Ir al contenido principal

Los datos del paro que vende el Gobierno del PP: Falacias sobre mentiras.

En la única rueda prensa que el Presidente Raxoi dio en todo 2013 se mostró exultante sobre las cifras del paro, asegurando que es un problema que se irá solucionando a lo largo de 2014. Lo mismo hizo su ministro de Economía, Luis de Guindos, que en la primera concedida en 2014 se mostró muy seguro de que “en el año 2014, las proyecciones que tenemos en el ministerio de Economía es que va a haber creación neta de empleo, incluso superior de la que habíamos proyectado cuando elaboramos los Presupuestos". La realidad de los datos hacen pensar en un futuro menos halagüeño del que el PP dibuja, ante todo, porque teniendo en cuenta los indicios existentes, el empleo que se cree será muy precario.

Las cifras que Mariano Raxoi Brei dio sobre el paro, que auguró serían en diciembre excelentes no lo son tanto, si se atiende a datos que, después de mirarlos por encima y sin el entusiasmo del propagandista, pintan una realidad bastante obscura.

El Presidente del Gobierno, que debía conocer ya las cifras del paro del mes de diciembre –que desde el PP no pudieron resistirse a filtrar a la prensa un día antes de que se hicieran oficiales- considera que las 107.750 personas que encontraron trabajo el último mes del año son un logro maravilloso de su política de empleo, sin siquiera reflexionar que es temporal, dado que han confluido dos campañas simultáneas: la de la recogida de la aceituna y la de la Navidad.

Habrá pues que esperar al final de enero para saber si esos nuevos empleados son producto del ‘milagro económico que asombrará al mundo’ como dijo Montoro en un ataque de entusiasmo, o si no fue más que un espejismo o una de esas falacias a las que tan acostumbrados nos tiene el actual Gobierno.

En cualquier caso, congratularse de que se diesen de baja en las oficinas del paro 107.750 personas no es para lanzar las campañas al vuelo, si se tiene en cuenta que existen 4.701.338 parados. Un dato significativo es que fueron las  mujeres las que concentraron el 86% de la bajada del desempleo en el último mes del año, con 50.773 paradas menos. Esa circunstancia puede tener una explicación, las mujeres suelen aceptar con más facilidad contratos a tiempo parcial para poder conciliar el trabajo con el cuidado de los hijos que en este país de machistas no suelen asumir los hombres.

Igualmente existen indicadores que demuestran que el entusiasmo del Gobierno no tiene fundamento, dado que el empleo que se está creando responde a contratos precarios, por días, o incluso por horas y pésimamente retribuidos. Porque si desde el Ministerio de Empleo dan cifras que el Gobierno considera positivas, resultan tremendamente negativas para la clase trabajadora, y es que en tanto los trabajos a tiempo completo y de duración indefinida se mantienen en niveles parecidos a los del pasado año, en el 7%, son los de Formación y Aprendizaje los que aumentaron en un 75%. 

El contrato de Formación y Aprendizaje permite a los empresarios dar trabajo a personas de hasta 30 años, por cantidades menores al salario mínimo interprofesional –que el Gobierno mantiene congelado por tercer año consecutivo en 645 euros- y aunque el trabajador pueda optar a hasta un 25% de tiempo para formarse, ya se sabe cómo actúan los empresarios españoles; se agarran a cualquier trampa para explotar a los trabajadores.

Otra modalidad de empleo precario que a los empresarios gusta mucho, puesto que les abre la puerta a cualquier abuso, y que una juez declaró recientemente como ilegales son los contratos de prueba. Esa modalidad contempla que en el periodo de un año el empresario puede despedir al contratado sin indemnización alguna. En la sentencia, del juzgado de lo Social nº 2 de Barcelona se reprocha al Gobierno que bajo el paraguas de la crisis creara una reforma que "desprotege a los trabajadores de sus derechos". Se entiende, por sentencias como esta, que los empresarios y el Gobierno quieran hacer desaparecer los Juzgados de lo Social.

Como ese modelo de contratación señala que transcurrido el año de prueba el empleador ha de contratar indefinidamente al trabajador, los empresarios están recurriendo a la argucia de despedir pocos días antes de que finalice el contrato de prueba, en ocasiones sin pagar incluso el último mes trabajado.

