Ir al contenido principal

La futura ley de Montes del PP: A favor de cazadores corruptos y psicópatas.

Con un intervalo de días aparecieron en la prensa dos noticias que retratan perfectamente la idiosincrasia de los integrantes de este Gobierno que sufrimos que parece estar convencido de que este país es su cortijo. No puede extrañar que quieran disponer de todos los territorios, si hasta de los ovarios de las mujeres se quieren hacer dueños, o de los espacios urbanos multando a quienes se manifiesten o reúnan. Y ahora también, con el carácter propio de los señoritos de los cortijos, quieren perpetrar una ley, la de Montes, en connivencia con los cazadores, entre los que hay muchos de integrantes del PP, para adueñarse de los montes públicos.

El diario El País publicaba en la portada del sábado y en el faldón de la derecha, una noticia con el titular ‘Prohibido el paso, aquí se caza’, para explicar que el Gobierno está estudiando, a petición de los cazadores, dar prioridad a las actividades cinegéticas en los montes públicos frente a otras formas de ocio como el senderismo o la búsqueda de setas.

Refería la noticia que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está tratando con las principales organizaciones que representan a los cazadores introducir en la futura Ley de Montes ‘la prohibición de acceso al bosque en las zonas y los días en los que se organicen monterías o batidas’, porque los cazadores aseguran que su objetivo es garantizar la seguridad de todos los usuarios del monte y evitar accidentes. El argumento del Ministerio y de los cazadores, como en tantas otras cuestiones que afirma el Ejecutivo, es una falacia. Lo que quiere este Gobierno de señoritos y los animalicidas, que suelen ser los mismos en muchas ocasiones, es hacerse dueño de los montes, como de tantos otros bienes otrora públicos.

A la par, hace muy pocos días, se conocía, a través de una filtración del sumario del caso Gürtel que según la documentación que obra en poder del juez Pablo Ruz, la empresa de Correa, Special Events, organizó el evento para la marca de vehículos Range Rover entre el 14 y el 16 de febrero de 2002 en el coto de caza 'El Gargantón' de Ciudad Real. El ‘evento’ fue la masacre ilimitada de jabalíes, ciervas, y un venado macho por corrupto.

En la brutal inmolación de animales participaron, entre otros, además de los principales integrantes de la trama: Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo, personajes ligados al PP como Miguel Blesa, Alejandro Agag, Luis Bárcenas, Eduardo Zaplana, Alberto Cortina, , el periodista (?) Tico Medina, o empresarios como Plácido Arango, Alberto Falcó, Juan Abelló, Alberto Cortina o Alfonso Vilallonga.

Al conocerse los detalles de la cacería surgieron numerosas críticas, entre las que cabe destacar la hecha por el partido animalista PACMA que señalaba que ‘esta noticia vuelve a recalcar la conexión entre caza y corrupción, entre crueldad hacia los animales y hacia las personas, entre delincuentes y cazadores’. Está visto que el PP, hundido de hoz y coz en la corrupción y el desprecio por los ciudadanos, no hace ascos tampoco al desprecio por la naturaleza y los animales.

España es su cortijo, y dispone por igual de los ovarios de las mujeres como de la vida de los córvidos y otros animales. Su obsesión por la vida de los cigotos no se extiende hacia la vida de otras especies. Católicos como son la mayoría de ellos, deben pensar que los animales están en la tierra, como sostiene la literatura semítica arcaica, para que el hombre disponga de sus vidas a su antojo.

La nefasta presidenta de la Comunidad donde se llevó a cabo la barbarie animalicida por tan destacados corruptos, Dolores de Cospedal, dio indicios de su insensibilidad hacia los animales al permitir, en connivencia con psicópatas de carné, la caza medieval a lanzazos y ahora pretende que Ciudad Real sea sede de una conferencia anual sobre turismo cinegético, con el argumento de que la región cuenta con más de siete millones de hectáreas, 1.500 fincas y 150.000 licencias de caza. Esa siniestra actividad representa un negocio de 600 millones de euros al año, que a juicio de la lideresa manchega sirven para “dar trabajo a 6.500 personas”, aunque en realidad la mayoría de esos trabajadores no tienen como principal tarea laboral la caza, y solo se dedican a ella los fines de semana, remunerados de forma opaca por terratenientes que ocultan sus haberes al fisco.

