Ir al contenido principal

Clausura de la Convención del PP, ¿ha perdido Rajoy la olla?

Todos los psiquiatras y psicólogos saben que un exceso de problemas puede llevar a una persona no solo a episodios de estrés o depresiones, sino incluso a la pérdida de la razón; lo que de manera coloquial se define como írsele al alguien la olla. Es lo que parece haberle sucedido al Presidente del Gobierno, Mariano Raxoi Brei –grafía correcta en su lengua materna-, cuyo discurso de clausura de la Convención del PP no pareció en absoluto el de un hombre de Estado, ni siquiera el de un político mediocre, sino más bien uno de esos predicadores tremendistas de los programas televisivos que tanto éxito tienen en EEUU y empiezan a ganar adeptos en este país.

Acosado por la fractura de su partido que, por mucho que nieguen él y su secretaria general, es una realidad incontrovertible, por el descenso en intención de voto de un electorado que se le escapa a golpe de decisiones tomadas siempre en beneficio de la banca y la oligarquía, por las protestas ciudadanas que cada día toman más cuerpo, por la rebelión de algunos de sus varones por su regresiva ley de aborto y seguramente por un déficit que se le escapa hacia arriba por mucho que presuma de sus éxitos económicos, la única idea que tuvo fue la de cargar contra el líder de la oposición cual visionario, con frases tremendistas y absurdas como "Si eres parte responsable de ese calvario, o te callas o reconoces el mérito de la gente” que más recuerdan las frases de los predicadores que amenazan con el fin del mundo y el infierno.

Obsesionado por presentar una economía que no es sino pura ficción para la ciudadanía, porque sus pronósticos de mejora solo lo son para los especuladores, los evasores de impuestos o los bancos, angustiado por las pruebas judiciales de una financiación ilegal que sin duda él conoce mejor que nadie y de la que no sabe cómo escapar, ahora que obran el poder del juez Ruz pruebas fehacientes de la misma, Mariano Raxoi recurrió a la herencia recibida y a exigir silencio al líder de la oposición en el mas puro estilo franquista. ¿O nadie recuerda ya como el dictador atribuía los ‘males de la patria’ a la II República y exigía el silencio de quienes le criticaban acusándolos de ‘malos españoles'? El discurso de hoy de Raxoi tenía el mismo estilo, carente de sentido democrático y hasta común.

Y es que ni el Presidente Raxoi, ni nadie de su Gabinete, pueden explicar sus muchos desafueros, su arbitrariedad social en asuntos como el del aborto, al mostrarse muy preocupados por el destino de una célula fecundada o un embrión, al tiempo que cierra los ojos al problema de que en el país que gobiernan un 33.8% de la población infantil viva por debajo del nivel de la pobreza y en riesgo de exclusión social: 2.826.549 niños que no cuentan con la protección que el Ejecutivo se obsesiona por proporcionar a los ‘nasciturus’, ya sean estos fetos viables o simplemente un cigoto.

Al Gobierno de Raxoi, a su Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, le importan una figa los problemas de esos casi tres millones de niños que no cuentan más que un par de zapatos, que se visten de ropa usada, o jamás pueden celebrar su cumpleaños o irse de vacaciones como denunciaba hace muy pocos días la asociación de protección de la infancia Shave The Childrens que denuncia que el 84% de las familias los niños se encuentran en una situación de privación infantil.

Sin duda el Gobierno conoce esos datos y palmario es que no hace nada por solucionarlos, como nada hace para establecer la reclamada ‘renta social’, imprescindible en un país con seis millones de parados. Mas al Ejecutivo del PP tan solo le interesa servir a sus amos de la oligarquía, pese a saber que esa situación de precariedad de la población acabará pasándole factura, por mucho que anuncie una bajada de impuestos que no supondrán desahogo alguno en el elevado número de ciudadanos acosados por la crisis que, debido a su situación de penuria, no hacen la declaración de la renta  y por el contrario sufrirán en sus carnes la subida del IVA que planea este Gobierno, que creará con esa decisión aún más descontento entre quienes sufren paro y exclusión social.

Debatiéndose en la angustia por el resquebrajamiento de su partido, por la amenaza del descontento social, por las decisiones judiciales que más pronto que tarde pondrán en evidencia la financiación ilegal de su partido a Mariano Raxoi no se le ha ocurrido mejor cosa que provocar al líder de la oposición haciéndole responsable de los problemas económicos –cuando la mayoría de ellos se agravaron tras su llegada al poder- y exigiendo, como un dictadorzuelo bananero, que se calle para que no le incordie.

Sin duda, al señor Presidente del Gobierno se le ha ido la olla.  

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.

En caso contrario este blog desaparecerá de la red al no poder costear el pago de Internet, porque con 426 euros de ingresos y 400 euros fijos en vivienda y luz será imposible mantener la conexión.

En el enlace que aparece en abajo podéis ver cómo ayudarme:

Esta bloguera es miembro de la 

Comentarios

  1. Totalmente está en una onda que no sabe cual es...

    ResponderEliminar
  2. No es que no lo sepa, es que su ideología fascista no le deja hacer otra cosa de lo que hace: darles privilegios a los ricos y reprimir al pueblo como ayer en Alcorcón y hoy en Valladolid... y así hasta que consigamos echar a este orate

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…