Al  entusiasmo de Gobierno y miembros de la CEOE, que consideran que se ve una salida de la crisis, para ellos, la realidad laboral del país es muy diferente si se tiene en cuenta que, además de que la mayoría de contratos que se firmaron a lo largo del año fueron contratos precarios, las afiliaciones a la Seguridad Social dibujan un panorama muy distante del optimismo del PP y sus afines.

Así el año 2013 acabó con 16.357.640 de cotizantes, 85.000 menos que en diciembre de 2012, según datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esos 85.000 cotizantes menos son de personas que fueron despedidas, lo que confirma que se sigue destruyendo empleo, y que, ese millón y pico de cotizantes son los que realmente están contratados, como tanto le gusta decir al Presidente del Gobierno ‘como Dios manda’.

Al hacer la media de de todo 2013, la caída de cotizantes fue de 553.695 respecto a 2012, un 3,29% menos. Esos datos ponen de manifiesto una situación que denuncian sindicatos y sociólogos: muchos trabajadores dejan de estar apuntados al paro una vez que no cuentan con posibilidad de prestaciones por puro aburrimiento, circunstancia que un falaz Ejecutivo aprovecha para hablar de bajada del paro.

Los datos ficticios que aporta un Gobierno que nos tiene ya muy acostumbrados a todo tipo de mendacidades contrasta con los informes de ONG’s ocupadas en ayudar a las personas que han caído por debajo del umbral de la pobreza, así,  un informe de la Cáritas afirma que más del 6% de la población española (47 millones de habitantes), vivió con 307 € al mes o menos, en 2012, el doble del porcentaje de 2008, antes de que España fuese golpeada por una crisis que muchos consideran no fue sino la estafa de los poderosos para, como manifestó el multimillonario Buffet, que los millonarios ganasen la lucha de clases. Crisis o estafa, la realidad es que ha dejado a cerca del 27% de la población sin empleo, mientras que otro informe, pone de relieve que el abismo entre ricos y pobres es cada vez mayor en nuestro país.

Porque en ningún otro país de Europa como en España la divergencia entre el bienestar y la pobreza es tan acusada y también tan obscena. El número de millonarios aumentó en 2012 en un 13 por ciento, situándose en 402.000 personas que en 2013 son 524.000 millones más ricos al comenzar 2014.  Las estadísticas muestran que el 20% de la sociedad española es ahora siete veces más rico que el 20% de los más desfavorecidos.

Esa diferencia abismal entre las rentas del capital y del trabajo se explica en base al gran crecimiento de las rentas derivadas de las actividades financieras a costa de las derivadas en la inversión de actividades de la economía productiva. Muchos empresarios dejan de invertir en las empresas que dan trabajo para hacerlo en el ámbito de la especulación financiera, que les produce más réditos que mantener abiertas sus empresas.

Por  otra parte, el grueso de los salarios considerados ‘normales’, aquellos que antes percibían salarios medios o bajos han experimentado un abrumador descenso, de manera que aquellos que antes de la crisis eran considerados ‘mileuristas’ de modo peyorativo, ahora son privilegiados porque la mayoría de salarios situados en la franja de los ‘bajos’ no superan los setecientos euros, en tanto los directivos y altos cargos de empresas, especialmente financieras, reciben salarios obscenamente altos.

Ese es el panorama real de la situación laboral de la que un Gobierno falaz se congratula: Se sigue destruyendo empleo, los que se crean son precarios y mal pagados, la afiliación a la Seguridad Social desciende, la brecha social aumenta, como aumenta la pobreza de la clase trabajadora mientras los banqueros y grandes empresarios se forran y pagan escasos impuestos.

Se diría que este Gobierno intenta provocar una revuelta social para dictar el Estado de Emergencia e imponer una dictadura. Porque si no es ese su propósito habrá que pensar que son unos locos suicidas.


Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.
Mi casera va a desahuciarme y necesito ayuda para poder pagar una nueva fianza y no convertirme en una sintecho. Es una situación dramática, por favor, ayudarme.
Muchas pequeñas cantidades de muchos lectores me pueden sacar del aprieto. En el enlace que aparece en abajo podéis ver cómo ayudarme:
Esta bloguera es miembro de la

Comentarios

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…