Dolores Cospedal se viene decantando desde que llegó al poder, por un mínimo porcentaje de votos, por la crueldad contra los animales: al tiempo que cerraba centros de conservación de fauna subía las subvenciones a los tauricidas, y apuesta claramente por los cazadores antes que por la conservación de la naturaleza. Así, el pasado mes de diciembre anunció que su Gobierno está trabajando en una nueva ley de caza que sin duda perjudicará a la fauna autóctona castellano-manchega y primará los intereses privados latifundistas, según denuncian los ecologistas.

Las decisiones de los políticos del PP y sus relaciones con la trama Gürtel demuestran que está inmerso en la corrupción más abyecta, y ahora, al revelarse que además, mantiene una connivencia absoluta con los animalicidas, se puede decir que además de corruptos son unos psicópatas por lo que cualesquiera de las decisiones que toma contrarias al bienestar de las personas podrían explicarse en su crueldad innata puesta de manifiesto en su inclinaciones sádicas contra los animales.

Y es que hay numerosos estudios psicológicos que demuestran que aquellos que son crueles con los animales sufren disfunciones mentales importantes. Son numerosos los estudios psicológicos y psiquiátricos que identifican los actos de crueldad con los animales, como indicadores de problemas psicológicos. La carencia de empatía con los que sufren, los problemas de personalidad, el complejo de inferioridad que se manifiesta torturando a quienes son más débiles, definen el carácter de los cazadores que, en ocasiones, también intentan librarse de las frustraciones que les causan disfunciones sexuales –como también señalan estudios psicológicos- matando animales.

Participando en esas cacerías, a las que son también aficionados algunos impresentables del PSOE, que no debieron leer al fundador de su partido, Pablo Iglesias, que proclamaba que un socialista de verdad no podía tolerar la crueldad con los animales, esos políticos que mezclan el sadismo con la corrupción merecen mucho menos respeto que las víctimas de sus cacerías.

Habría que celebrar batidas incruentas para llevarlos a algún tipo de reserva o coto, el lugar más idóneo podría ser Herrera de La Mancha, o cualquier instalación similar.

Si te gusta este blog y lo que en él se cuenta puedes contribuir con una pequeña aportación económica para ayudar a su autora, en paro desde hace más de tres años.

Mi casera ha decidido desahuciarme y necesito ayuda para poder pagar una nueva fianza y no convertirme en una sintecho

Con tan solo diez euros que donasen cien personas solucionaría el problema.

 En el enlace que aparece en abajo podéis ver cómo ayudarme:


Esta bloguera es miembro de la 

Comentarios

  1. No me extraña que estés en paro, hablando e insultado de la manera que lo haces, desde luego periodista no eres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin embargo, deduzco que tú eres cazador o pepero, o ambos inclusive. Se nota por tu respeto a la libertad de expresión jajajaja

      Eliminar
    2. Un insulto es hacer negocio de monte público y destruir la diversidad de un país poniendo vallados y cebando unas especies y exterminando otras a voluntad. Lo dije un manchego que conoce bien el problema

      Eliminar
    3. Pienso lo mismo que tú Anonymous, seguramente ese que se siente insultado por mi articulo es de los que llevan a cabo esas prácticas que mencionas, y, como persona poco culta que parece, solo saber responder a base de coces. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
    4. Hola, acabo de leer el texto y no veo insulto por ninguna parte. Es más, lo veo brillante. Insulto es la corruppción que permite recalificar zonas quemadas. Ufff... corrupción brutal en nuestra puta cara.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

26J: ¿Pucherazo o estupidez del pueblo?

Susana Díaz: El enemigo en casa

Crónica en negro del País Valencià: ¿Carlos Fabra implicado en asuntos mucho peores que la corrupción?

Quienes gustan de la historia, saben que muchos acontecimientos nunca explicados por los coetáneos de hechos ominosos, acaban apareciendo claros como el cristal con el transcurrir de años, o de los siglos. Acontecimientos políticos, guerras sin sentido que respondían a intereses económicos ocultos o, incluso, a pasiones de índole sexual, se desvelaron con el paso del tiempo aunque, para quienes fueron testigos directos hubieran constituido secretos insondables.
Una publicación catalana, El Triangle, sacaba a la luz en días en pasados un artículo sobre el crimen de las niñas de Alcàsser en el que, según recoge un amplio reportaje en su edición de papel, la confesión de un arrepentido podría implicar al todopoderoso y corrupto Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón durante largos años, en una red de pornografía infantil que llevaba a cabo, igualmente, un amplio abanico de actividades ilícitas: importación y venta de cocaína procedente de Panamá, tráfico de armas, trapic…