrañar, dado que Jorge Fernández Díaz, como la mayoría de cargos del PP proviene de las filas de la Alianza Popular de Fraga a la que llegó tras un breve paso por UCD y CDS. Hijo de un militar franquista, miembro supernumerario del Opus, ha hecho en ocasiones declaraciones tan chuscas como la de su convencimiento de que la santa de Ávila vela por el país o que en su momento equiparó el Valle de los Caídos con el cementerio de Arlington (EUA) de la guerra civil norteamericana o con el cementerio de la playa de Normandía.  

En ese estilo de disparates pueden encuadrarse las declaraciones que hizo en el Congreso para justificar la injustificable actuación de la Guardia Civil en Ceuta, que disparó pelotas de goma y botes de humo contra los inmigrantes que intentaban alcanzar tierra ceutí a nado, aportó un sorprendente concepto internacional sobre fronteras, al considerar que la de El Tarajal puede ser considerada elástica, flexible o retráctil. Todo para justificar la devolución ilegal de inmigrantes a Marruecos, que incumple la legislación española e internacional sobre inmigración, pero sobre todo los Derechos Humanos.

Desde la oposición acusaron al Ministro Fernández no solo de ese incumplimiento, sino del de deber de socorro. Mas los problemas no han hecho sino empezar, para el Ministro del Interior en particular y para el Gobierno de Raxoi en general, porque la muerte de las catorce personas que perecieron en aguas ceutíes no pasa desapercibida en la UE, cuya comisaria de Interior, Cecilia Malmström, se manifestó hoy mismo "muy preocupada" por el uso de balas de goma por parte de la Guardia Civil”.

Y es que si para la UE ya resultaba poco digerible la existencia de un cuerpo militarizado en un país miembro - al que multa todos los años por no disolverlo, y en cuya memoria colectiva está aún grabada la imagen de los tricornios que simbolizan la muerte del poeta Federico García Lorca-, la actuación de la GC en Ceuta ha hecho que se vuelva a poner en el punto de mira de los países democráticos, sobre todo por la actitud del Ministro que ha afirmado categóricamente, y en contra de cuanta prueba y testimonio se ha recogido sobre la tragedia, que los disparos de balas de goma no tuvieron relación con las catorce muertes, mostrando su apoyo a quienes podría haber presentado como ejecutores de un acto puntual y reprobable, por el que se pedirán responsabilidades.

Mas no puede hacer eso el señor (?) Fernández porque la brutalidad de las fuerzas de seguridad, igual da que sean inmigrantes o manifestantes, se produce a causa de las órdenes que dimanan de su ministerio. En la UE deben ser conscientes de ello y por esa causa la Comisaria de Interior, que hace tiempo que tiene en el punto de mira la política de anti inmigración del Ejecutivo del PP a causa de las concertinas y otras brutalidades, advirtió que "la Comisión se reserva el derecho de dar los pasos adecuados cuando haya pruebas de que un Estado miembro ha vulnerado la legislación de la UE".

Desde la UE se ha exigido una investigación sobre el trágico suceso, mientras que las autoridades del PP se niegan a ello y el Fiscal General del Estado se sacude las pulgas de la apertura de una investigación alegando que ya hay una causa abierta en Ceuta. Cuando la que debería abrirse tendría que estar en la Audiencia Nacional o en el Tribunal Supremo, dado que los últimos responsables de la muerte de catorce seres humanos son los miembros de un Ejecutivo que, desde que llegó al poder, viene manteniendo una actitud xenófoba y sádica contra los inmigrantes, negándoles, incluso, el derecho a la sanidad. Asunto que también denunció la UE,que ordenó atenderlos aunque, de momento, la señora Mato ha hecho caso omiso de esas directrices.

Si es verdad que la Comisión se reserva el derecho a dar los pasos adecuados cuando hay pruebas de que un Estado miembro vulnera la legislación de la UE, debería tomar medidas urgentes porque este Gobierno no las incumple solo a la hora de maltratar a los inmigrantes, lo hace con todo ser nacido en este país, en el África Subsahariana, al otro lado del Atlántico o en el Polo Norte, con cualquiera que no reporte beneficios económicos a sus allegados o a sus amigos de la oligarquía.

Para ser respetado por este Gobierno hay que ser célula fecundada. Los ya nacidos no le merecen el menor respeto a un Gobierno de menjaciris hipócritas, crueles y codiciosos.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años. 

Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden ayudar a salir de la penuria. ¡Anímate y se solidario! En el enlace que aparece abajo puedes ver cómo hacer una donación:
Esta bloguera es miembro de la

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…